Por decano.com
23 Set 2014
Offside

Muchas veces vemos que se presenta la ley del offside como si se tratara de un tratado de física cuántica o un conjuro protegido por extraños maleficios.

El pasado lunes, el juez de línea Sr. Igor Moreira, en declaraciones al programa “100% Deporte” reconocía su error en la anulación del gol conseguido por Iván Alonso ante Atenas a poco de comenzar el partido. Según Moreira, lo que le indujo a error fue la certeza de quien introdujo el balón en el arco de Martín Barlocco. El línea creyó ver que Henry Giménez empujaba la pelota al fondo de la red.

A partir de allí se sucedieron en las redes sociales una serie de comentarios de gente que ¡cuestionaba a Moreira! Si bien podemos no estar de acuerdo con las sanciones -o no sanciones- de los árbitros locales, debemos coincidir que estudiaron para ello y, aunque eventualmente se equivoquen en la cancha, por desconocimiento u olvido de una regla, quiero creer que serán lo suficientemente inteligentes como para repasar la acción -con el reglamento al lado- antes de emitir cualquier descargo.

En el correr del pasado lunes, caí en la cuenta que estaba debatiendo vía twitter con un Sr. llamado Daniel Cataldo, a quien no conozco, y quien seguramente nunca se vio animado a discutir conmigo por mala voluntad y que, sin duda, debe estar convencido de que sus argumentos son ciertos. Por lo que pude intuir, el Sr. Cataldo basaba sus explicaciones en conceptos esgrimidos por alguien de su confianza ¿Por qué digo esto? Porque este señor nunca citó ni hizo referencia al reglamento de FIFA, tal como está escrito. Me quedé con la impresión de que habló sobre suposiciones, algo que todos -me incluyo- hacemos frecuentemente.

No soy árbitro ni un gran conocedor del reglamento, mucho menos me he mantenido al día con las modificaciones -recuerdo claramente un librillo que tenía mi padre mientras hacía el curso de entrenador, a comienzos de los sesenta, que seguramente ha de haber sufrido bastantes variaciones- por lo que me dirigí a la página web de la FIFA para corroborar si estaba en lo cierto. Efectivamente, la "Regla 11" que trata sobre "El fuera de juego" nunca menciona algo como "offside pasivo" ni penaliza a un jugador que -estando fuera de juego- no toque el balón. 

Es más, es clara al decir que "un jugador no está cometiendo una infracción simplemente por estar en posición fuera de juego", o más claro aún: "No hay infracción de fuera de juego cuando un atacante que está en posición de fuera de juego (Henry Giménez en este caso) corre hacia el balón, y un compañero que no está en una posición de fuera de juego (para el caso, Iván Alonso) corre también hacia el balón y lo juega. No se puede sancionar al jugador "A" (Giménez) porque no tocó el balón". En lo que refiere a distracciones al adversario, el reglamento expresa que "interferir a un adversario significa: Impedir que un contrario juegue o pueda jugar el balón. Por ejemplo, obstruyendo el campo visual o los movimientos del guardameta. Encontrarse en la trayectoria de un tiro, hacer un gesto o movimiento que distraiga al adversario". 

Nada de esto sucedió en la jugada del gol anulado a Alonso ya que la misma se dio por el sector izquierdo del ataque y hacia allí estaban volcados los defensas de Atenas, mientras que Giménez llega sobre el arco del rival corriendo desde derecha al centro. No arrastra ninguna marca ni impide la visual de ningún adversario.

En fin, que lo mejor siempre, es ir a las fuentes. Les dejamos los puntos que conforman la "Regla 11. El fuera de juego". Juzguen ustedes.

Ernesto Flores
decano.com

(Foto: Dave Kav)


decano.com

En este espacio haremos perdurar las notas firmadas por los integrantes del equipo de decano.com o aquellas que sean firmadas por la propia página. De esta manera tendremos fácil acceso a un archivo con las mejors exposiciones de tan variopinto equipo, sobre los más variados temas que refieren a nuestra pasión, el Club Nacional de Football.





SEGUINOS

Crear una cuenta



Ingrese a su cuenta