Por Diego Avalo
10 Mar 2018
Apertura2018

Nacional dominó a un duro rival, y logró un triunfo que genera confianza y tranquilidad

Impreciso pero eficaz. El Bolso salió a la cancha con lo que se podía prever en cuanto al esquema táctico. La sorpresa fue el ingreso de Gonzalo Bueno acompañando a Gonzalo Bergessio en ataque. El primer tiempo fue parejo. Se repartieron la pelota. Defensor pobló el medio de la cancha y eso sumado a la imprecision de los tricolores hizo que casi ni hubieran jugadas de gol. La única jugada bien hilvanada terminó en gol. A partir de allí Nacional se abroqueló en defensa y Defensor se adelantó. Pero el tricolor no pudo aprovechar los espacios que dejaban en el fondo.

Segundo tiempo similar. El segundo tiempo fue similar a los últimos minutos del primero. Nacional esperando en bloque y Defensor intentando avanzar. El Decano controló al violeta y nunca pasó sobresaltos en defensa. Nuevamente Christian Oliva se fue transformando en figura. Hizo todo bien. Cortó, se proyectó, pasó. Todo bien. Incluso en una pelota peleada por él vino el segundo por parte de Gonzalo Bueno que dió tranquilidad y cifras definitivas al partido. 

Tranquilizador. El partido de hoy generó confianza y tranquilidad. Se jugó ante un gran equipo y se lo controló y superó de muy buena manera. Para mejorar, la precisión en los pases. Gran triunfo que nos deja muy bien posicionados de cara a lo que se viene.

¡Arriba Nacional! 

Diego Avalo
decano.com







SEGUINOS

Crear una cuenta



Ingrese a su cuenta