Por decano.com
15 Mar 2017
Embestida

Si no gana, Peñarol embiste contra todo como toro bobo.

Tras dejar seis puntos en el torneo Apertura y caer por goleada en el debut de Copa Libertadores, nuestro tradicional adversario ha salido a llorar, operar y quejarse de todo lo que lo rodea. Y de lo que no, también.

Dos meses atrás, nuestro rival vivía un romance con Wilmar Valdez, el presidente de AUF al haber cambiado a sus representantes en el Ejecutivo asociacionista; Rafael Fernández dejaba su lugar a Edgard Welker. ¿Qué criticaba Peñarol de su representante Fernández? “Que había sido demasiado neutral” dijo el implicado. Recordemos que antes de Fernández estuvo Jorge Barrera, ambos considerados capaces de “fumar debajo del agua”.

A Welker parece que le ha ido peor si seguimos el mismo razonamiento. A dos meses de haber asumido, su club lo quiere cambiar con el objetivo de sacar al Dr. Alejandro Balbi del ejecutivo. Esa es la verdadera razón de todo este griterío de feria que dice “queremos una AUF sin representantes de Nacional y Peñarol”.

Nacional a través del presidente José Luis Rodríguez ha salido a la prensa y ha sido muy claro al respecto. Nuestro club nunca apoyará a un ejecutivo sin tener un representante y seremos nosotros quienes decidamos quien será esa persona. Y hoy, esa persona es el Dr, Alejandro Balbi. Balbi no solo cuenta con el respaldo institucional y unánime  del club, también es apoyado por los hinchas. No hay dos opiniones al respecto.

A Peñarol parece no haberle alcanzado con las presiones, los ofrecimientos de cargo y dinero para torcer un fallo obvio del Tribunal de Disciplina. No, enojado por su propia impericia ahora quiere, nuevamente, dinamitar todo.

Mientras ocurren estos fuegos de artificio, nuestro rival sigue pegando en la herradura. Ojala sigan así por 20 años más, esa bipolaridad que los lleva de la euforia a la depresión en pocos días es lo mejor para nuestros intereses deportivos e institucionales.

decano.com






SEGUINOS

Crear una cuenta



Ingrese a su cuenta