Por Diego Ávalo
20 Dic 2016
Tabaré

Si fuera por él, no se iría nunca de Nacional.

Tabaré Uruguay Viudez llegó a Nacional en diciembre de 2010. Un técnico muy reconocido de la vereda de enfrente intentó enchastrar la cancha para llevarlo para su bando, pero el Taba eligió venir al más grande. En muy poco tiempo se ganó a la hinchada y se transformó en un hincha dentro de la cancha. Se podría decir que con ese nombre no podía ser de otro club que no sea el primer club criollo y uruguayo. A partir de su llegada, las buenas actuaciones y los logros deportivos hicieron que se metiera en la piel del hincha. 

En 2012 y con dos “Uruguayos” ganados en su haber en Nacional, partió al viejo continente; también pasó por River Plate de Argentina. Pero en ningún club se sintió como en Nacional. Y su regreso finalmente se concretó a mediados de este 2016. En su primer semestre logró la cuarta estrella en su palmarés a nivel local, tres con Nacional y una con Defensor Sporting.

Tabaré es un jugador de esos que necesita sentirse cómodo y arropado para rendir, y nada mejor que Nacional y su hinchada para que eso ocurra. Cuando se encontraba por las tierras de Turquía, nuestro rival de todas las horas insistía en cada período de pases para tenerlo en sus filas. La respuesta siempre fue la misma: "en Uruguay sólo juego en Nacional". Recuerdo un tweet de su amigo el Morro Santiago García, que decía: "este enano solo juega en Nacional”.

Si bien este no fue su mejor semestre en cuánto al rendimiento, desde que llegó fue titular; sus pinceladas y aportes esporádicos fueron sumamente importantes para conseguir el Campeonato Uruguayo No. 46 para el tricolor. Comenzó jugando como media punta, pero tras la lesión de Leandro Barcia pasó a ocupar la banda derecha. Lo hizo de manera aceptable, incluso colaborando en la marca. Sus pelotas quietas y su técnica en velocidad fueron fundamentales para lograr la victoria en varios partidos. Quizás quedó en el debe, mantener algo de regularidad en su juego. 

Venía de un pasaje con poco fútbol por el conjunto argentino; quizás allí está la explicación de su irregularidad, pero no tengo dudas que ahora, con un semestre de rodaje y una buena pretemporada, el Taba nos dará muchísimas alegrías. 

Hay rumores sobre ofertas de Estados Unidos y otros países. También de que Tabaré Uruguay le dijo a su representante que no quiere saber nada de otros equipos, que se quiere quedar para jugar la Libertadores con su club, ese en el que se siente feliz de jugar al fútbol.

Diego Ávalo
decano.com





SEGUINOS

Crear una cuenta



Ingrese a su cuenta