Por Recibimos y publicamos
20 Ago 2015
Manoel

Asistimos a contradicciones en la polémica referente a las copas internacionales del inicio del Siglo XX.

El último domingo fue publicado en el sitio web de Conmebol [1] un texto sobre los títulos internacionales oficiales de River Plate. Según la nota, tras sus recientes conquistas de la Copa Libertadores y Copa Suruga Bank, el cuadro argentino llegó a 15 títulos. El tema afecta de rebote a Nacional, porque en el listado se reconoce como oficiales las copas Ricardo Aldao y Tie Cup, de las que el club obtuvo un total de ocho. La nota, incluso, tiene un comentario aparte sobre la copa Ricardo Aldao.

En la parcialidad tricolor la nota causó un impacto positivo y así fue que la prensa tuvo que repercutir el tema. Medios como Ovación [2] y El Observador [3] dieron por buena la publicación e informan que, sumando estos títulos, Nacional sumaría 17 torneos oficiales internacionales, siendo el club uruguayo más laureado. El hecho de que la información sea dada por buena no sorprende; lo que sorprende es que esto suceda cuando ocurre algo “a favor” de Nacional. El portal Montevideo publicó una nota más crítica, con algo de ironía [4].

En las notas hay algunas diferencias. Los títulos de Peñarol cambian (son 11 en Ovación, 12 en El Observador). Ovación escuchó la opinión mirasol, quienes obviamente no aceptan esta situación y defienden un empate por 9 a 9. El Observador trató de dar un listado de los títulos carboneros; y el portal Montevideo dice que la Copa Aldao de 1946 fue un torneo amistoso.

Igualmente digno de consideración es un artículo publicado en el sitio de Clarín [5], escrito por Oscar Barnade – incluso la foto que ilustra la nota tiene el título de Nacional de 1916. Él argumenta a favor de la oficialidad de las copas. El texto termina así: “¿La Conmebol las oficializó? No es necesario, ya lo eran. ¿La FIFA las avala? Sólo los torneos que organiza, ni siquiera para la Europea-Sudamericana necesita tomar postura. ¿La AFA? Las organizó. El valor, la importancia de cada una es otra discusión. No su legítima conquista. Ganar títulos forma parte de la rica historia de los clubes. Todos empezaron a construir así su grandeza. Hace ya un siglo”.

En decano.com se publicó el texto con un posicionamiento de la Comisión de Estadística y Estudios Históricos del Club Nacional de Football [6], un documento valioso para aquellos que quieren profundizarse en el tema; y una nota de Juanjo Testa, en la que se da el lujo de discutir con una enormidad de recortes temporales. Los links están disponibles y no voy a repetir los argumentos en éste artículo.

La polémica tuvo continuidad el miércoles: Conmebol dio marcha atrás. En nota publicada en su sitio web [8], dio un listado de todas las competiciones que considera oficiales. Por casualidad, ninguna empezó antes de 1960. Dice la nota: “las copas de clubes disputadas previamente a 1960 no son avaladas  por la CONMEBOL, sin perjuicio que lo pudieran ser por otras entidades, federaciones y/o asociaciones deportivas”.

Es con estos datos que empezamos la discusión.

La postura de Peñarol

En filas aurinegras, según publicó Ovación, se argumenta que la nota publicada el domingo en el sitio web de Conmebol no era oficial – y la publicación más reciente está de acuerdo con esta postura. De todas maneras, en una primera mirada, la posición de Peñarol parece obvia. Defienden el empate por 9 a 9 porque no quieren ser menos que Nacional. Ya sabemos como hacen hincapié en las cinco Libertadores porque es lo único que tienen más que nosotros. Cualquier reconocimiento de copas internacionales les pondría en inferioridad y sería, por obvio, rechazado por ellos. Salvo que...

Salvo que sean reconocidas por la IFFHS para formar un ranking para nombrar el “equipo del siglo” - el presunto título de “campeón del siglo”. En este caso, Peñarol no se opuso al reconocimiento de la Copa Ricardo Aldao (y fueron reconocidas cinco a Nacional), y si sumamos los torneos que forman parte del mismísimo ranking Nacional suma 9 copas contra 7 de Peñarol. Claro está que Conmebol no está obligada a concordar con IFFHS, son dos entidades bastante diferentes. Lo que cambia en los dos casos es la postura del club rival.

Pero esto no es todo. Si la posición de Peñarol es de reconocer como torneos oficiales internacionales apenas aquellos organizados por FIFA y Conmebol, ¿por qué dicha postura no se repite cuando se habla de los torneos locales? ¿Por qué Peñarol quiere considerar como campeonatos uruguayos oficiales a uno que se jugó en una entidad no afiliada a FIFA y a otro en lo que no estuvo en juego la Copa Uruguaya? La respuesta para dicha (im)postura es un tanto obvia y ya fue dada antes...

Hay que recordar también que la bandera gigante de Peñarol – aquella que decía “primabera” - tenía la imagen de los 12 títulos internacionales oficiales de Peñarol, incluso estos a que sus dirigentes ahora niegan el carácter de oficial. Y como la estupidez no tiene límites, circula por internet una figura sumando torneos amistosos ganados por Peñarol y queriendo ser más que Nacional por tener... 26. Si me permiten la ironía, esta comparación nos vendría muy bien, porque si sumamos los torneos tipo Teresa Herrera, Copa Bayer, Copa Ciudad de La Plata y otras similares, el número de conquistas tricolores crece enormemente (y eso que ni hablamos de las copas de verano).

Lo publicado en la web de Conmebol

El episodio mancha la credibilidad de la web de Conmebol. Primero porque uno no sabe si lo que va a ser publicado allí tiene carácter oficial o no. Siempre puede haber una negativa posterior a algo que fue publicado. Y curiosamente esto ocurre en un sitio que dice lo siguiente: “Para nuestra organización la información es un activo estratégico que cobra valor cuando es compartida con sus grupos de interés y toda la comunidad internacional”. Parece que se está cuidando mal el activo estratégico.

Otro tema menor que no puede ser olvidado es que en la lista de títulos oficiales nacionales de River Plate figuraba nada menos que la conquista de la B. Sí, es un título oficial y se entrega una copa, pero no es de primer nivel. Siguiendo esta misma lógica, un típico cuadro yoyó (de aquellos que suben y bajan constantemente) puede tener más títulos oficiales que uno de mitad de tabla que nunca ganó nada. Me imagino cómo sería en mi país si a los títulos de campeón nacional en 1984, 2010 y 2012, Fluminense pudiese sumar la conquista de la serie C (sí señores, la C) en 1999...

Lo que Conmebol reconoce

En una nota publicada este miércoles en decano.com, el compañero Ernesto Flores menciona un caso curioso. Respondiendo a una nota publicada en Fox Sports [9], cuyo argumento es que Conmebol no puede oficializar torneos que no organiza, argumenta Flores:

“En el año 2005 (...) la CSF oficializó la “Super Copa de Campeones Intercontinentales”, torneo que fuera organizado por los clubes campeones de la Copa Intercontinental y que constara de dos zonas; la Zona Sudamericana y la Zona Europea, que nunca llegó a disputarse. Este torneo, de carácter amistoso ya que en su organización no intervinieron ninguna de las asociaciones de los clubes participantes, ni la Confederación Sudamericana de Fútbol, tuvo solo dos ediciones; la de 1968 que conquistó Santos y la de 1969 obtenida por Peñarol. Treinta y seis años después, vaya uno a saber por qué -y evidentemente algunos no saben “ni qué”- la CSF le dió carácter oficial”.

Esto no es todo. El ganador de la zona sudamericana debería disputar una final con el ganador de la zona europea. En 1968, Real Madrid se negó a jugar y la Internazionale fue rival de Santos. Debieron jugar dos partidos – ambos en Italia. Santos venció el primero e Inter desistió del segundo, lo que confirmó al cuadro brasilero como campeón de la “Recopa de Campeones Intercontinentales” (Nota: existe discusión sobre si la Recopa era un mismo torneo que la Supercopa o no. No entraré en este mérito). El año siguiente, simplemente no se jugó la zona europea. Era un torneo que pretendía tener alcance intercontinental, pero una vez que los europeos no le dieron pelota, desapareció.

Pero hay un dato más jugoso que contradice la información publicada en el sitio de Conmebol. El año 1948 se jugó un campeonato sudamericano de campeones. El campeón fue Vasco da Gama, con River Plate en segundo lugar y Nacional en tercero, con Atilio García de goleador. Según la información publicada en el sitio web de Conmebol, éste no sería un torneo oficial. Sin embargo, el organismo tomó una decisión acerca de éste torneo que tuvo efectos prácticos. Vasco da Gama quería que el torneo fuese equiparado a la Copa Libertadores. Y la entidad así lo consideró, permitiendo al club brasilero disputar con Nacional y Peñarol un lugar en la Supercopa 1997 – y desgraciadamente perdimos. Recordemos que la Supercopa era un torneo disputado únicamente por campeones de la Copa Libertadores y Vasco apenas pudo ganarla en 1998. Si hoy Conmebol dice que no reconoce el sudamericano de 1948, en 1997 dio efectos prácticos a aquel torneo.

Apenas por una cuestión de similaridad, hay algo que merece ser preguntado, aunque cambia un poco de tema y es algo que no está en discusión. La pregunta es: ¿Conmebol considera como torneo oficial la Copa América de 1916? La pregunta es importante porque ella se jugó de 2 a 17 de julio de aquel año y la entidad fue fundada el 9 de julio, pero el Congreso Constitucional que aprobó todo lo acordado se realizó apenas el 15 de diciembre. La mitad de un torneo oficial “organizado por Conmebol” se jugó cuando la entidad aun no existía. La entidad no organizó la competencia, sino que fue organizada por los participantes de ella. El campeón fue Uruguay, quien es hoy el máximo ganador de la Copa América, con 15 triunfos. Ni quieran imaginar el lío si Conmebol no pudiese oficializar un torneo que no organizó...

Conclusión

Aquí no se está defendiendo que la Copa Ricardo Aldao, la Tie Cup o la Copa Cousenier sean equiparadas a otros torneos (como la Copa Libertadores). Lo que se defiende es que dichos torneos tenían carácter oficial, aunque no estaban organizados por Conmebol (incluso porque la Copa Cousenier es anterior a la fundación de Conmebol). Y los textos de apoyo, sobre todo los de la Comisión de Historia y el de Clarín, tratan de la investigación y búsqueda de pruebas documentales de que esto fue oficial.

En aquel momento no había otros, la integración de Sudamérica era muy pobre (hoy sigue siendo, pero al menos hay un mínimo de estructura) y muchos de los mejores jugadores del mundo estaban allí. Uruguay era una potencia mundial y Nacional era su principal estandarte. Se ganó los torneos que existían en aquel momento (la Libertadores obviamente no existía) y sobre ellos se empezó a construir la gloria del fútbol uruguayo en nivel de clubes. Pese a que algunos quieren que la gente piense lo contrario, había fútbol (y de excelente nivel) antes de 1960.

Manoel Castanho

(Periodista)

En la foto de portada: Alfredo Foglino "El Primer Mariscal".

Lista de Links

[1] http://conmebol.com/es/14082015-1718/river-plate-ensancha-sus-vitrinas-para-seguir-sumando-copas

[2] http://www.ovaciondigital.com.uy/futbol/conmebol-revive-polemica.html

[3] http://www.referi.uy/conmebol-ratifica-nacional-como-el-uruguayo-mas-copas-internacionales-n669475

[4] http://www.futbol.com.uy/auc.aspx?281294,880

[5] http://www.clarin.com/deportes/futbol/Trece_decadas-1916-1927-1937-1959-Copas_oficiales-Aldao-Barnade_0_1414658566.html

[6] http://www.decano.com/noticias/3211/comunicado-de-la-comision-de-historia

[7] http://www.decano.com/historia/2491/campeon-de-toda-la-historia

[8] http://conmebol.com/es/19082015-1742/las-competiciones-oficiales-de-la-conmebol

[9] http://www.foxsportsla.com/noticias/213575-conmebol-no-oficializa-copas-que-no-organiza?country=uy






SEGUINOS

Crear una cuenta



Ingrese a su cuenta