Por Enzo Correa
1 Dic 2022
entrevista
Luis
Suárez

“No tengo que pedir perdón por lo que pasó con Ghana”, dijo Suárez, y opinó que hay que “asumir la responsabilidad de estar en un Mundial”.

La Selección Uruguaya atraviesa un momento delicado en el Grupo H de la Copa del Mundo disputada en Qatar y sólo le sirve ganar este viernes ante Ghana, un viejo conocido. Luis Suárez, segundo capitán, este jueves habló como más bien como si fuera el primero y el líder del equipo, dio la cara y respondió a las consultas en conferencia de prensa.

“Lo dije en el vestuario: hay que hacer autocrítica. Yo soy el primero que se hace responsable”, indicó el delantero de Nacional, respecto a la situación celeste. “Es hora de asumir la responsabilidad de estar en un Mundial y no buscar excusas”, siguió.

Se refirió a las características de su juego, que evidentemente, no son las mismas que las de hace algunos años. “Lo que tengo que intentar es que mis compañeros sepan cuáles son mis características, no tengo por qué tirarla larga y correr 30 metros”, afirmó, haciendo alusión a que posee otra forma de jugar que en los mundiales anteriores. “El nivel del Mundial es muy alto”, agregó.

“El uruguayo está acostumbrado a sufrir. Tenemos calidad y jugadores para estar mejor. Somos los mismos que supimos responder en las Eliminatorias, eso me deja tranquilo”, señaló el ‘Pistolero’.

El salteño explicó que quedó “caliente” por haber desperdiciado una chance de gol luego de ingresar por Edinson Cavani en el encuentro ante Portugal cuando el partido estaba 1 a 0 a favor de los lusos.

La uruguaya es la única selección de toda la competencia que aún no marcó goles, un dato impactante teniendo en cuenta el poderío ofensivo del equipo. La oncena titular para la tercera fecha no está definida, aunque todo indica que ‘Lucho’ ingresaría desde el arranque en el ataque.

Suárez fue el protagonista principal de una historia que marcó a todos los uruguayos con uso de razón en el año 2010, además de la totalidad del continente africano, haciendo un fuerte énfasis en los ghaneses, y prácticamente todo el mundo del fútbol. La mano en la línea del arco custodiado por Fernando Muslera cuando este ya estaba vencido significa una de las tres pesadillas de los nacidos en Ghana, sumada al penal errado por Asamoah Gyan y el penal picado por Sebastián Abreu. En múltiples declaraciones tanto de jugadores como de hinchas y personalidades del país situado en el Golfo de Guinea manifiestan este encuentro como “una revancha” de aquel 2 de julio en el Soccer City Stadium de Johannesburgo e incluso se lo tilda de “diablo”.

Consultado acerca de si debería disculparse por haber colocado la mano, en claro inglés, Lucho respondió: “No tengo que pedir perdón por lo que pasó con Ghana. El que erró el penal fue el jugador ghanés”, y añadió: “Fue hace 12 años. No se puede vivir del pasado porque te puede jugar una mala pasada”.

“Capaz que los jugadores que mencionan esa ‘revancha’ ni se acuerdan del partido, tenían siete u ocho años, o tenían doce y se dejan llevar por lo que dice la gente”, declaró, y sostuvo que “quedó en el pasado” esa instancia. “Yo me mandé una cagada contra (Giorgio) Chellini y después jugué contra él y le di la mano, nos abrazamos. No podemos vivir del pasado”, agregó.

Desde la prensa de Porto Alegre, le preguntaron cómo tomó el interés del Gremio. “Que reconozcan el trabajo es muy importante para un jugador como yo, pero ya dije que tengo la cabeza puesta en el Mundial y no voy a tomar ninguna decisión”, dijo.

Enzo Correa





SEGUINOS

Crear una cuenta



Ingrese a su cuenta