Por Enzo Correa
16 Feb 2021
Arbitrajes
Estadísticas

Desde 2017 hasta la fecha se denotan cifras tan contundentes como escandalosas a favor de nuestro tradicional rival en materia de penales y expulsiones.

En el 2016, según datos recabados por “El Justiciero” y posteado en su cuenta de twitter, Peñarol solicitó modificaciones en la estructura arbitral de AUF, y de ahí en delante, hasta el día de hoy, los números, en cuanto a expulsiones y penales, son totalmente tajantes a su favor. Más aún, teniendo en cuenta las estadísticas de Nacional en la materia.

La estadística marca que, desde el año 2017 hasta estos días de 2021, al Tricolor le expulsaron a 31 jugadores y vieron la roja 38 futbolistas rivales. En cambio, las cifras marcan que a Peñarol le expulsaron a 38 jugadores, y la cantidad de rivales que vieron la tarjeta roja fueron ¡71 futbolistas! Cifra realmente llamativa, que casi duplica el número de expulsiones propias que sufrió el tradicional rival.

Por otra parte, en materia de penales, los números también son extremadamente contundentes a favor de los aurinegros: 32 son los penales a favor que les cobraron, y sólo 18 en contra. De nuevo un número que casi doblega al otro. Mientras que a Nacional le cobraron nada más que 17 penales a favor, y 23 en contra. Saldo negativo para el Decano entonces, a la hora de cobrarle el tiro desde los doce pasos.

A esto hay que sumarle que ya van 19 clásicos sin que le cobren un penal a Nacional, habiendo incontables infracciones dentro del área que se terminaron “comiendo” los jueces en esos partidos. De estos últimos 19, a Peñarol le cobraron 5 penas máximas.

Reclamos y aprietes

Frases como: “A ver qué vamos a hacer con los arbitrajes, a pedir una audiencia con el Colegio de Árbitros” (Ruglio, 2021); “penal para Nacional” (hashtag que llevó al llamado de Damiani a Larrionda en 2016), y pintadas en la sede de AUDAF (también en 2016) como: “Dejen de robar a Peñarol, hay balas para todos”, y “si siguen robando se van a morir todo”, entre otras, al parecer, surtieron bastante efecto.

Además, a esto hay que agregarle la ocasión en la que el ex vicepresidente aurinegro, Edgard Welker, exigió un examen psicológico al juez Líber Prudente, y al poco tiempo, el árbitro fue bajado de categoría.

Todos estos casos de protestas, muchas veces sin razón, van inclinando una balanza de presión contra la AUDAF, que se luego se ve reflejado en la cancha, en las decisiones arbitrales, y por ende, en el marcador final de los partidos.

Pero, ¿qué pasó cuando Nacional protestó? Cuando el Decano fue bruscamente perjudicado por el árbitro del partido ante Fénix, en 2019, en un encuentro que terminó 4 a 4, Darío Ubríaco, en ese momento director del Departamento de Arbitraje, dijo que “desde el punto de vista del arbitraje no fue un buen fin de semana, hay que hacerse cargo”, sin embargo, también expresó que “lo más fácil es salir a decir que todos son un desastre, que se vayan todos. Es fútbol muchachos, ¿o no ven fútbol internacional?”.

AUDEF, sin siquiera ser mencionada por Nacional en el comunicado emitido por el club, contestó de inmediato –con errores de escritura- y sin ser del todo sincera. Sin contar que el presidente, José Decurnex y el vicepresidente, Alejandro Balbi, fueron mandados al tribunal de ética.

Enzo Correa





SEGUINOS

Crear una cuenta



Ingrese a su cuenta