Por Enzo Correa
22 Ene 2021
Actualidad

La suspensión de la fecha 3 del Clausura le sentó perfectamente a Nacional, que tendrá algo de tiempo para sobreponerse a los últimos rendimientos mostrados.

Este fin de semana debería jugarse la tercera etapa del Torneo Clausura, en la que Nacional enfrentaría a Wanderers. Pero esto no va a pasar debido a la suspensión de la fecha. Por lo tanto, Nacional, y especialmente su cuerpo técnico, tendrá más de una semana para hallar el rumbo del equipo que al parecer aún no encontró.

La suspensión de la fecha se da debido a la petición de postergación de la misma por parte de Peñarol. Nuestro clásico rival enfrentaría por la segunda etapa a Defensor. La causa de esta solicitud son los casos de COVID-19 positivo que tiene en el plantel, y como son cinco está amparado por el reglamento.

Y como dice este Reglamento General en su art. 58, la disputa de la tercera fecha queda inhabilitada hasta que no se complete la segunda. Por lo tanto, este fin de semana no habrá fútbol.

Más que un inconveniente, esto genera un alivio y una gran mano al plantel de Nacional, ya que aporta más tiempo a algunos de los jugadores para recuperarse de sus lesiones, y tal vez alguna molestia; al cuerpo técnico, para reacomodar al equipo, cuestiones técnicas y de funcionamiento; y hasta descansar del trajín que venía teniendo el plantel en este nuevo inicio de año. En definitiva, este pequeño descanso sirve para trabajar, algo que no es un dato menor, pues en el Decano hay mucho trabajo por hacer.

La actividad oficial volverá el fin de semana del 30 y 31 de enero, días en los que se disputará la tercera etapa del Clausura. En uno de esos días el Bolso recibirá a Wanderers en el Gran Parque Central.

El clásico quedaría entonces, para los primeros días de febrero, concretamente el miércoles 3.

¿Qué permite la suspensión?

Trabajar en la falta de generación. Si bien Nacional no viene recibiendo gran cantidad de goles desde su eliminación de la Libertadores (último partido del año pasado), tampoco los está haciendo. Luego de la dura goleada recibida ante River, Nacional jugó tres encuentros, todos este año, en los que convirtió un gol, y también recibió uno. Claramente la generación de fútbol y el abastecimiento a los delanteros no es una faceta que el equipo esté cumpliendo de buena manera. A esto hay que sumarle que el goleador, Gonzalo Bergessio, ya lleva nueve encuentros sin anotar, y Nacional siete partidos sin ganar. Son datos a tener en cuenta. Y cuestiones a mejorar por parte del cuerpo técnico, que deberá trabajar y mucho en estos días.

Recuperación de lesionados. Este parate da tiempo a que los jugadores que se encuentran en sanidad puedan recuperarse o continuar con su recuperación mientras no hay fútbol. Los jugadores que están lesionados son: Ignacio Lores, desgarrado, aproximadamente con 20 días de recuperación; Thiago Vecino, con fascitis plantar, una lesión que arrastra desde diciembre, y debería estar recuperado esta semana, aunque no se lo quiere apurar; y Felipe Carballo, que sufrió una sobrecarga luego del encuentro con Rentistas por la primera fecha del Clausura.

Nacional hoy por hoy no tiene un plantel tan numeroso como para permitirse sufrir muchas ausencias, por eso es que esta semana y media sin actividad oficial vendrá muy bien. 

Enzo Correa





SEGUINOS

Crear una cuenta



Ingrese a su cuenta