Por Agustín Bermúdez
29 Nov 2020
Intermedio2020

Nacional se quedó con la serie, pero la cabeza está en la Copa.

El Bolso se quedó con la Serie B del Torneo Intermedio este domingo por la noche tras vencer por uno a cero a Boston River en el Estadio Centenario, con gol del coloniense Emiliano Villar, en un encuentro chato, deslucido, y por parte, de ambos equipos.

Producto de las bajas por expulsiones, acumulación de tarjetas, y lesiones, o hasta quizá pensando en el juego revancha del miércoles, Nacional presentó un esquema 1-3-4-1-2. Dentro de ese esquema nos encontramos con la vuelta de Agustín Oliveros, la presencia de Agustín González como carrilero zurdo, el Chory Castro de enlace, y Thiago Vecino como reemplazo de Gonzalo Bergessio, acompañado por Ignacio Lores. Lo cierto es que el equipo en el primer tiempo rindió poco, principalmente de mitad de cancha hacia adelante. Fue un equipo previsible, lento, con poca proyección en las bandas, salvo por algunas incursiones de Armando Méndez, el equipo no llegó al fondo de la cancha. A eso se sumó lo poco asistido que fue Vecino, pese a su movilidad. 

Desde los pies de Gonzalo Castro quizá se vio lo mejor. No encontró un interlocutor futbolístico para poder obtener profundidad. Tanto fue así que Nacional remató apenas dos veces en el primer tiempo. Pese a esto, no hay que olvidar un penal de Fernández sobre Armando Méndez, al cual el juez hizo vista gorda. 

Jorge Giordano hizo una lectura acorde, e intentó desde las variantes, haciendo tres en el inicio del complemento, para aportar piernas frescas en la mitad de la cancha. Rafa García, Felipe Carballo y Alfonso Trezza adentro, Emiliano Martinez, Joaquín Trasante y González afuera. El equipo tuvo un revulsivo, con el que, si bien no se logró avasallar al rival, lo hizo tener mucho más la pelota. Aparecieron circuitos de juego sobre tres cuartos de cancha, y el equipo sumó algunas chances de gol. Santiago Rodríguez, primero, y Villar luego, ingresaron también para generar otra intensidad en la presión de la salida rival. Con el correr de los minutos, y al no aparecer el gol, Nacional otorgó espacios detrás de sus mediocampistas que fueron bien controlados en defensa, donde Renzo Orihuela en esta ocasión tuvo una actuación destacada una vez más.

El gol de la victoria apareció recién a diez minutos del final. Ignacio Lores recibió con espacios, y en una diagonal hacia el medio metió el pase justo entre líneas para Villar, la resolución con un remate abajo, a la derecha del arquero fue notable, justo antes del cierre de Valdez, además valió para quedarse con la serie.

Queda a la vista, y si se quiere marca una interrogante de cara a lo que se viene, algunos rendimientos en lo físico. Hay jugadores que parece o denota que están cansados, como sintiendo el trajín. Se viene un rival que desde lo físico nos va a exigir mucho el miércoles, y ante el cual no hay que otorgar ventajas de cara a obtener la clasificación a cuartos. Por casa la cosa está en orden. Nacional asegura la final del Intermedio, sigue con buena ventaja en la Anual y espera el clásico tranquilo.

¡Arriba los Bolsos!

Agustín Bermúdez





SEGUINOS

Crear una cuenta



Ingrese a su cuenta