Por decano
28 Nov 2020
Editorial

Jugadores, técnicos, dirigentes e hinchas debemos estar muy atentos.

Nacional acaba de obtener un punto importante en su visita a la altura de Quito y aún tiene una ventaja sobre sus rivales en la tabla anual del Campeonato Uruguayo. El club está unido, fuerte y en crecimiento. Sin embargo, en lo deportivo, está en peligro. Y eso nos exige a cada uno de nosotros a estar atentos y mantener el músculo tenso.

Técnicos y jugadores deberán trabajar con más dedicación y cuidar su salud más que nunca, por obvias razones. Los dirigentes deben procurar que todo siga transcurriendo como hasta ahora y corregir errores que se hayan cometido. Los hinchas tenemos que seguir alentando, desde donde nos toque, pero recordando y sabiendo que no termina hasta que termina. Si lo sabremos bien.

El triunfalismo en exceso puede ser contraproducente, bastan un par de penales en contra mal cobrados y alguna expulsión para que el viento cambie y la ventaja de hoy se convierta en desventaja.

Al no haber ganado el Torneo Apertura, Nacional está obligado a ir por la Tabla Anual y también por el Torneo Clausura para asegurarse una ventaja deportiva al momento de definir el Uruguayo. Mientras esto se esté resolviendo estaremos jugando Copa -ojalá que en nuevas fases de competición- y eso significa que será muy importante contar con el plantel completo y en las mejores condiciones físicas.

Aquello de que “todos los partidos son importantes” y “todos los rivales difíciles” puede ser muy cliché, pero la realidad es que en una coyuntura como la actual, en la que es difícil planificar cualquier actividad, que la planificación efectivamente se cumpla y que no aparezcan imprevistos en el camino, es más importante que nunca redoblar esfuerzos en materia de cuidados, concentración y foco en los objetivos.

Decano





SEGUINOS

Crear una cuenta



Ingrese a su cuenta