Por Diego Ávalo
21 Nov 2020
Intermedio2020

Nacional jugó un muy mal encuentro ante Danubio y dejó el invicto en el Intermedio. Ahora hay que pensar en la Copa.

Sin precisión ni profundidad. El Bolso comenzó el encuentro con el mismo esquema de siempre, 4-3-2-1. La primera mitad fue pareja y quizás con algo de superioridad en la tenencia del balón por parte de Nacional. Pero tuvo una gran imprecisión y cero profundidad. Creo que se notó la ausencia de Gabriel Neves, que es quien maneja de excelente manera el balón en el centro de la cancha, y con su juego lleva peligro al arco rival. Danubio no había tenido jugadas claras, pero en el último minuto logró la primera conquista en un gran contragolpe que debió ser cortado por Emiliano Martínez en el arranque de la jugada.

Mal comienzo del segundo tiempo. Giordano dispuso de dos modificaciones buscando mejorar lo hecho en la primera mitad, pero a los pocos minutos un error defensivo terminó con el segundo tanto y partir de allí, el equipo no tuvo reacción. Y para colmo de males vinieron dos expulsiones y una lesión de Guzmán Corujo, que pareció ser en la rodilla, lo que lo pone en duda por algunos partidos.

A pensar en la Copa. Este partido hay que sacárselo de la cabeza rápidamente. El Intermedio tiene muy poca importancia, y en la Anual se lleva una ventaja importante, lo que hace que el resultado no sea tan traumante. Ahora hay que pensar en la Copa, que tendrá algunas dificultades por ausencias y un partido que se juega en la altura. Ojalá se pueda traer un buen resultado.

¡Arriba Nacional!

Diego Ávalo
 





SEGUINOS

Crear una cuenta



Ingrese a su cuenta