Por decano
22 Nov 2018
Elecciones2018
Narancio

Los temas de interés para el asociado en entrevista exclusiva.

¿Por qué eligió ser candidato? ¿Qué lo llevó a tomar esa decisión?

Elegimos ser candidatos a la presidencia porque notamos, con Daniel Majic, que no hay ninguna lista con propuestas. No hay análisis de lo que va a hacer Nacional en el futuro. Nacional hoy está en una situación muy difícil, pero si no hace un análisis de cómo va a ser el fútbol de acá a 10 años en Uruguay, va a quedar navegando y de repente hundiéndose. ¿Qué significa esto? Hoy vemos a la AUF intervenida, las órdenes vienen de FIFA, en el mundo las empresas grandes se comen a las chicas. Ya lo vemos, hoy hay gerenciadores, hay un club que es una filial de otro club. Entonces, esto va a pasar rápidamente. Tenemos que lograr la independencia económica. Esa debe ser la máxima prioridad.

Somos la única lista -salvo la actuación de Majic que estuvo un año durante la gestión de Ache después de que se fuera Luis Bruno- cuyas propuestas no fueron aceptadas por el resto de los directivos. El resto de los grupos forman parte de una forma u otra, de los últimos seis años de administración.

Eduardo perdió porque la gente votó una nueva cara. Esa nueva cara también fracasó. Y hoy vemos que hace seis años que el tema “Cultura Nacional” -que para nosotros es básico- se eliminó, no existe más. Fue lo que nos permitió en la época de Ricardo (Alarcón) crecer no sólo a nivel Nacional sino trascender lo que es el club como institución. “Cultura Nacional” lo entendió doña María y don José que nunca iban al fútbol. Lo entendió un barra brava.

¿Cómo ve al club en lo económico?

Es lamentable la situación económica y todo lo que se dio en el Parque, las discusiones internas y el desgaste. Yo creo que la obra se pudo haber realizado de una forma coherente, como en los tiempos de Majic y Ricardo (Alarcón), pero como el rival iba a hacer una obra para 40 mil personas, nosotros teníamos que hacer lo mismo. No entiendo por qué. Una cosa es tener un estadio allá a 20 kilómetros y otra es tener una joyita en el centro de Montevideo, en donde un metro cuadrado vale una fortuna.

Hicimos un castillo que no podemos terminar. Hubiéramos hecho un estadio para 32 mil personas, de repente un poquito más y techado. Eso ha generado un descalabro muy grande y ahora además una deuda.

Sumado a esto, no se produjo la venta de jugadores suficientes, porque históricamente Nacional contaba con un ingreso de alrededor de cinco millones de dólares anuales en concepto de venta de jugadores y con ello tenía una parte del presupuesto asegurado, más otros cuatro millones de socios, más tres y medio de derechos de televisión, más algo que entra por torneos internacionales y con eso solventaba el presupuesto. Pero tenemos que hacer un presupuesto coherente y analizar a futuro cuáles serán las inversiones y los gastos. Y este análisis presentarlo a la Asamblea porque nunca se ha presentado un panorama de gastos para el futuro.

¿Cómo visualiza también lo que se ha hecho en Los Céspedes?

Del Parque Central hablé, creo que debemos contratar una empresa para hacer un estudio de cómo se va a plantear la forma de pago de la deuda que se contrajo y reestructurarla. Hoy no lo podemos hacer porque hay que estar en la directiva para eso. Con respecto a Los Céspedes creo que se hizo un buen proyecto, que está bien el tema de las canchas pero debemos edificar un espacio para que los jugadores se sientan mucho mejor. Hoy en días de lluvia los jugadores tienen que caminar 150 metros para poder desayunar. No puede existir eso en un club profesional. Hay que hacer una obra allí muy grande y otra con las divisiones formativas, porque ahí van niños de 6 o 7 años hasta los juveniles.

¿Y a nivel deportivo?

Hay que mirar al futuro. En Formativas se han hecho cosas muy buenas pero faltan hacer muchas otras. Una cosa que vamos a hacer es el nombramiento de un jefe de todos los deportes.Vamos a pelear para que sea Daniel Enríquez. La idea es que sea un cargo por encima del Gerente Deportivo.

En las divisiones formativas debe haber masa crítica de los entrenadores, ver cuáles son los diez mejores jugadores de cada generación y que vayan ascendiendo y a esos jugadores pagarles sueldos dignos y que no pase lo que pasó con Amaral. Cuando se vendió a Fornaroli a Italia trajimos a un técnico para Formativas que dio nueve charlas, y nos ofreció ir a perfeccionarnos a Italia y nunca se hizo. Nacional tiene que ser igual que la Universidad, tenemos que llevar a formar gente con la obligación de dar un año de su trabajo acá. Lo otro es perfeccionar la búsqueda de talentos. ¿Sabían que Schiaffino y Abbadie eran de Nacional? Y terminaron en Peñarol, como Morena.

¿Cómo se piensa trabajar en cuanto a las nuevas estructuras gerenciales? ¿Usted va a trabajar directamente, va a nombrar gente?

Vamos a empezar por la cabeza, somos nosotros los directivos, lo primero que vamos a hacer es curar heridas. Siempre va a haber alguna herida. A mi me pasó cuando asumí como directivo, la última vez entré como oposición de Ricardo y un directivo me pidió que repitiera la frase de que “echaremos a los reyes de mercaderes del templo”. Fue una frase un poco fuerte que dije en un acto. Y ahí le respondí como le dijo el Rey de España a Chávez, “por qué no te callas”. De ahí para adelante Ricardo implantó que no se podía discutir, que tenía que haber paz y creo que esa es la actitud.

Como presidente tengo que contemplar a todos los sectores, porque todos fueron electos por los socios. Por supuesto que integraría a los otros sectores. ¿Cómo voy a desaprovechar a los integrantes de otras listas? Nosotros queremos que los mejores participen, queremos desarrollar tres políticas institucionales: Cultura Nacional, formativas y patrimonio. Porque necesitamos políticas institucionales a 5 años, a 10 años para lo cual tenemos que ponernos de acuerdo todos. Esto junto a 20 consulados que vamos a formar en Montevideo para que participe la gente. Participación real, porque tenemos que oír a la gente. Esos eslabones forman lo que Nacional debe ser en el futuro.

El relacionamiento institucional con los contratistas: ¿cómo será? ¿Hay algún plan con respecto a eso?

Tiene que ser bien claro, el contratista tiene que recibir lo suyo y Nacional defender sus intereses, pero para eso tenemos que estar fuertes. Por eso es importante ver cómo nos fortalecemos económicamente. Pero esto no lo tenemos que hacer solos, todos los clubes de primera tienen que participar.

Respecto al relacionamiento Nacional - AUF, ¿cuál será la estrategia?

No sabemos ni cómo será la AUF en diciembre. Es un tema escabroso para los hinchas, pareciera que no tenemos poder suficiente y siempre perdemos ahí. Pero estos tres años tuvimos un secretario allí. Los jueces se equivocan como se equivocan todos los seres humanos. Pero de los últimos 20 campeonatos ganamos 10.

¿En el área de comunicación -interna y externa- hay un plan?

Creo que el área de Comunicación debemos mejorarlo un 500%. Estamos tan atrasados que hablamos de prensa cuando en el mundo moderno se habla de área de comunicaciones.

Sobre marketing, ¿algo para agregar?

En el área de marketing estamos invirtiendo mucho dinero. Se ha mejorado la relación con la marca de la indumentaria y ahora hay un contrato hasta el año 2021. Pero creo que el sponsor -tanto el anterior como el actual- crecieron mucho económicamente y Nacional no.

Aún hay mucho para crecer: a nivel de los hinchas, lograr hacerlos socios de alguna forma. No sé cómo está la relación con Punto (agencia de publicidad), pero no ha crecido mucho la cantidad de socios.

Prensa y medios: ¿cuál será la estrategia institucional?

Puede haber de vez en cuando una entrevista, pero debemos confiar mucho más en los medios partidarios, debemos trabajar mucho en eso. Y quiero oír a la gente, después yo tomo las decisiones y soy el responsable, pero oír antes de tomar las decisiones. Con la prensa sólo pediremos respeto mutuo, pido respeto más allá de las posibles equivocaciones.

¿Cuáles son las intenciones respecto al básquetbol y el resto de los deportes menores?

Cuando formaba parte de la directiva de Ricardo, un área que tenía a cargo era la de deportes menores y hablé con la gente que nunca era atendida. En atletismo por ejemplo pedían ser federados: corrían con la camiseta de Nacional, se reunían en el segundo piso pero no eran federados. Logramos que sean federados y aportarles una cierta cantidad de camisetas gratis y otras a precio de costo. Había como 150 atletas.

El segundo grupo al que asistí era fútbol sala. Ellos estaban federados y logramos triplicarles lo que recibían por mes. Parece poco pero logramos que un técnico de fútbol sala, por una idea del presidente de futbol sala de ese momento, fuera a la 6ª y 7ª a enseñarles unos movimientos que son de futbol sala. Cuando me entero que en Brasil el 40% de los jugadores salen del futbol sala dije “acá hay una veta que debemos explotarla”. Ronaldinho y Ronaldo salieron del futbol sala, no son nombres menores. El fútbol sala tiene que crecer mucho, lo podemos incluir en barrios carenciados.

En el volleyball también aportamos y en el fútbol femenino logramos mucha fuerza. No había un técnico de calidad, tenía muchos problemas. Daniel Enríquez nos ayudó mucho.

En básquetbol hay que respetar lo que está pasando. Nacional puede ayudar pero también los socios tienen que ayudar. El socio del interior por ejemplo puede aportar en ciclismo, que en Carnaval y “Semana de Turismo” recorre el país. Esos son los cuatro o cinco deportes que Nacional tiene que sostener.

Club social: ¿es posible, es viable?

No lo tengo claro. No quiero hacer demagogia con el club social. Si decimos que Nacional es de Uruguay, al club social en la sede no van a concurrir los socios de Lezica, de Sayago, de Pocitos. En una época hacíamos convenio con los clubes de cada barrio y los socios de Nacional tenían un descuento en la cuota. ¿Vamos a hacer un club para los socios de La Blanqueada? ¿O va a ser para un tipo de socio determinado? Y si hacemos el club social lo tiene que hacer un grupo foráneo, Nacional no tiene que invertir un peso, porque la prioridad es cumplir con los socios del Parque.

¿Hay algún tema del que no hayamos preguntado y sobre el que le gustaría hablar?

Yo voy a hacer un juramento, voy a entregarme a Nacional con probidad, honradez y altura moral. Eso se lo voy a exigir a todos los directivos y si es posible a los jugadores. Como un gran código de ética, esos son los valores que yo manejo. Lo otro es que si un directivo quiere traer un jugador, que no entra en los planes económicos del club pero lo quiere traer, que él se haga cargo de pagarle y ser responsable si se va. Nacional no debe quedarse con herencias de directivos que por vanidad comprometen al club.

Sobre el tema de formativas, considero que Nacional le tiene que exigir al técnico que al menos cinco o seis jugadores de formativas deben integrar el plantel principal. Destacamos que ascendimos a Oliva con 21 años y el otro día debutó un futbolista en Danubio con 16. Tiene que haber dos o tres estrellas -como en el cine o el teatro- y sumarle cinco o seis jóvenes. Eso nos va a permitir vender y van a tener un valor diferente. Tenemos que imponer la marca Nacional, como se impone la marca Boca, la marca River.

¿Algún mensaje final para el hincha?

Al hincha le prometemos trabajo, honestidad, trabajar por un Nacional mucho más grande y no le prometemos que vamos a ganar la Copa Libertadores. Prometemos trabajar para ganar una Libertadores pero eso como fruto del trabajo. Y a los socios lo que les pedimos es que voten, que participen. Arriba Nacional.







SEGUINOS

Crear una cuenta



Ingrese a su cuenta