Por Camilo Salvetti
8 Oct 2018
BOLSOSEXTERIOR

Se destacaron Mauri Pereyra, Nico López y Coates. Seba le salvó la vida a un compañero.

El fin de semana que pasó se celebró una nueva edición del Día del Patrimonio. Nacional, en su deber histórico como el primer club criollo, realizó una exposición en su sede cuyo elemento central era una camiseta utilizada en 1904, la casaca más antigua sin restaurar de la que se tiene registro. Allí, cara a cara con la historia, uno no puede evitar repasar en su cabeza a todos los futbolistas que tuvo la oportunidad de ver -y a los que no- con la camiseta tricolor. Son centenares, y en esta sección tomamos una ínfima muestra de los que se destacaron fuera de fronteras.


 

Nicolás López


Foto: internacional.com.br

Vistió la camiseta durante todas las inferiores y debutó en primera con 17 años. Luego de coronarse campeón uruguayo, emigró al fútbol europeo para retornar brevemente en el 2016. Ya con una experiencia a cuestas, retornó a vestir la blanca para demostrar que ya no era simplemente un juvenil prometedor, sino un futbolista a tener en cuenta. Hace dos años que es una de las estrellas del Inter de Porto Alegre, y el sábado pasado abrió el marcador para los colorados ante el Sport Recife. El diente recibió una asistencia y mandó a colocar la pelota contra el segundo palo. Sin embargo, al Inter no le dio para mantener el resultado y terminó perdiendo no sólo el partido (2-1) sino también la punta de la tabla.


 

Mauricio Pereyra


Foto: mundo.sputniknews.com

Campeón Uruguayo vistiendo la blanca en las temporadas 2008/09 y 2010/11, mediocampista excepcional y con un corazón totalmente en tres colores, Mauricio Pereyra le dio el empate al Krasnodar ante Sevilla por la fase de grupos de la Europa League. El uruguayo hizo una pared con Pavel Mamaev, recibió y definió de derecha para el 1-1 transitorio, que se convertiría en un 2-1 para el equipo ruso. De esta manera, el Krasnodar trepa a lo más alto del Grupo J.


 

Sebastián Coates


 

Porque no todos son goles  en esta sección. Si bien Coates convirtió uno para descontar en la derrota del Sporting Lisboa, no fue esto por lo que su actuación recorrió el mundo. Promediaba el partido cuando el arquero francés Romain Salin se dio la cabeza contra el palo y cayó desvanecido al suelo. Inmediatamente, el ex Nacional, metió la mano en la boca de su compañero para destrabarle la lengua y así evitar que se ahogara mientras los médicos ingresaban para asistirlo. Una actitud notable de Seba.

Camilo Salvetti

Foto portada: 90min.com






SEGUINOS

Crear una cuenta



Ingrese a su cuenta