Por Camilo Salvetti
1 Dic 2017
Asamblea

Turcatti y López Rubio, hablaron luego de la Asamblea.

Con su habitual soltura, Daniel Turcatti habló con el matutino de la 1010 am A Fondo luego de la asamblea general ordinaria del miércoles, en la que si bien se aprobó el balance del año, no ocurrió lo mismo con la memoria (balance de gestión de la comisión directiva). “Fue una asamblea complicada, en el sentido que muchos asambleístas le pasaron factura al presidente por lo que fueron algunas actuaciones de la Lista 1, tanto en la última asamblea de la presidencia de Ache como en las que hubieron respecto de la aprobación del proyecto del GPC”, dijo el directivo tricolor, y sostuvo que en asambleas anteriores no se pasó factura porque los temas a tratar eran opacados por el momento deportivo del club, según Turcatti “el hincha no festeja balances, festeja triunfos. En la última habíamos ganado el Uruguayo Especial pero teníamos un déficit de 4 millones de dólares”.

Uno de los factores que el ex candidato a la presidencia del club dijo ver como fundamentales para entender los pocos ingresos del club es el hecho de que no ha habido, en los últimos dos años, transferencias importantes. Sin embargo, consideró que “no me votaron para poner piedras en el camino, sino para apoyar al presidente. Estamos en Nacional para servir a Nacional”. Para Turcatti, lo importante de cara al 2018 es reunirse con la gerencia deportiva del club y el Director Técnico, en pos de “lograr un equilibrio entre la situación financiera y la parte deportiva”.

En la asamblea, el presidente de Nacional José Luis Rodríguez, planteó la posibilidad de tomarse una licencia, para Turcatti “el presidente, más ahora que nunca, tiene que estar”. Consultado por la supuesta extensión del contrato con Tenfield, el directivo negó todo contacto por parte de la empresa de Francisco Casal: “En ningún momento se planteó una posible extensión del contrato, la institución nunca se pronunció”. Turcatti alegó no poder opinar por no saber cuáles son “las condiciones económicas” del contrato, aún así, opinó que “los caminos son otros a los efectos de que las instituciones puedan obtener mayores ingresos”.


 

 “Entre los socios de Nacional se ha perdido el respeto mutuo”

José López Rubio dio su impresión de la asamblea.


 

La asamblea de socios de Nacional, la mayor instancia democrática que tiene el club después de las elecciones, se desarrolló en un ambiente tenso y con claras divisiones por parte de los participantes. Por ejemplo, al final de la asamblea, un grupo disconforme no permitió la salida del presidente. Además, tres integrantes de la Comisión Directiva,  Antonio Palma, José López Rubio y Walter Echenique, votaron en contra del balance. López Rubio habló con el programa Último al arco de la Sport 890, dónde abogó por no ver lo ocurrido “como una vendetta política” por la situación que se vivió en la última asamblea de la presidencia de Eduardo ache, y que los socios que mostraron discrepancias no están necesariamente identificados con la oposición, por ejemplo  “la señora Reyes, nieta de José María Delgado, manifestó sus discrepancias con la comunicación del club”. Respecto al balance, López Rubio insistió en que no votaron en contra por un enfrentamiento político, sino porque “es cierto que hay un pasivo de 20 millones de dólares” y que “todos tenemos miedo por la situación del club en lo económico, porque el GPC se siga endeudando más de lo que ya está”.


 

Consultado por su balance personal de la asamblea, López Rubio manifestó haberse ido “con una sensación amarga al ver que entre los socios de Nacional se ha perdido el respeto mutuo”. También se mostró en desacuerdo con la posibilidad de que el presidente del club, José Luis Rodríguez, se tome licencia en este momento: “El capitán del barco es el último que tiene que salir”.


Camilo Salvetti







SEGUINOS

Crear una cuenta



Ingrese a su cuenta