Por Diego Ávalo
2 Oct 2017
análisis

Seguimos analizando a nuestro equipo y sus posibilidades de mejorar.

El equipo tricolor no está teniendo su mejor performance desde el aspecto defensivo. Hace unos días analizamos el funcionamiento del mediocampo y las distintas alternativas que posee el conjunto tricolor. Hoy analizaremos la última zona defensiva.

Lo primero que hay que mencionar es que el rendimiento de la última zona defensiva, está asociado indefectiblemente al rendimiento de todo el equipo en el aspecto defensivo, y muy especialmente a la zona media del campo. ¿Qué queremos decir con esto? Cuando un equipo presenta en cancha un bloque sólido defensivamente, con pocos espacios en todas sus líneas, y que presiona en zona defensiva del rival, y también en el medio de la cancha, la línea final de zagueros se encuentra más protegida. Si por el contrario, el mediocampo no logra contener el primer pase, o la primera carrera en velocidad, la última línea estará más vulnerable a los ataques rivales. Y en esto creo que se está fallando en los últimos partidos. La defensa es un todo, y no se puede analizar si no es en conjunto.

A modo de ejemplo, en la nota anterior analizábamos lo que sucedía cuando Nacional utiliza un 4 - 2 - 3 - 1, en donde por las bandas los rivales encuentran muchos espacios para atacar. Cuando esto sucede, los laterales se ven desbordados. Generalmente los atacan en velocidad y con mayoría numérica, y esto hace que sus rendimientos no sean buenos. Cuando el equipo presenta un 4 - 3 - 3 los costados están más contenidos por los centrocampistas, y esto permite a los laterales una mejor contención, y mayor libertad para pasar al ataque.

Algo similar pasa con los defensas centrales. Si cada ataque contrario termina en un pase filtrado dentro del área, o en un centro desde las bandas, seguramente algún error tendrán los defensas. Es hasta un tema de probabilidad. Algo de eso sucedió contra Racing. La enorme mayoría de las pelotas en posesión del equipo de Sayago terminaban dentro del área tricolor. Por suerte el equipo académico no estaba en su mejor noche, de lo contrario hubiéramos obtenido otro resultado.

El momento defensivo de todo el equipo indudablemente afecta los rendimientos individuales. En este aspecto al que más lo ha perjudicado es al juvenil Agustín Rogel. Agustín es un gran jugador, y será seguramente un futbolista con nivel de selección. Pero su nivel desde que debutó en primera división, no ha sido el mejor. Le tocó jugar en partidos complicados y cometer errores que costaron caro, y eso lo tocóen lo anímico. A su vez lo analizado respecto al equipo tampoco lo ha ayudado. Cuando uno entra en un equipo aceitado y que tiene buenas actuaciones, todo fluye mucho más fácil. De todas maneras no tengo dudas que se va a asentar en primera división y será un jugador de nivel de selección uruguaya.

Del capitán Diego Polenta ya hemos hablado en demasía. Jugador joven pero con mucha personalidad y experiencia, que cuando juega eleva el nivel de sus compañeros, y disminuye el de sus rivales. Cuando no está en cancha, todo el equipo siente su ausencia. Y no solo en el aspecto defensivo, también en ataque, ya que permanentemente es salida desde el fondo, ya sea con pelota dominada, con pases entre líneas o con pases largos.

En los laterales entiendo que no hemos tenido mayores problemas, salvo en partidos en donde son superados numéricamente. Allí el problema está más en el aspecto táctico, que en lo individual. Tanto Alfonso Espino como Jorge Fucile están en un nivel aceptable para arriba, sobre todo en partidos importantes. La llegada de Matías Zunino también es importante para colaborar cuando Fucile no está disponible. Y en caso de ser necesario, Fuci también puede suplir a Pacha, así que creo ese sector quedó bien cubierto.

En resumen, para que una línea defensiva final sea sólida, necesita y mucho de todo el equipo. Por más buen momento que esté pasando un defensa en lo individual, si no te dan respiro y todo el tiempo estás sacando envíos al área de cabeza, o jugando un mano a mano con los delanteros rivales, es muy difícil tener un partido perfecto.

Diego Ávalo







SEGUINOS

Crear una cuenta



Ingrese a su cuenta