Por Diego Ávalo
21 Set 2017
Patrón
Capitán

Solo hay que ver como lo odian en la vereda de enfrente para darse cuenta de lo importante que es.

Diego Polenta llegó a Nacional callado y sin mucho ruido. Muy pocos presagiaban en lo que se iba a transformar con el transcurso del tiempo: un capitán hecho a la medida de Nacional. Esos capitanes que defienden al club adentro de la cancha, y también afuera. Declarando cuando hay que hacerlo, estando atentos hasta los más mínimos detalles como el hecho de sacarse una foto con un gurí que los va a ver a la práctica, y muchas otras cosas que ya todos conocemos. Y todo esto con tan solo 25 años. 

Últimamente está siendo objeto de críticas, mayormente por parte de la prensa especializada en fútbol de este país. Es que al capitán le ha tocado salir expulsado en partidos importantes de Copa Libertadores, y el último en el clásico, en el cual con él en cancha la superioridad de Nacional era notoria. Se podrá alegar con cierta certeza, de que algunas de esas expulsiones fueron exageradas e inmerecidas. Pero también es cierto que Diego juega al límite, y cuando uno juega al límite está expuesto al juez. Y a las críticas. 

La influencia de Polenta es tal -sobre propios y extraños- que para muestra basta ver lo que sucedió en el partido clásico y como su ausencia modificó el trámite del encuentro. Solo hay que ver como lo odian en la vereda de enfrente para darse cuenta de lo importante que es. Esto es lo que debe entender y mejorar nuestro capitán. Precisamos que nos defienda ante las arremetidas a prepo de los rivales; precisamos que dialogue con los jueces, pero lo que más precisamos y precisan sus compañeros es tenerlo ahí adentro, en donde -cuando él está- los rivales disminuyen su juego. Es de destacar que tanto “El Patrón” como Sebastián “Papelito” Fernández llegaron al Bolso en el 2014 y, con ellos en cancha, Nacional nunca perdió un clásico.

 
Aclarado esto digo que, desde Hugo De León, no veía un capitán como lo es Diego Polenta. Personalidad, clase, calidad, jerarquía e influencia en propios y extraños. Es de esos capitanes que hacen crecer a los propios, y achican a los contrarios. Hace un tiempo le preguntaron a Hugo De León a quien veía bien de Nacional, y Hugo fue muy claro: “Si Polenta se queda un tiempo en Nacional puede marcar una época.” El tiempo le dio toda la razón. Hoy estamos a cinco clásicos de igualar la estadística que lideramos durante 70 años. No tengo dudas que con él liderando en la cancha en un par de años se revertirá la misma, y por qué no llegar al tan ansiado título número 23 en lo internacional. ¡Que así sea Capitán!

Mini bio

Diego Fabián Polenta “El Patrón”, nació en Montevideo el 6 de febrero de 1992 (25 años). Mide 1,85 m.

El capitán tricolor realizó las divisiones formativas en Danubio y sin jugar en la Primera de ese club fue transferido al club Génova de Italia. En el año 2011 pasó al club Bari hasta el año 2014, año en el que arribó al Decano del fútbol uruguayo.

Fue Campeón Uruguayo con Nacional en los años 2014/2015 y 2016.

Es de destacar que tanto “El Patrón” como Sebastián “Papelito” Fernández llegaron al Bolso en el 2014 y, con ellos en cancha, Nacional nunca perdió un clásico.

Diego Ávalo






SEGUINOS

Crear una cuenta



Ingrese a su cuenta