Por Ernesto Flores
16 Mar 2017
LosCéspedes

Es tal vez el plan más importante para el futuro del club.

En menos de veinte meses Los Céspedes estará cumpliendo cincuenta años como el lugar de concentración y práctica de Nacional. En marzo de 1968, una asamblea aprobó la compra de una finca de once hectáreas, propiedad del Sr. Cuomo, para destinarlo a concentración del primer equipo tricolor. El costo de la operación fue de $ 13.900.000. Según recuerda Miguel Restuccia en su libro “Mi vida y algunas de sus historias”, anualmente Nacional estaba desembolsando $ 5.000.000 en concepto de arrendamiento de alojamientos para concentrar al plantel.

Muchas Directivas han pasado desde que la encabezada por Restuccia hiciera aquella primera inversión en el predio de Cno. Benito Berger. Muchos tricolores han invertido tiempo y pienso para mejorar y mantener el complejo, desde Antonio Pintos, primer Intendente de Los Céspedes a Adriana Araújo, actual responsable desde su cargo de Gerenta de Operaciones, en compañía de quien realizamos un recorrido por el búnker tricolor.

Recientemente adquirió difusión en prensa una intervención realizada en el sector de habitaciones del Complejo tricolor. La movida, impulsada por Sebastián Eguren, e instrumentada conjuntamente por la Comisión de Historia y Estadística y el Departamento de Marketing y Comunicaciones, consistió en la transformación de los dormitorios en habitaciones temáticas, reconociendo a jugadores que ayudaron a formar la historia inigualable del decano uruguayo. Cerca de cien nombres fueron manejados por los integrantes de la Comisión para conformar las categorías elegidas para presidir cada una de las habitaciones: arqueros, aguerridos, capitanes, cracks, canteranos, defensas, punteros y goleadores. Aquellos que reunieron más coincidencias de votos en cada una de las columnas quedaron inmortalizados en los gráficos que se ubican al ingreso de cada estancia. Esta iniciativa no es el único cambio que se ha producido en Los Céspedes en los últimos tiempos.

A puertas cerradas

Durante años, la expresión “entrenamiento a puertas cerradas” no era aplicable al complejo tricolor, porque sencillamente, era imposible protegerse de la vista de los curiosos ya que el predio se hallaba delimitado únicamente por una cerca de alambre. En el año 2015 se comienza a instalar el cerco que abarca la perimetral, Avda. de las Instrucciones y Cno. Berger. “Ahora se viene un tramo fundamental, el cercamiento de las canchas 6 y 7, con la posibilidad de tener prácticas a puertas cerradas realmente, lo que va a permitir darle descanso al piso del Parque Central” nos indica Adriana Araújo, quien también aclara que “no está totalmente cerrado aún por la necesidad de darle acceso a los camiones que están trayendo los materiales. La idea es culminarlo cuando la obra esté terminada”.

La protección visual no fue el único motivo que animó la construcción del cerramiento, enfatiza Araújo. Explica que “al ser un predio abierto, si había inconvenientes en algún partido de formativas, la policía no actuaba”, por lo que el muro perimetral fue de gran ayuda en materia de seguridad y se transformó en un refuerzo importante para el personal del club que cubre las 24 horas de vigilancia del predio.

Todos juntos

Durante la pasada administración se manejó, por parte de algunos dirigentes, la posibilidad de adquirir el complejo de Nacional Universitario y trasladar hacia allí la concentración del primer equipo, dejando Los Céspedes para uso de las divisiones formativas y el fútbol femenino. Esta idea parece haber perdido peso ante el ejemplo de algunos de los equipos más importantes de Europa, que reúnen a sus juveniles y la Primera división en el mismo lugar físico, considerando que eso impacta positivamente en la mente y metas de los juveniles. Posiblemente debido a esto es que Los Céspedes va a concentrar toda la actividad futbolística del club; AUFI, femenino, todas las divisiones formativas y el Primero.

La gerenta de operaciones del club aclara que todo va a estar sectorizado. “El Primero va a usufructuar las canchas nuevas, la 6 y la 7. Formativas, la 1 y 2, que son las que actualmente utiliza el plantel principal y van a quedar liberadas; la 3 y la 5, que son las que tiene a disposición ahora y la 4, que es la de césped sintético. En las cabeceras de la cancha 5 se van a construir la 5a y 5b que se destinarán para AUFI, que estimamos estarán prontas de acá a dos meses, sembradas, con la extensión del riego ya realizada y con iluminación en uno de los sectores para que los chiquitos puedan practicar hasta más tarde, luego de regresar de la escuela. Una de las cabeceras va a dar hacia Cno. Berger y la otra a la perimetral. Esta última será la que contará con iluminación”.

Dos gotas de agua

La cancha 6 es una réplica exacta en estructura y dimensiones del piso del Parque Central. Incluso, por la diferencia de años, la tecnología implementada en esta es más moderna.

“La idea original de hacer canchas en estos sectores en los que se está trabajando ahora fue presentada en 1999. En ese momento no se pudo concretar” recuerda Araújo, y agrega que “con mi llegada a Los Céspedes en el 2012 iniciamos una limpieza de pajonales. Así descubrimos estos dos sectores, aterrazados y claramente diferenciados, y re planteamos la idea de hacer estas dos canchas y de una manera informal comenzamos el proceso. Durante todo el 2015, estas canchas que hoy están en construcción fueron utilizadas para práctica por las formativas. No tenían riego ni drenaje. Eran canchas "para romper". Eso nos facilitó poder realizar el mantenimiento de las otras”.

“Los jugadores permanentemente reclaman la necesidad de practicar en un piso igual al que van a jugar. La única forma de poder dar respiro al Parque era construir una cancha gemela acá en Los Céspedes. La actual Directiva rápidanmente comprendió el asunto y nos brindaron un respaldo absoluto. Los jugadores y el cuerpo técnico respetan nuestro trabajo y aportan ideas, sobre todo los que vienen con experiencia europea. También el Ing. Salvador Invernizzi es fuente de consulta constante para evacuar dudas y preocupaciones.

Cuando se hicieron los movimientos de tierra originales quedó la tierra negra -que es la buena- abajo y la greda arriba, por lo que hubo que darla vuelta, para evitar que la cancha se desestabilizara y se formaran pozos con las lluvias. Fue necesario mover cuatro mil metros cúbicos de tierra. Posteriormente se niveló y compactó la cancha y se hicieron los zanjeos para los drenajes.

La cancha 6 tiene que recibir 3.600 metros cúbicos de arena. Para hacerse una idea, un camión con zorra transporta 20 metros. A diario están llegando 300 metros de arena. Estamos con un retraso de veinte días con respecto al cronograma original, estimo que en la segunda semana de marzo estará culminada esta etapa. Dependiendo del clima, se podría estar usando sesenta días después de la siembra.

Es una cancha que necesita de una atención constante, ya que al tener un drenaje tan importante, tanto el agua proveniente del riego como la de la lluvia, filtran todos los nutrientes. Al ser un piso de arena, no tiene el nutriente natural de la tierra, por lo que hay que estar aportando permanentemente nitrógeno, potasio, zulfatos, etc.

Tras unas perforaciones que se hicieron en el complejo, constatamos que hay una existencia de agua suficiente para abastecer todo el predio, con lo que resolvimos en problema que teníamos con el agua para el riego y todo el resto de la demanda. Instalamos una planta potabilizadora que alimenta todo lo que es concentración, cocina, vestuario, etc. No utilizamos más agua de OSE. Es un agua totalmente pura, todos los meses se encargan análisis químico y bacteriológico con resultados óptimos.

La cancha siete va a ser de piso de tierra, pero va a contar con un excelente drenaje y riego. En este momento está compactada y a espera de los zanjeos para la instalación de los drenajes. Va a ser una cancha de apoyo.”

Inconveniente artificial

“La cancha tiene algunos sectores donde se hunde al pisarla, cosa que no debería suceder por tratarse de una cancha nueva. Los técnicos nos han explicado que la sub-base tiene un material que no es el adecuado y que está muy contaminado con arcilla”, comenta Araújo. “Debido a esto, cuando llueve se forma como un chocolate que obstruye los poros del shot pad, ocasionando que el agua permanezca más tiempo del debido y la ablanda. Cuando el tiempo está seco, está en buenas condiciones, pero al presentarse las lluvias se constata el problema.”

Una de las ventajas con las que iba a contar el césped artificial era la iluminación, que aún no se ha utilizado. “Las torres ya están ubicadas”, acota la encargada del complejo y aclara que “aún no se han alimentado. No se van a electrificar hasta que no se solucione el inconveniente de la alfombra”.

“Tuvimos contacto con varias empresas para la solución del problema y optamos por una compañía chilena que cuenta con la maquinaria necesaria, que en Uruguay no se consigue, que permite extraer el caucho y la arena para poder levantar la alfombra. Luego de esto el Ing. Invernizzi, junto a Horacio Udaquiola -que es el responsable de la construcción de las canchas 6 y 7- van a construir la sub-base en tosca cementada.”

Uno, dos y tres

Desde su inauguración hasta el presente, el complejo Los Céspedes ha contado con tres propuestas de desarrollo. Si bien -como reconoce el Ing. Francisco Marona, integrante de la Sub Comisión de Los Céspedes desde hace largo tiempo- los tres planes maestros prácticamente no tienen modificaciones entre sí, el actual prevé trasladar, en una primera etapa, el gimnasio, la cocina y vestuario para concentrarlo todo en un mismo sector. Estas obras vendrían a continuación de la mejora en la parte estética que se ha dado en la concentración, donde además de la intervención en las habitaciones que marcábamos al principio, se reacondicionó y se cerró con paneles vidriados el deck del plantel principal, haciendo todo el conjunto más acogedor.

Beneficios para todos

Con un dinero proveniente de la AUF se confeccionaron los vestuarios de las féminas, eternas postergadas ante las necesidades y demandas de sus pares masculinos. En formativas también se trabajó en una nueva batería de vestuarios y un parrillero cerrado. Todo esto con el aporte de dineros recaudados en el Mayo Tricolor. A futuro se les va a servir la merienda a los chicos de divisiones juveniles en el merendero que está en construcción.

Los jueces y la sanidad de las divisionales menores también cuentan con edificación nueva. Se amplió el sector de utilería, algo totalmente necesario a partir de la nueva política de aprovechamiento de indumentaria. Actualmente, los equipos que son dejados de lado por el plantel principal, debido a cambio de sponsor o modelo, y que se encuentran en perfecto estado, son derivados a los juveniles.

Continuando con el impulso dado a las divisiones formativas, Adriana Araújo presentó un proyecto para el programa CREAR, impulsado por la AUF, que busca el desarrollo integral de las formativas del fútbol uruguayo, a través de la herramienta de mecenazgo. “La idea original era volcar el dinero conseguido para mejorar el drenaje de la cancha 3 -la oficial de formativas- , pero me encontré con que dentro del nuevo plan maestro de obras está previsto mover la cancha 3 para alinearla con la de césped sintético. Esto me llevó a cambiar el proyecto y derivar la inversión a la instalación del drenaje de la cancha 5.”

Al encontrarse en obras la cancha 5, la 3 se utiliza tanto para práctica como para los partidos oficiales, lo que, al decir de Araújo, “nos impide realizarle el mantenimiento adecuado, y se puede apreciar que no está en el mejor estado. Una vez que la 5 esté pronta vamos a levantar la 3. Esto será a mediados o fines de marzo. Cuando estén prontas las nuevas canchas del primero y queden liberadas la 1 y la 2 que actualmente utiliza el primer equipo, podremos alternar entre la 2 y la 3 como canchas oficiales de formativas”.

Quienes conocemos el complejo tricolor desde hace algunos años, podemos constatar que se recuperó mucho espacio verde que se le ganó a los pastizales. Dentro de las mejoras en curso se encuentra el acondicionamiento de los accesos. “El complejo contará con nueva caminería y senderos internos. Cuando se mude la cocina, el actual edificio quedaría como una especie de cantina para los periodistas, los concurrentes asiduos y el público que llegue los días de partido” finalizó Adriana Araújo.

La visión del cuerpo técnico

No quisimos desaprovechar la ocasión para conocer la opinión del entrenador Martín Lasarte, hombre de extensa trayectoria internacional, sobre los cambios que se están produciendo y los proyectados en la concentración. “En líneas generales las canchas están buenas” adelantó Lasarte. “Podemos rotar campo, cosa que es muy importante, y se viene una cancha con un piso igual o muy similar al que usamos en partidos oficiales. Tenemos un lugar de concentración, cosa que no hay en todos los países” reconoció el entrenador, quien aclaró que en muchos lugares “hay vestuarios, pero para dormir es necesario recurrir a un hotel”. “Nacional cuenta con eso” continuó y se explayó en su comentario, agregando que “la sanidad está correcta y tenemos entendido que va a ser modernizada. Hay muchas cosas que están igual que hace 10 años, pero se ha avanzado, y mucho. Siempre pongo un ejemplo: Deportivo La Coruña tiene una oficina que es la planta de un apartamento. Muy linda, pero no deja de ser eso. Nacional tiene un monstruo como sede, otro como estadio y un tercero como lugar de concentración, más otro montón de patrimonio. No tengo los números, pero debe ser un gasto importante mantenerlo. En estos lugares, que forman parte del patrimonio histórico y cultural, se han desarrollado infinidad de situaciones y hechos. Sin ir más lejos, en este mismo lugar en el que estamos parados ahora, hace diez años estábamos sentados Alexander Medina, Luis Romero, Sebastián Abreu y yo, más Luis Suárez corriendo en la cancha. Fue acá que el Loco dijo:"El día que pongan a este anormal -refiriéndose a Suárez- nos tenemos que buscar laburo todos.”

Ernesto Flores






SEGUINOS

Crear una cuenta



Ingrese a su cuenta