Por Alejandro Luzardo
29 Ene 2017
GPC

Estos tiempos obligan a estudiar todas las posibilidades para mejorar los ingresos.

En 1980 Nacional fue Campeón Uruguayo y de América utilizando la camiseta tradicional: blanca, con vivos rojos y azules en los puños y el cuello. Meses después, en febrero de 1981 fue Campeón del Mundo utilizando por primera vez –para sí y para los equipos del fútbol uruguayo- indumentaria Adidas que le agregó los tres colores en las mangas.

El pecho de la camiseta tricolor y la aurinegra recibió por primera vez publicidad a mediados de la década de los 80 cuando ambos equipos en busca de nuevos ingresos de dinero -¿cuándo no?- obtuvieron el sponsoreo de empresas como VW por ejemplo. En aquellos tiempos sin Internet ni redes sociales, el hincha comentaba en la tribuna la novedad. Los tiempos estaban cambiando.

Los poderosos y multimillonarios Real Madrid y Barcelona terminaron cediendo el pecho de sus camisetas a jugosas ofertas comerciales. El avance del tiempo y el marketing deportivo lograban finalmente vencer a los últimos dinosaurios. Después de todo, solo se trata de dinero para tener equipos más competitivos.

En los últimos años, las grandes marcas comerciales han ido por otros dinosaurios que aún aguantaban en pie el paso avasallante de la ley de mercado: el naming de los estadios.

Estados Unidos parece ser el padre de esta criatura: Los Celtics poseen el TD Garden, los Brooklyn Nets en el Barclays Center y Philadelphia 76ers en el Wells Fargo Center, Los Toronto Raptors juegan en el Air Canada Centre, los Chicago Bulls en el United Center, los Suns de Phoenix en el US Airways Center, los Miami Heat en el American Airlines Arena, y los Dallas Mavericks en el American Airlines Center. (1)

Mientras tanto, en Inglaterra tenemos el Emirates Staduim de Arsenal y el Etihad del Manchester City. En Alemania el Allianz Arena de la ciudad de Munich, entre otros.

Esta modalidad también ha llegado a Sudamérica. Basta con ver algunos de los nombres de los principales estadios del país organizador del último mundial para confirmarlo: Allianz Parque (Palmeiras) y Kyocera Arena de Atlético Paranaense por ejemplo.

También han ocurrido situaciones jocosas como en Argentina que “tuvo un caso de Récord Guiness cuando, años atrás, el microestadio de Obras Sanitarias tuvo tres nombres al mismo tiempo. En la entrada había un cartelito que decía “Estadio And1” en honor a la ropa que usaba el equipo en la Liga Nacional de Básquetbol. Arriba, con luces de neón, quedaba claro que el estadio se llamaba “Pepsi Music” cuando mandaba el rock, pero lo curioso se daba cuando uno iba a ver un recital o un partido de Liga y le decía al taxista: “Voy hasta Obras”. (2)

Mientras tanto, estadios como Old Trafford, Santiago Bernabeu y Camp Nou mantienen aún sus nombres originales. La pregunta que nos hacemos es: ¿hasta cuándo?

Nuestra casa

En los últimos días, el presidente José Luis Rodríguez reconoció que nuestro club está explorando la posibilidad de explotar comercialmente el nombre de nuestro estadio como fuente de nuevos ingresos.

En decano.com hemos sabido que a fines del año anterior se ha estado en conversaciones con una muy importante firma internacional. Hasta el momento no ha sido más que eso, conversaciones, pero que demuestran que los tiempos han cambiado, que Nacional no está ajeno a ello y que en estos tiempos de híper profesionalismo hay que recorrer todos los caminos que se nos presenten. Por supuesto que una decisión así deberá ser confirmada en una Asamblea de socios, previa discusión de la situación.

De todas formas, si se le agregare al Gran Parque Central una marca comercial a su nombre, para el hincha seguirá llamándose como siempre, como ocurrió por ejemplo con la Copa Bridgestone Libertadores. En la historia y para el hincha será siempre la Copa Libertadores de América, sin más. Y nuestro estadio será por siempre el Gran Parque Central.

Alejandro Luzardo
decano.com

(1) (2) http://www.elpais.com.uy/el-empresario/las-marcas-le-ponen-su-sello-y-nombre-a-los-estadios.html







SEGUINOS

Crear una cuenta



Ingrese a su cuenta