Por decano.com
6 Feb 2014
Gigante

“La Libertadores gana con la presencia de Nacional y mostramos los motivos de esto”, publicó el sitio brasileño Trivela acerca de la clasificación de Nacional.

Trivela, en portugués, es aquella pegada de efecto en la pelota con la parte externa del pie. Un toque de clase, de categoría. En Brasil, es también un sitio web fundado en 1998 y hecho en São Paulo por gente fanática por el fútbol. Pero fanática en serio. Durante tres años y medio publicaron también la Revista Trivela – en seguida, los editores pasaron a trabajar en la Revista ESPN. Una nota del periodista Leandro Stein, publicada después de la clasificación tricolor para la fase de grupos y traducida a continuación, dice lo que nuestra presencia aporta a la Copa Libertadores.

* * *

Que nos perdone Oriente Petrolero. El equipo de Santa Cruz de la Sierra tiene su gracia, su tradición y sus méritos. ¡Pero qué bueno es ver Nacional clasificándose a la fase de grupos de la Copa Libertadores! Los uruguayos habían perdido en su visita a Bolivia por 1 a 0. Pero, protegidos por el poderoso paraguas del entrenador Gerardo Pelusso, el Bolso dio vuelta al resultado en Montevideo.

Nacional abrió el marcador a través de Iván Alonso al comienzo del primer tiempo. La situación mejoró cuando Mariano Brau recibió la segunda tarjeta amarilla, discutible, al inicio del segundo y dejó a los uruguayos con un hombre más. Cuando los tricolores ya apelaban a Álvaro Recoba, temiendo los penales, Carlos de Pena lo definió a 15 minutos del final. Un disparo sin muchas pretensiones, a la entrada del área, que contó con una colaboración inmensa del arquero Carlos Arias, permitiendo que el pollo (nota: en portugués, una atajada fácil que termina transformándose en gol se llama frango – traducido, pollo) escapase por entre sus manos.

La clasificación de Nacional puede no ser buena noticia para Grêmio, Atlético Nacional y Newell’s Old Boys, sus oponenets en el Grupo 6. Para quien aprecia el fútbol, sin embargo, es una excelente noticia. ¿Cómo? En las próximas líneas, listamos cinco motivos que muestran como los tricolores dan un color diferente a la Copa Libertadores. Y que esto solo hace bien al torneo.

La camiseta tiene mucho peso

El equipo actual puede no ser de los más exuberantes. Las limitaciones son varias y el hecho de tener que jugar la primera fase lo evidencia. Sin embargo, Nacional tiene una camiseta con mucho peso. Un equipo que posee tres títulos continentales, además de tres subcampeonatos, merece mucho respeto. Y esto puede hacer la diferencia cuando a algún rival le tiemble las piernas al sentir el peso de la tradición. Esta es la cuadragésima participación de Nacional en la Copa Libertadores, el segundo equipo con más presencias en el torneo, apenas detrás de su rival, Peñarol. Además, son 18 clasificaciones consecutivas a la fase de grupos, un récord.

El Parque Central es un estadio sensacional

El estadio Centenario está allí, disponible. Pero la verdadera casa de Nacional es el Gran Parque Central. El estadio más antiguo de Sudamérica, inaugurado en 1900, y que fue uno de los escenarios de la primera Copa del Mundo. Visitar el campo es recordar el pasado glorioso del fútbol uruguayo y de algunos de sus grandes hombres, como Héctor Scarone, Abdón Porte y Atilio García – todos ex jugadores tricolores, que dan nombre a las tribunas. El predio donde se construyó el estadio también marcó la historia de uno de los “Libertadores”. Fue allí que José Artigas, líder de la independencia uruguaya, recibió el título de “Jefe de los Orientales” en 1811. Años después, el héroe fue nombrado patrono de la competición internacional y se colocó una placa en su homenaje en la entrada del estadio.

La hinchada es un espectáculo aparte

Si Nacional es tan grande, la hinchada también tiene parte en esto. Los tricolores no se cansan de demostrar su pasión llenando frecuentemente los 27 mil lugares disponibles en el Parque Central. El año pasado, tanto fanatismo fue materializado. Los hinchas hicieron una bandera gigante que ocupó el Centenario de punta a punta, con 600 metros de ancho y 50 de altura, considerada la más grande del mundo. ¿Es posible no admirarlo?

Recoba disputará la Copa

El tiempo es implacable. A los 38 años, Álvaro Recoba raramente repite aquellas grandes actuaciones que lo pusieron entre los mejores de su generación. Aun así, la clase seguirá allí, visible en los chispazos que muestra El Chino en la  cancha. Un tiro con efecto allí, un pase perfecto allá. El veterano ni siquiera es titular en Nacional. Pero aun hace que mucha gente vuelva en el tiempo, nostálgica de un fútbol exuberante que quedó en el pasado. Además de Recoba, hay otros nombres interesantes para observar: Rinaldo Cruzado, Gustavo Munúa, Iván Alonso, Andrés Scotti y hasta Sebastián Coates, de regreso al equipo prestado por Liverpool. (Nota: la nota original tiene un vruto aquí, decía “prestado al Liverpool”)

El “grupo de la muerte” ahora es real

Grêmio, Atlético Nacional y Newell’s Old Boys ya formaban un grupo bastante fuerte. El subcampeón brasilero, el bicampeón colombiano, el campeón argentino. Los gremistas con el peso de dos copas continentales, verdolagas y leprosos como los equipos que viven el mejor momento en sus países. Nada mejor que complementar una llave tan fuerte con uno de los clubes de más rica historia en la Copa Libertadores. El torneo apenas empezó y ya tenemos asegurados 12 partidazos.

decano.com

Transcripción: Manoel Castanho

Nota original: trivela.uol.com.br







SEGUINOS

Crear una cuenta



Ingrese a su cuenta