Por decano.com
8 Abr 2015
aniversario

Un 9 de abril de 1916, con tan solo 17 años, debutaba en el primero de Nacional Héctor Scarone quien fue considerado en su época el mejor jugador del mundo.

Según datos que nos aporta el historiador tricolor Héctor Luis Sicco, el debut de Héctor Scarone se produjo en un encuentro amistoso disputado entre Nacional y River Plate, que tuvo lugar en el Gran Parque Central.

El resultado del partido fue de dos a cero favorable a Nacional. Ambos tantos fueron convertidos por el juvenil debutante.

Héctor Scarone

Héctor Scarone es una verdadera leyenda del fútbol. Nadie como él acumula tantos relatos de hazañas —ciertas o no— en el fútbol uruguayo. Cada comentario al que uno accede está más cargado de admiración que el anterior hacia este futbolista que ostenta el récord de ser el que más triunfos ha logrado a lo largo de su carrera. Esta que se ha caracterizado —amén de por su incuestionable capacidad técnica— por el innegable amor que profesó hacia la selección nacional y el Club Nacional de Football. Tan grande fue su pasión que, según cuentan,  en 1928 Scarone rechazó un contrato millonario para continuar en el Barcelona, con la intención de jugar los Juegos Olímpicos de 1928. En aquella época solo podían participar en los Juegos deportistas amateurs, y el contrato ofrecido era profesional. «Yo pensaba en mi patria, en que pronto vendrían las Olimpíadas y en que debía vestir la camiseta celeste. Pensé en Nacional, mi club de corazón, y decidí no firmar», declaró Scarone. Este tipo de decisiones ganaron el corazón de la afición uruguaya.[1]

Héctor Scarone debutó en Nacional en 1916 y se habría de retirar, veintitrés años después, en el mismo club que lo vio nacer y lo proyectó internacionalmente. Campeón uruguayo con Nacional en ocho oportunidades: 1916, 1917, 1919, 1920, 1922, 1923, 1924 y 1934, convirtiendo con la blusa tricolor 301 goles en 369 partidos.

Debutó a los 19 años con la selección uruguaya en la primera Copa América de 1917 en Montevideo y es con un certero cabezazo del Mago que Uruguay se convierte en bicampeón sudamericano al vencer a Argentina en la final por 1 a 0.

Decenas de anécdotas se cuentan de Scarone. Que nunca erró un penal en su vida, que colocaba en el ángulo formado por el horizontal y el travesaño del arco un cajón de verduras y, desde el borde del área, colocaba la pelota dentro del cajón. Otros relatos señalan que «más de medio siglo antes que Ronaldinho, Scarone logró la hazaña de enviar el balón contra el asiento de la fila 1, recogerlo al rebote, volver a rematar contra un asiento de la fila 2, luego uno de la 3, y así sucesivamente hasta la 40, sin que la pelota tocara el suelo».

Campeón sudamericano en 1917, 1923, 1924 y 1926. Campeón olímpico en 1924 y 1928, y del mundo en 1930. Disputó 52 partidos con la celeste anotando 31 goles, entre el 2 de setiembre de 1917 y el 30 de julio de 1930. Es el jugador más laureado del fútbol uruguayo. Goleador de la Copa América de 1926 y 1927 y elegido como el mejor jugador de este torneo en la edición de 1917. Fue el máximo goleador celeste durante el impresionante período de ochenta años (1931-2011) con 31 goles oficiales en 52 encuentros y aún ostenta este galardón si sumamos partidos oficiales y amistosos, con 52 tantos en 70 partidos. Como si fuera poco, es el jugador uruguayo con más anotaciones en un partido vistiendo la celeste, conquistando cinco de los seis con que Uruguay derrotó a Bolivia en la Copa América de 1926.

Las cifras de Héctor Scarone meten miedo. Una figura del fútbol mundial que, en épocas de poca preparación y escasos o casi nulos aditamentos para mejorar la performance, creó y batió sus propios récords año tras año. Si tenemos que describirlo, nos quedamos con los comentarios realizados sobre él por otros dos grandes de todos los tiempos, Ricardo Zamora, apodado el Divino, mítico golero español que defendió, entre otros, al Barcelona y al Real Madrid y que describió a Scarone como «el símbolo del fútbol», y el legendario Giuseppe Meazza, quien dijo que «fue el jugador más fantástico» que tuvo ocasión de ver.

[1] Libro de Oro de Nacional.

Extraído del libro “Nacional es Uruguay” de Ernesto Flores/Editorial 14.






SEGUINOS

Crear una cuenta



Ingrese a su cuenta