Por Juan José Melos
5 Nov 2014
Galvalisi

Hemos leído en decano.com un par de notas que homenajean a verdaderos gladiadores clásicos, ídolos de nuestra institución.

Sin ánimo de terciar en el asunto, ya que por suerte nos sobran figuras para evocar en nuestra rica historia, traemos a la memoria el recuerdo de un ganador empedernido, fiel representante de la “generación ganadora” de los 40’: EUGENIO GALVALISI

El popular “Pato” nació en Salto el 15 de Noviembre de 1915, fecha de la cual están por cumplirse 99 años.

Después de jugar en la selección de su departamento, pasó a Rampla Juniors, club en el que se destacó de tal manera que llamó la atención de Nacional, que lo incorporó como “refuerzo” en el Primer Torneo Nocturno Rioplatense de 1936.

Destacado lateral izquierdo, pasó a los tricolores en 1938, afianzándose como centre-half y extendiendo su carrera en Primera División hasta la temporada trunca de 1948.

En sus últimos tiempos, no tuvo inconvenientes en jugar en la Reserva, alentando y orientando a las jóvenes promesas.

De su juego simplemente cabe decir que fue un deportista de un temple y coraje excepcional, con una ida y vuelta en la cancha de tal magnitud, que sus más enconados rivales decían que a Galvalisi “había que pasarlo cuatro veces”.

Sin embargo, por encima de esas virtudes futbolísticas poco comunes, hizo gala de un amor y una adhesión a Nacional tan grande, que se podría decir que fue el prototipo del “jugador-hincha”, capaz de cualquier sacrificio por sus colores.

Ya retirado, se dedicó a marcarle el camino a nuestros jugadores de divisiones formativas, estando ligado a la actividad de la institución hasta una edad avanzada.

La casa de los juveniles lleva con justicia su nombre.

Sus números son tan excepcionales que no resistimos la tentación de mencionarlos :

Jugó 24 clásicos oficiales, ganando 17, empatando 2 y perdiendo solamente 5.

Nacional convirtió en ellos 55 goles y recibió 27.

Por el Uruguayo ostenta un récord de 14-10-1-3.

Incluyendo amistosos, su marca es de 28-18-4-6

Con él en la cancha, Nacional ganó el 75 por ciento de los puntos clásicos en disputa, teniendo en cuenta el antiguo sistema de puntuación.

Participó en el 5 a 1 de 1940, en el 6 a 0 de 1941 y en el 4 a 0 de 1942, todos por nuestro máximo Torneo. También estuvo presente en la goleada 4 a 1 por el Honor de 1940.

Ganó las dos finales clásicas en las cuales participó : Uruguayo de 1939 y Torneo de Honor de 1943.

Fue 7 veces Campeón Uruguayo y Primero e Invicto en 1948.

Ganó el Campeonato del Río de la Plata en 2 oportunidades y la Copa del Atlántico en 1946.

Completó 265 partidos en Primera División con la blusa tricolor.

Símbolo de una era gloriosa, Eugenio Galvalisi llenó su vida de anécdotas conmovedoras y/o pintorescas sobre su fanatismo nacionalófilo, que algún día deberíamos rescatar del olvido.

Juan José Melos







SEGUINOS

Crear una cuenta



Ingrese a su cuenta