Por decano.com
22 Jun 2013
Campaña1981

El 11 de febrero de 1981, Nacional se consagró Campeón del Mundo por segunda vez.

La segunda Intercontinental se fue armando paso a paso bajo la conducción de dante Iocco en la presidencia y la dirección de Juan M. Mujica y Esteban Gesto.

Tras un comienzo que no entusiasmó a sus hinchas, con un cuadro combativo pero de poco nivel técnico, Nacional (dirigido por Juan Martín Mujica y el profesor Esteban Gesto) fue mejorando sus performances después de doblegar en Semifinales a Olimpia de Paraguay y O´Higgins de Chile. En las finales se encontró con Internacional de Porto Alegre, equipo en el que brillaba el nuevo astro Roberto Falcao, pero la defensa uruguaya se había fortalecido con la presencia de un gran jugador, Hugo De León y en la delantera brillaba un oportuno goleador, Waldemar Victorino.

Escuchá los goles de la campaña del ´80 en la voz de Víctor Hugo Morales
Relatos de la Copa Libertadores de América 1980 


NACIONAL 1 / Defensor 0 
Fecha: 9 de Abril 
Cancha: Estadio Centenario 
Juez: J. Martínez Bazán (Uruguay)

NACIONAL: Rodolfo Rodríguez, Juan C. Blanco, Hugo De León, José Moreira, Víctor Espárrago, Washington González, Alberto Bica, Eduardo De La Peña, Waldemar Victorino, José Rosauro Cabrera (Denis Milar) y Julio César Morales (Dardo Pérez). 
Defensor: Araújo, Conde, Javier, Forlán, Ortiz (Puppo), Meroni, Tolosa (Rodríguez de Deus), Púa, R.E.Rodríguez, Russo y R.V.Rodríguez.
Gol: Cabrera (N)

NACIONAL 3 / Oriente Petrolero 1
Fecha: 13 de Abril 
Cancha: Tahuichi Aguilera (Santa Cruz) 
Juez: E.Pérez (Perú)

NACIONAL: Rodolfo Rodríguez, Juan C. Blanco, Hugo De León, José Moreira, Víctor Espárrago, Washington González, Alberto Bica, Eduardo De La Peña (Denis Milar) , Waldemar Victorino, José Rosauro Cabrera y Julio César Morales (Wilmar Cabrera). 
Oriente Petrolero: Hoyos (Jorge), Arias, Espinosa, Campos, Montero, Taritolay, F.Franco (Guitiérrez), Huguenet, Saucedo, Landa, E.Franco y Toninho.
Goles: Huguenet (OP), De La Peña 2 (N), Milar (N).

NACIONAL 0 / The Strongest 3
Fecha: 17 de Abril 
Cancha: Hernado Siles (La Paz)
Juez: R. Arppi (Brasil)

NACIONAL: Rodolfo Rodríguez, Juan C. Blanco, Hugo De León, José Moreira, Víctor Espárrago, Washington González, Alberto Bica, Eduardo De La Peña, Waldemar Victorino, José Rosauro Cabrera (Dardo Pérez) y Julio César Morales (Denis Milar). 
The Strongest: Galarza, Fontana, Fernández, Trigo, Angulo, Paniagua, Peña, Lattini, Mezza, Sandoval (Cañelas), Peckerman.
Goles: Lattini, Sandoval, Paniagua.

NACIONAL 3 / Defensor 0 
Fecha: 23 de Abril 
Cancha: Estadio Centenario 
Juez: Ramón Barreto (Uruguay)

NACIONAL: Rodolfo Rodríguez, Juan C. Blanco, Hugo De León, José Moreira, Víctor Espárrago, Washington González, Alberto Bica, Eduardo De La Peña, Waldemar Victorino, Arsenio Luzardo y Julio César Morales (Daniel Enriquez). 
Defensor: Araújo, Conde, Payovich, Javier, Puppo, Meroni, Ruso, Púa, Tolosa (Gómez), Rodríguez de Deus y V.R. Rodríguez.
Goles: Waldemar Victorino 2, Arsenio Luzardo
Tarjetas Rojas: Puppo (D), González (N).

NACIONAL 5 / Oriente Petrolero 0
Fecha: 27 de Abril 
Cancha: Estadio Centenario 
Juez: F. Valdez (Paraguay)

NACIONAL: Rodolfo Rodríguez, Juan C. Blanco, Hugo De León, José Moreira, Víctor Espárrago (José Cabrera), Héctor Molina, Alberto Bica, Denis Milar, Waldemar Victorino, Arsenio Luzardo y Julio César Morales (Dardo Pérez). 
Oriente Petrolero: Jorge, Espinosa, Campos, Arias, F.Franco, Montero, Saucedo, Landa (Gutiérrez), E.Franco (Bonilla), Huguenet y Toninho..
Goles: Julio César Morales 3, Denis Milar, Waldemar Victorino.

NACIONAL 2 / The Strongest 0
Fecha: 30 de Abril 
Cancha: Estadio Centenario 
Juez: G. Velázquez (Colombia).

NACIONAL: Rodolfo Rodríguez, Juan C. Blanco, Hugo De León, José Moreira, Víctor Espárrago, Washington González, Dardo Pérez (Denis Milar), Eduardo de la Peña, Waldemar Victorino, Arsenio Luzardo y Julio Cérsar Morales.. 
The Strongest: Galarza, G.Fernández, Fontana, Trigo, Angulo, Irondo, Paniagua (Castro), Peckerman, Lattini, Meza y Sandoval.
Goles: Julio César Morales, Waldemar Victorino.
Tarjetas Rojas: Fontana, Lattini, Sandoval.

NACIONAL 1 / O´HIGGINS 0
Fecha: 21 de Mayo 
Cancha: Estadio Nacional (Santiago de Chile) 
Juez: A. Iturralde (Argentina).

NACIONAL: Rodolfo Rodríguez, Juan C. Blanco, Hugo De León, José Moreira, Víctor Espárrago, Washington González, Dardo Pérez, Eduardo de la Peña, Waldemar Victorino, Arsenio Luzardo y Julio Cérsar Morales (Denis Milar). 
O´Higgins: Leyes, Droguett, Gatica, O.Vargas, Serrano, Coppa (Quiroz), Acosta, Neyra, Núñez (Burgos), J.Vargas, Olivera.
Gol: Dardo Pérez

NACIONAL 1 / OLIMPIA 0
Fecha: 18 de Junio 
Cancha: Defensores del Chaco (Asunción) 
Juez: J. Romero (Argentina)

NACIONAL: Rodolfo Rodríguez, Juan C. Blanco, Hugo De León, Héctor Molina (Dardo Pérez), Víctor Espárrago, Washington González, José Moreira, Eduardo de la Peña, Waldemar Victorino, Arsenio Luzardo y Julio César Morales. 
Olimpia: Almeida, Solalinde, Paredes, Sosa, Delgado, Benítez, Guasch, Talavera, Ortiz, Díaz (Michelagnoli) y Aquino.
Gol: Dardo Pérez

NACIONAL 1 / OLIMPIA 1
Fecha: 2 de Julio 
Cancha: Estadio Centenario
Juez: C. Espósito (Argentina)

NACIONAL: Rodolfo Rodríguez, Hugo De León, Juan C. Blanco, José Moreira, Víctor Espárrago, Washington  González, Alberto Bica, Eduardo de la Peña, Waldemar Victorino, Arsenio Luzardo y Julio César Morales
Olimpia: Almeida, Paredes, Sosa, Solalinde, Guasch, Delgado, Ortiz, Benítez, Díaz (65 min Michelagonli), Talavera, Aquino.
Goles: Eduardo de la Peña (N), Benítez (O)

NACIONAL 2 / O´HIGGINS 0
Fecha: 16 de Julio 
Cancha: Parque Central 
Juez: E.Jacomé (Ecuador)

NACIONAL: Rodolfo Rodríguez, Juan C. Blanco, Hugo De León, José Moreira, Víctor Espárrago, Washington González, Alberto Bica, Eduardo de la Peña (Denis Milar), Waldemar Victorino, Arsenio Luzardo y Dardo Pérez. 
O'Higgins: Leyes, Droguett, Gallardo, O.Vargas, Serrano, Quiroz, Acosta, Neyra, Núñez, J.Vargas y W.Olivera
Goles: Eduardo de la Peña, Waldemar Victorino.

La Final

El 30 de julio se jugaría el primer partido, en Porto Alegre, el segundo se jugaría el 6 de agosto, y el 9 de agosto en caso de necesitarse un tercer encuentro debía jugarse en Asunción. 

Nacional partió el 28 de julio, rumbo a la ciudad "gaúcha", junto con la delegación tricolor, comenzó el mayor despliegue de una parcialidad, nunca un club, nunca una selección llevó junto a una delegación deportiva tanta gente, de todas las formas posibles fue acercando la gente a Porto Alegre, como dijera algún parcial: "Se estaba produciendo el segundo éxodo del pueblo oriental", unos 20.000 hinchas de Nacional, se acercaron al Estadio, sólo Nacional puede manifestar tanta adhesión.

Cuando el equipo apareció en la cancha del Beira Río, con Víctor Espárrago, el capitán a la cabeza, el Estadio quedó asombrado, porque nunca un equipo visitante recibió tanto apoyo como Nacional aquel día.

La hinchada de Nacional acompañó siempre, estuvo siempre cerca del club cuando anda mal, lo sigue, cuando anda bien también. Esa noche en el Estadio del Beira Río, Nacional fue casi local. Nacional formó con: Rodolfo Rodríguez, Moreira, Blanco, De León y González; De la Peña, Espárrago y Luzardo; Bica, Victorino y Dardo Pérez. Esa noche se portaron como gladiadores. Internacional ingresó con: Gasperín, Toninho, Mauro Galvao, André, Falcao, Batista, Tonho, Jair, Espina, Mario Sergio. Habían unas 70.000 personas, el arbitro fue el argentino Romero.

El comienzo del partido no fue como se esperaba, Nacional con la iniciativa, el Internacional se vio sorprendido. El encuentro, al igual que en el partido contra Olimpia estaba bien estudiado. Espárrago en esa final fue un jugador que cumplió una misión importante, del éxito de éste en el trabajo asignado dependía gran parte de la suerte del cotejo. El equipo "gaúcho", tenía su principal fuerza de juego en su eje central, Falcao, y a Víctor se le encargo la misión especial, que para él no era ajena, de anular al mejor volante del equipo rojo.

Espárrago, hizo su parte pero Nacional, no jugó de la misma manera que en Paraguay, esperando al rival, sino que en este encuentro tuvo la iniciativa, todo el equipo ejerció la presión necesaria para poder tener el control del partido, Bica estuvo imparable, incluso estuvo muy cerca de convertir. Washington González, fue objeto de un claro penal que el juez no cobra, que de marcarlo Nacional se hubiera hecho justicia.

En el segundo tiempo, el peso del partido no cambio, Nacional fue quien controló el juego, el Inter se vio impotente ante la excelente estrategia utilizada por Nacional. Aunque justo es reconocer que en la parte complementaría el Internacional se soltó más, aunque no llegó nunca a inquietar profundamente, la defensa tricolor fue excelente, tal es así que Rodolfo pasó una noche bastante tranquila, y las pocas veces que fue llamado a intervenir cumplió en forma cabal. El juez terminó el partido, Nacional e Internacional empataban 0 a 0. ¡Qué cerca estaba la Copa!

Bicampeones

El campeonato que había sido el desvelo de directivas anteriores, que había sido el sueño de nuestra parcialidad, estaba a punto de conquistarse. ¿Qué hincha de Nacional pensó tan sólo unos meses antes que se podía alcanzar?. Estabamos tan cerca, y esta vez se podía alcanzar en nuestro país, era la primera vez que un club uruguayo, podía alcanzar tan alto título en su propia casa, con toda su gente. El 6 de agosto sería la fecha clave.

La Copa que hasta ese día la tenía estaba en poder del equipo paraguayo, ahora quedaría en Montevideo, o emprendería su viaje a Brasil. En Montevideo el clima esta tomando calor, se puso a la venta las entradas para el partido, a las cuarenta y ocho horas no quedaba nada, esta vez podíamos decir que no cabía un alma. ¿Quién podía dudar que se llenaría?, si la hinchada Nacional había concurrido al Beira Río, y hasta en los momentos difíciles la hinchada siempre fue fiel, ¿quién podía dudar de nuestra presencia allí?. Obviamente todos los hinchas de ley no pudieron estar, pero de alguna forma siempre estamos alentando. Algunos escuchando la radio, y acompañando la jugada, imaginando por qué lugar va la pelota, cómo habrá hecho el pase, cómo habrá pateado el tiro libre, y por supuesto conversando con la radio. El relator habrá dicho: -"tiro libre que favorece a Nacional en el vértice del área donde se juntan la tribuna Amsterdam y América. Se prepara Julio Cesar Morales, todo el Inter defiende, va a venir el centro..." es en ese momento del partido que se escucha al hincha que se desvela por Nacional, que le habla al relator: -"Mirá si el cascarilla va levantar un centro de ahí, de ahí le prende al arco" -"Se adelanta Morales, va a venir el centro, Julio Cesar se la pasa a Moreira" - "pero, Cascarilla dejate de embromar, patea al arco...".

Mientras otros lo vieron por la televisión, esos que ya apagan la radio, o bajan el volumen del televisor, o escuchan la radio y ven la televisión, o están a oscuras en la casa, descuelgan el teléfono, no quieren que nadie hable, es ese momento del ritual del hincha, de los que sufren y siente a Nacional, esos son los que le hablan a los jugadores es que están tan cerquita que parece que nos pudieran escuchar, " ¡Espárrago, fajá al brasileño ese por favor, no lo dejes patear a Falcao!." -" ¡Rodolfo, mirá que me haces sufrir!" -" ¡Desde ahí prendele al arco, Cáscara querido, por favor!"

Los hinchas del Estadio tuvieron el privilegio, tan caro, para todos de ver a Nacional, y tenían la responsabilidad de hacerse sentir, de hacer sentir a los visitantes, que eran eso visitantes. En ese aspecto la hinchada de Nacional fue increíble, como siempre.

Estaban los dos equipos en el túnel los visitantes esperando que ingresara Nacional para poder pasar desapercibido, y nuestro equipo que no entraba, es que había un sin número de mascotitas esperando para salir con sus campeones. El Internacional de Porto Alegre salió primero a la cancha e ingreso con: Gasperín, Toninho, Mauro Galvao, Mauro, Pastor Milneiro, Falcao, Espina, Batista, Adilson, Jair, Mario Sergio.

Nacional entra a la cancha, y es una explosión de júbilo, algo que nunca se había vivido en el Estadio, el recibimiento fue increíble, el humo de los cohetes, cubrió todo el terreno de juego. Era una noche fría de invierno, pero, era tanto el calor de la pasión que la fabulosa parcialidad irradiaba hacia esos colores tan queridos, que estamos tan seguros que los jugadores ni se enteraron del frío. Nacional salió al campo con Rodolfo Rodríguez, José Hermes Moreira, Juan Carlos Blanco, Hugo De León y Washington González; Eduardo De la Peña, Víctor Espárrago y Arsenio Luzardo; Alberto Bica, Waldemar Victorino y Julio Cesar Morales.

El arbitro Edison Pérez de Perú, junto con su colaboradores, Juan Silvagno de Chile y Arturo Ithurralde de Argentina, llamaron a los capitanes, Víctor Espárrago fue por Nacional y Falcao por el Inter. 

El sistema de juego que Nacional aplicaba, fue un factor determinante para las constantes victorias. Mujica logró que los muchachos entendieran casi enseguida el sistema, aquel sistema defensivo fue muy importante, Nacional utilizó una marca personal, un libero que era Blanco, dos laterales (volantes como se le llaman ahora), con subida permanente que eran Moreira por derecha y Washington González por izquierda, dos stopers uno de ellos tomaba al delantero más adelantado del rival (al 9), y Víctor Espárrago que tomaba al volante más adelantado del rival (al 10), con 2 volantes que sin duda eran de doble función Eduardo De la Peña y Luzardo que además poseía un disparo muy potente, jugando con tres delanteros a saber, Bica o Dardo Pérez que eran muy veloces, Victorino pesadilla de cualquier defensa, Morales que se sumaba a la zona de volantes para apoyar el juego de ataque aunque por la izquierda era muy difícil de parar, ni que hablar como le pegaba a la pelota.

El equipo rival nos había sufrido en Porto Alegre y se tomo sus precauciones para contrarrestar el sistema de Nacional, y uno de aquellas medidas que se tomó fue la retrasar a Falcao, para alejar a Espárrago de la zona central, y crear más espacios en el ataque; otras de las medidas fue el ingreso de Milneiro por André que se había comido un vinillo con Bica.

El partido comenzó parejo, y no había grandes dominadores, el primer tiempo se moría, Moreira va a lanzar un outball, que llegó a los pies de Morales, Morales da el pase a Victorino; Victorino elude al defensa, que le comete foul. Desde allí, desde el vértice del área grande, entre la Amsterdam y América, desde allí fue ejecutada la pena que inicio el camino al gol. - "¿Cómo no lo voy a recordar?, Morales se paró como pa´ pegarle con comba, para clavarla en el palo derecho, en el ángulo derecho. De pronto aparece como una luz, Moreira que corre por detrás de Morales, Cascarilla va a patear, los de la barrera se comen el amague, todos nos comimos el amague, pero la pelota va ligera cerca de la línea del córner. Moreira que venía a gran velocidad, antes que se den cuenta los brasileño, levanta el centro perfecto. El arquero Gasperín que había formado la barrera para que le tapara el primer palo, se había colocado en el segundo esperando el remate frontal, o el centro al área. Cuándo la pelota va hacia el final del campo, el arquero corrió a gran velocidad hacia su primer palo, es en ese momento que los jugadores de Nacional corren a tomar sus posiciones en el área, esta jugada ya estaba planificada, desde mucho tiempo, y Victorino ocupó su lugar, cerquita del arco, sobre el segundo palo, sobre la línea del área chica, sin marca, ¿qué iban a marcar los del Inter si la jugada los había perturbado?, Waldemar entró sólo hacia él vino la pelota, que venía rendida, haciendo una reverencia, al estar enfrente de un gran goleador, venía diciendo, 'por favor no lo erres'. Cuando apareció la cabeza de Victorino, no me acuerdo más sólo mire hacia el cielo y dije: ¡Gracias!" .

Enseguida del gol de Victorino, Bica erró, el segundo vino el final del primer tiempo, el segundo tiempo fue todo sufrimiento, no por que el equipo haya jugado mal, no, no, al contrario, pero nosotros queríamos que se terminara el partido queríamos festejar de una vez. Allá un disparo de Jair, o de Falcao, nos avisaban que no estaba terminado, Nacional igual atacaba. Pero era una final, muy disputada, algunos en las tribunas no pudieron más y decidieron pararse, otro caminaba, otros hasta parecían que cabeceaban, otros que estaban agachados, otros sentados sin mirar, algunos estaban llorando, todos con el pañuelo en la mano, para que volaran, sobre el Estadio. Terminó el partido, ¡Nacional, nomá!, ¡Nacional que no ni no!. Si la vez del 71' hubo festejo, aquella noche del 6 de agosto, Montevideo se cubrió de los colores más queridos por el país, rojo, azul y blanco. El club criollo y popular del país le daba nuevamente a su gente una alegría inmensa, de la nada, se había conseguido todo. Así es Nacional, muerto aún pelea.

NACIONAL 0 / INTERNACIONAL 0
Fecha: 30 de Julio 
Cancha: Beira Río (Porto Alegre) 
Juez: R.Romero (Argentina).
NACIONAL: Rodolfo Rodríguez, Juan C. Blanco, Hugo De León, José Moreira, Víctor Espárrago, Washington González, Alberto Bica, Eduardo de la Peña, Waldemar Victorino, Arsenio Luzardo y Dardo Pérez. 
Internacional: Gasperin, Toninho, Mauro, Mauro Galvao, André Falcao, Batista, Jair, Chico Espina (Adavilson) y Mario Sergio.

NACIONAL 1 / INTERNACIONAL 0
Fecha: 6 de Agosto 
Cancha: Estadio Centenario 
Juez: E.Pérez (Perú)

NACIONAL: Rodolfo Rodríguez, Juan C. Blanco, Hugo De León, José Moreira, Víctor Espárrago, Washington González, Alberto Bica, Eduardo de la Peña, Waldemar Victorino, Arsenio Luzardo y Julio César Morales. 
Internacional: Gasperin, Mauro Pastor, Mauro Galvao, Toninho, Falcao, Claudio Mineiro, Chico Espina, Batista, Adilson, Jair (Barreta) y Mario Sergio.
Goles: Waldemar Victorino.

1981 - Intercontinental

Nacional había alcanzado la conquista de América, también había alcanzado el título de mejor del Uruguay, con una amplia ventaja, 7 puntos sobre el segundo que fue Wanderers, y 10 puntos sobre Peñarol; pero para nuestro club no había un techo aún, y al levantar la mira, vemos en el horizonte, la conquista del mundo. En Europa, el equipo inglés de Nottinghan era el monarca de Europa, por segunda vez consecutiva. En el año 79', este equipo luego de una campaña espectacular se consagró campeón por primera vez en su historia, se coronó campeón invicto, al vencer en la final al equipo sueco Malmoe. Al coronarse campeón al siguiente año demostró que se trataba de un equipo poderoso. El camino del equipo Europeo en la campaña de la Copa de Europa, venció al equipo sueco Osters Växjö 2 a 0 y en la revancha empató 1 a 1. En octavos de final le tocó jugar frente al equipo Arges Petesti de Rumania, de local 2 a 0 y de visitante 2 a 1. En cuartos de final enfrentó al equipo de Alemania Democrática, Dynamo de Berlín, luego de caer como local en Nottingham por 1 a 0, venció de visitante al equipo alemán por 3 a 1. En la semifinal jugó frente al Ajax, a este lo eliminó al vencer en Inglaterra por 2 a 0, y fue derrotado por 1 a 0 de visita. La final la jugó en el Estadio del Real Madrid frente al equipo de Alemania Federal, el Hamburgo. Venció en aquella final por 1 a 0, con gol de Robertson. El equipo del Nottingham no fue solamente el campeón inglés o el campeón de Europa había llegado a tener el récord de 42 partidos sin ser derrotado. El enemigo era increíblemente poderoso.

El concertar la final frente a éste equipo sin duda fue muy difícil, debemos mencionar algunas dificultades que los dirigentes tricolores debieron sortear para poder pactar el encuentro o los encuentros. El año anterior no se disputó la Copa Intercontinental, el equipo rojo declino jugar las finales frente al equipo de Olimpia de Paraguay. Ya nos había pasado en la final anterior que debido a los problemas que tuvieron los equipos europeos cuando disputaron los encuentros en América especialmente frente al equipo de Estudiantes, dejaron una mala impresión a los equipos del viejo continente; unos de los equipos que tuvieron problemas fue el Manchester United. También las fechas de las disputas de las finales, debido a la agenda muy comprometida que tenían los equipos ingleses.

Se hicieron gestiones frente a las principales autoridades de la Confederación Sudamericana, y frente a la U.E.F.A., estos dirigentes estaban de acuerdo con la disputa de la final, aunque siempre preferían que se jugará como era tradicional con partidos de ida y vuelta. Decimos esto porque había surgido la idea de la empresa West Nally, que actuaba en el ramo de la organización de espectáculos deportivos, la realización de un sólo encuentro a realizarse en terreno neutral.

Con la partida rumbo a Inglaterra el dirigente José Sassón llegó a un acuerdo con los principales del Nottingham. Si el Nottingham quedaba eliminado en la primera fase de la Copa Europea, correspondiente al año 81' se jugaría un solo partido en Tokyo, el 11 de febrero, en caso contrario se jugarían dos partidos el primero el 4 de febrero, en Montevideo y el segundo el 31 de marzo. Al quedar eliminado en la primera fase frente al equipo Checoslovaco de CSKA, quedó resuelta la fecha de disputa de la final, Nacional - Nottingham, se verían las caras en Tokyo. 

Nacional se había desprendido de un gran jugador como lo era Hugo De León, que se había traspasado al Gremio de Porto Alegre. Nacional había sido la base de la conquista de la selección uruguaya, que disputó la Copa de Campeones del Mundo, que se disputó en Montevideo y que Uruguay se quedó con ese campeonato tras un gol en la final de Waldemar Victorino, en el mismo arco en que había definido la final América, y casi de la misma forma.

La delegación que partió rumbo al sueño de la conquista del mundo estaba integrada por: como delegados fueron el Presidente Dante Iocco, el Secretario General Dr. Rodolfo Sienra, Segundo Vicepresidente Dr. Joaquín Reyes Delgado, y el Vocal Walter Noriega. Juan Martín Mujica, y el Profesor Esteban Gesto, como técnicos. Equipier Walter Haynes, Masajista Enrique Olivera. Los jugadores fueron: Rodolfo Rodríguez, José Hermes Moreira, Juan Carlos Blanco, Daniel Enríquez, Washington González, Denis Milar, Víctor Espárrago, Arcenio Luzardo, Alberto Bica, Waldemar Victorino, Julio Cesar Morales, Miguel Pereyra, Héctor Molina, Oscar Aguirregaray, José R. Cabrera, Rogelio Ramírez y Dardo Pérez.

Sueño de una noche de verano

Con la concreción de este encuentro, se iniciaba la nueva forma de disputa de la final intercontinental, a partir de ahora se jugará con un solo encuentro a disputarse en Japón. El juez de aquél encuentro fue el israelita Abraham Klein. Formó con Rodolfo Rodríguez, José Moreira, J. C. Blanco, Daniel Enríquez, Washington González; Arcenio Luzardo, Víctor Espárrago, Denis Milar; Alberto Bica, W. Victorino, Julio Cesar Morales. El equipo Europeo, del cuál ya mencionamos sus increíbles triunfos, contaba con jugadores exquisitos tales como Peter Shilton, un eterno arquero, defendió a los rojos durante varias temporadas, siendo el jugador que más veces defendió la camiseta del seleccionado Inglés. Trevor Francis, un jugador excelente, quizás en aquellos años el mejor o uno de los mejores jugadores del mundo, era por quien pasaba todo el juego del Nottingham. Robertson, un jugadores escocés muy bueno, fue el scorer de la final de Europa. Enfrentábamos a los maestros del fútbol, una vez más los ingleses se ponían delante de nuestro camino. Nacional nació luchando frente al desdén de los ingleses, esta vez, fue algo parecido, nuestros muchachos estuvieron acordes a las atenciones que recibieron del público nipón. Mientras ellos realmente tuvieron actitudes no muy educadas. En ese sentido Nacional ganó también. Aquella madrugada del 11 de febrero, estuvimos todos los bolsilludos despiertos y muy nerviosos, esperando el desenlace de esta ansiada final.

Recordamos que el partido fue al comienzo de estudio, de tanteo, Nacional como siempre, jugó con referencias de marcas, una de ellas, quizás la decisiva fue la marcación que el capitán, Víctor Espárrago tuvo que realizar frente al gran jugador que era Trevor Francis. Este jugador inglés, quizás nunca tuvo en su contra una marcación tan férrea como la que recibió aquella tarde, fue tan intensa que Víctor recibió la tarjeta amarilla en los primeros minutos del partido, lo que significó para nuestro capitán que debía cuidarse, pues ahora jugaba en el filo de la navaja.

Nacional estuvo replegado en esos primeros minutos como estudiando el partido, además esperaba que el rival atacara para poder sacar el contragolpe, un arma que Nacional sabía utilizar muy bien. Hasta que logró sacar el primero de ellos, Luzardo ubicado en el centro del campo, dio un pase a Moreira, éste logro hacerse del balón y a correr,... " dale 'chico', dale ". La pelota pica para cualquier lado, la cancha no era buena, la acomoda un poco con la cabeza, llega por la punta a la altura del área, sigue unos pasos más, casi sobre el final del campo cerca del banderín, logra sacar un centro rasante hacia atrás, el famoso centro de la muerte, para que quien viniera a la carrera pudiera pegarle y terminar en gol aquella jugada. Le había salido a la marca un rival, el cual no llegó a tiempo para cerrarle el paso a Moreira, un defensa que venía a corriendo cerca del vértice del área chica no pudo detenerse y estiro la pierna pero la pelota lo supera, desde el punto penal, venia corriendo Victorino, con otro defensa exigiéndole, éste logro empujarla en forma casi paralela al arco, con esta maniobra dejó unos pasos atrás al defensa que lo marcaba pero, se enfrentaba al defensa que no había podido llegar al cierre que había quedado en el borde del área chica, en esos instantes, entre que deja a uno y el otro le sale al encuentro, Victorino, que saltando, o terminando de acomodarse con su pierna izquierda, esperando el momento justo para poder sacar el latigazo, esperaba que fuera el momento ideal, con toda la tranquilidad del mundo se tomo su tiempo, pero para nosotros se demoró todo el tiempo del mundo. Cuando salió el disparo Shilton le achico el arco, el defensa no le iba a dar más espacio, y le pegó fuerte y arriba, quizás en el único lugar que podía entrar, por sobre el cuerpo del arquero del Nottingham. Locura general, cuando se infló la red, Montevideo se infló con el grito de gol de una ciudad, de un país, Nacional ganaba 1 a 0, la lógica, caía derrotada por Nacional, porque nuestro campeón era quien arrancaba ganando.

El equipo siguió entonado, era el dominador del encuentro, no pasaba demasiadas preocupaciones, tanto es así que se le anulo un gol lícitamente convertido, un golazo de Luzardo, nadie pudo explicar el motivo de la decisión del juez. Algunos creen que la pelota le había pegado en la mano a nuestro gallardo defensor, otros que Victorino estaba fuera de juego, ninguna de las dos el juez lo anulo mal. Así terminó el primer tiempo con una victoria parcial de 1 a 0, que no reflejaba lo que había sucedido en la cancha, Nacional debía ir ganando por 2 a 0, de no ser por el gol mal anulado. 

En el segundo tiempo, al comienzo Peter Shilton deja una pelota suelta que Bica transforma en gol, otra vez el juez, lo anulo, ahora sí lo anulo de "chorro" que era, el línea inventó un offside que no existió. El partido era parejo, gracias a la participación de quién impartía justicia(¿?). Esto motivo la reacción del equipo inglés, que además de poseer un excelente equipo contaba con la colaboración de éste muchacho.

El Nottingham Forest, dominó de allí en más las acciones, lo que tuvo como consecuencia la excelente actuación de Rodolfo Rodríguez, que tuvo atajadas espectaculares, el fondo tricolor se vio sobrecargado, dónde se mostraron en su real dimensión Enríquez y Blanco. Trevor Francis jugaba ya en posición neta de delantero, lo que motivo que no estuviera en el medio campo Espárrago. El final no llegaba más, y ellos estaban más arriba, no podíamos sacar el contragolpe en ningún momento, ellos estaban jugando a la desesperada, y realmente asediaban, no hubiera sido justo el empate del Nottigham, porque no hubiera reflejado lo que aconteció en el campo.

El partido era largo no terminaba más sufríamos como locos, estabamos realmente nerviosos, el equipo inglés estuvo a punto de empatar. Muchas veces gritamos que lo terminara, hasta que casi, casi, Trevor tenía para hacer el gol y el gran quite de Espárrago, y el juez habrá visto que era imposible que nos empataran y lo terminó. El alivio se hizo efectivo con un grito con toda la voz: ¡Nacional nomá!. Lo que fue acompañado por un llanto de emoción, de esa risa nerviosa de alegría, de mirar y de no poder creer que Japón había conocido a su primer Emperador del fútbol, Nacional, y se inclinaban en señal de respeto, porque habían visto al nuevo Campeón del Mundo.

El país se lanzó a la calle una vez más, el equipo de su amor, había logrado alcanzar nuevamente el lauro mundial, fue una jornada, de festejo. Nacional había conseguido en ser el primer club en el mundo en ganar la copa en Japón, además la copa de la empresa patrocinadora del evento la Copa Toyota, Waldemar Victorino se hizo acreedor al premio del jugador más valioso de la final.

De regreso a Montevideo, la locura fue general, desde el aeropuerto hasta la sede, eran miles y miles de uruguayos que manifestaron su jubilo, el enjambre humano era increíble, las familias agradeciendo el triunfo a sus muchachos, la gente volvía a festejar, una caravana interminable de autos acompañaba al ómnibus que transportaba a los mejores del mundo. El club había llegado a la cima, el sitial que sólo le pertenece a Nacional.

NACIONAL 1 / NOTTINGHAM FOREST 0
Fecha: 11 de Febrero de 1981 
Cancha: Estadio Nacional de Tokio 
Juez: Abraham Klein (Israel)

NACIONAL: Rodolfo Rodríguez, José Moreira, Juan C. Blanco, Daniel Enríquez, Washington González, Denis Milar, Víctor Espárrago, Arsenio Luzardo, Alberto Bica, Waldemar Victorino y Julio César Morales. 
Nottingham Forest: Shilton, Cray, Anderson, F.Cray, Burns, Ponte, Lloyd, Wallace, O´Neill, Francis y Robertson.
Gol: 10 min. Waldemar Victorino.







SEGUINOS

Crear una cuenta



Ingrese a su cuenta