Por Enzo Correa
7 Feb 2021
morro
Mendoza

El periodista mendocino Diego Bautista habló sobre el caso Morro García desde otro punto de vista.

Diego Bautista, periodista mendocino del diario Los Andes de la capital de esa provincia, habló este sábado en entrevista con Fútbol por Carve con todo lo que tiene que ver con el caso sobre el suicidio de Santiago el Morro García.

El comunicador informó que, según lo que explicó la fiscal Claudia Ríos, el jugador “fue hallado en su cama con un arma calibre 22 a un costado, y están tratando de investigar, mediante la autopsia, si el cuerpo sin vida llevaba más de 24 horas en el lugar”.

Manifestó que el pueblo mendocino está dolido, evidentemente por el hecho ocurrido, porque es una persona que hizo mucho por el fútbol de allí. “Logró cosas muy importantes, como pelear un título palmo a palmo con Boca en una Superliga que él fue goleador”. Además, explicó que “era el máximo goleador de Godoy Cruz en Primera División”, que no es poca cosa.

Bautista sostuvo que “el motivo que muchos presumen que lo llevaron a tomar la decisión de quitarse la vida, entre otras cosas”, fue el hecho de no ser tenido en cuenta por la dirigencia.

“Él no estaba pasando por un buen momento familiar. Desde el año pasado tenía dificultades para ver a la hija con el inicio de la pandemia. Y termina solo, porque el club lo había separado. A todo esto, le dio coronavirus, la semana del 20 de enero”, relató. Y agregó que “se tenía que incorporar a las prácticas entre el miércoles y jueves de la semana pasada”.

El periodista mendocino reconoció la predisposición del jugador, que “siempre se paraba a hablar con los medios, ganara o perdiera Godoy Cruz, incluso cuando erraba algún penal. Siempre daba la cara por el equipo”, y resaltó su “claridad conceptual”. Agregó que “siempre tenía las palabras justas”.

“Últimamente no teníamos contacto con él. Sí nos daba notas telefónicas. Pero no se podía pactar, simplemente se lo podía aguardar después de los partidos o en alguna entrevista después de los entrenamientos, pero por la pandemia eso no se podía”, explicó. “La última vez que habló de manera pública fue en junio, cuando Godoy Cruz volvió a los entrenamientos después de la pandemia. Ese día salió la famosa frase de que ‘el futbolista no es un robot’”.

“No se lo veía mal. Él siempre estaba con una sonrisa”, enunció.

Contó que el último encuentro del Morro con la camiseta del Tomba fue ante Newell’s el 19 de diciembre, y cuando terminó la pretemporada fue relegado del plantel. “No por el cuerpo técnico, porque el ‘Gallego’ Méndez lo tenía en sus planes, pero el presidente, José Mansur no. Ya había una relación rota entre ellos dos, desgastada”, dijo. “El presidente había hablado en un medio del Buenos Aires, había dicho que había cuatro clubes que se habían interesado por el jugador, como que se querían sacar el problema de encima, y le habían pasado el número del jugador directamente para que se comunicaran con él”.

“Era una persona muy alegre”, dijo, y agregó que “siempre andaba con una sonrisa”, era “muy de sacarse fotos con los hinchas, con los rivales, no tenía ningún problema”. Expresó que “era un personaje único que Godoy Cruz va a extrañar mucho”.

En cuanto a los números, comunicó que estuvo cinco años, en los que “hizo 51 goles, jugó casi 120 partidos. Dejó muchas para el análisis, muchas historias y muchos logros”.

Aparte, dijo que el Morro declaró que Mendoza era su lugar y le encantaba estar en la provincia. Además, que “en algún momento iba a Nacional, que era su sueño”.

“Uno pensaba que cuando terminara su contrato con Godoy Cruz iba a jugar en Nacional. Hasta ayer estuve hablando con el jefe de prensa de Godoy Cruz”, dijo Bautista.

Por otra parte, destacó el lado humano de Santiago García. Por ejemplo, citando el mensaje del delantero de Boca, Wanchope Ábila, en el que dice: “Fuerza a esa gente que te quería como ser humano. A los otros sólo les importaba si generabas dinero. La foto del momento, las luces del crack deseada por todos para presumir en las redes sociales. Se olvidaron de Santiago, perdón fenómeno”.

“¿Dónde estaba la gente que tenía que analizar psíquicamente al Morro, la que tenía que tenderle una mano? El presidente de Godoy Cruz fue muy duro con él. Prácticamente lo tildó de ex jugador públicamente, y dijo que era ‘un mal ejemplo para los juveniles del club’ porque no quería entrenar. Pero detrás de ese no querer, había un jugador que había pedido una licencia de unos días y hace más de un año no podía ver a su hija, y nos consta que tenía una muy buena relación con ella”, expresó.

“La mente humana es tan difícil que uno nunca sabe en qué puede llegar a desencadenar una acción, seguramente fue un minuto en que perdió la cabeza”, agregó.

Bautista sostuvo que “no se trata de buscar responsables tampoco, pero hay que estar atentos porque un presidente de un club no puede salir a denostar a un profesional que le dio muchas cosas al club, que fuese muy conocido y que no lo conocían”.

Enzo Correa





SEGUINOS

Crear una cuenta



Ingrese a su cuenta