Por Enzo Correa
14 Ene 2021
Declaraciones
Chory

Más allá de su salida, y no coincidir con ella, el Chory manifestó su amor por el club. Además, afirmó que seguirá jugando al fútbol.

Gonzalo Castro dialogó este miércoles con el programa radial Último al Arco de la Sport 890, luego de varios días de silencio, en una emotiva entrevista.

El Chory, quien se encuentra de vacaciones con su familia, aseguró que va a seguir jugando al fútbol. “Físicamente voy a demostrar que todavía puedo ser parte de este fútbol, con los años uno va perdiendo unas cosas pero ganando en otras, así que la idea es seguir”, dijo.

Hasta no concretarse su incorporación al próximo club decidió reservárselo, sin dar indicios.

Sobre su salida de Nacional, manifestó que “todo empieza el día que sale públicamente la información”, y agregó que al otro día que sucedieron los hechos, el lunes posterior al clásico, hubo una charla entre el grupo y “habló el que tuvo que hablar, el que quiso dar su opinión, el que quiso pedir disculpas. Se habló de todo”.

“Ya el mismo día se dijo: Que esto se quede y se cierre acá por el bien de la institución. Pero después sale esta noticia que, uno cuando la lee, sabe no es totalmente cierta, que tiene errores importantes. Pero el que da la noticia, con un grado de maldad, se esconde y eso también habla de él”, declaró.

“Después se empezaron a hacer miles de especulaciones, la noticia dice que doce jugadores están de fiesta con tres mujeres, entonces da para especular a todo, y al no dar nombres, todos tuvimos problemas en la casa”, dijo, y siguió expresando su disgusto por la publicación de la noticia, ya que “hay temas de familia en el medio”, y agregó que el asunto “ha tomado una gran dimensión, y donde salgan nombres podría ser mucho más grande, y eso le hace daño a quien está ahí adentro y también a Nacional”.

“Alguien me decía: es una implosión, no una explosión. Porque una implosión es cuando algo explota de adentro”, comentó.

El delantero expresó que “duele como se está llevando”, y añadió: “Cuando me entero que sale la noticia, el primer llamado que tengo es de mi señora. Imaginate cómo empecé ese día, y cómo lo vamos sobrellevando”.

Además, sostuvo que “como grupo hay que pedir perdón porque al no dar nombres se los involucra a todos, y por más que hay cosas que no son totalmente ciertas, se involucra a todos”.

“Qué hizo uno y qué hizo el otro, eso el día lunes quedó clarísimo, por lo que hablamos ahí adentro. Los problemas de casa se quedan en casa. Y ahora, de momento, empezaremos cada uno a hablar, y cada uno opinará a su manera”, manifestó. “En las buenas juntos y en las malas mucho más”, agregó.

“Nos equivocamos los jugadores y parte de la gente que había ahí”, reconoció el Chory, y agregó que “al final sos parte de, por más que tenés mayor o menor culpa, igual la tenés”.

Castro afirmó que el hecho de equivocación fue la indisciplina, y “todo lo que conlleva luego sobre el tema del Ministerio (de Salud Pública)”.

“Salir a hablar era muy difícil porque encarar este tema lo es. Hay muchas familias de por medio, la gente, las especulaciones, entonces nunca sabés. Yo, en lo personal, prefería aclarar mi situación a nivel familiar”, enunció.

Consultado acerca de si siendo uno de los capitanes del Decano en ese momento, sintió que se equivocó al no ayudar a frenar algo que podría traer aparejado un problema grande para el club, el jugador respondió que “si está a tu alcance siempre podés hacer algo. O tratar de que no pase, o si no después, ayudar a que no pase o a entender la situación”.

“Me siento totalmente responsable de esa situación, cómo deberíamos sentirnos la mayoría”, declaró el Chory.

Comunicó que el día que sucedieron los hechos no habló con el entrenador, y que “al siguiente día sí hubo una conversación después de la práctica, unos cinco o diez minutos sentados en la cancha. Fue muy respetuosa, cada uno  puso su punto de vista y quedó en eso”.

“Cuando vos cometés errores a nivel grupal le estás fallando al entrenador y a quien sea, eso está clarísimo”, aseguró.

Castro relató que “hasta antes del partido clásico no tenía ninguna insinuación de que iba a renovar”. Además, contó que “venía con la sensación rara” y es consciente de que “son ellos los que toman las decisiones”. A esto agregó que no le queda otra que “acatar una orden que está dando la gente que resuelve y toma decisiones en el club”.

Por otra parte, confirmó que tuvo una charla con el presidente José Decurnex y el vicepresidente Alejandro Balbi, que duró media hora o cuarenta minutos, en la que le dijeron: “No te vamos a renovar, no le vamos a renovar a ninguno de los que estaban en la burbuja, no se van a hacer excepciones”. Y relató que luego de esto, cada uno habló, dio su opinión, y “quedó ahí”.

“Ellos saben lo que yo dije y no dije. Yo también interpreté muy bien lo que me dijeron, y aunque no me haya gustado la no renovación, por lo menos vinieron y hablaron conmigo”, dijo.

El jugador manifestó que su arrepentimiento se basa en “no poder seguir”.

“Yo hasta el día 30 no sabía si me iban a renovar o no, y estuve entrenando hasta ese día porque había una final y había que estar entrenado”, relató.

El jugador narró que cuando le contó a la familia que no le iban a renovar la reacción no fue la mejor. “Mi señora en los 18 años que tengo de carrera nunca puso referente a mi trabajo, creo que es el tercer tuit que hace, y sin dudas se descargó sobre la situación de la no renovación porque sabe lo que he dado por Nacional, sabe a lo que he renunciado y a lo que no”.

Castro resaltó el respaldo y la unión de su familia y dijo que “la gente enseguida en las redes sociales dio su apoyo”.

Acerca de la desvinculación de su hermana, Juliana Castro, con el Decano, afirmó: “La decisión es de ella, seguramente lo que pasó conmigo influyó mucho, porque capaz que ella también sabe y ve cosas, y entendió que la decisión que se estaba tomando no era la correcta. Quizás tiene otro motivo y ella lo puede explicar mejor. Está claro que del club se va una histórica del fútbol femenino”.

“Por cómo se da la situación uno piensa que no es una echada pero sí una no renovación. Pero la gente me hizo sentir otra cosa que no se paga con nada”, dijo, de manera emotiva.

“Esta decisión se tomó hace 10 días, no sé si me llamarán o no”, respondió, a una consulta sobre si sintió algún tipo de ilusión con una eventual llamada para continuar en el Decano. “Como nosotros jugadores, los dirigentes también toman decisiones, y hay decisiones acertadas y equivocadas. Si bien yo siento que se equivocaron conmigo, no le tengo que tener rencor a nadie”, enunció.

“Nacional es la gente que trabaja, los compañeros. El club abarca mucho. Hay gente que tomó una decisión, y yo por ellos no le voy a agarrar rencor a Nacional”, reafirmó.

Además, ante la consulta de si está dispuesto a volver a Nacional en caso de que se lo vuelva a buscar, respondió: “Sí, siempre. Es el equipo que yo amo”. Pero reconoció que dadas las circunstancias ve lejana la posibilidad. “Lo que sí sé, es que no voy a renegarme a jugar al fútbol”, añadió.

Por otro lado, contó que con Sebastián Fernández habla “casi todos los días”, porque coordinaron las vacaciones de forma simultánea. “Ninguno de los dos sabíamos si nos iban a renovar a no”, argumentó. “’Sebita’ ya se expresará a su manera, y seguro con una sonrisa”, dijo, luego de afirmar que entrenan juntos.

También reveló que su idea es no salir al exterior, y por un tema de decisión familiar, quedarse en Uruguay. Esto lo habría decidido en conjunto con su familia cuando volvió de Europa.

Además, sobre esto último narró: “Yo estando en Málaga, vienen desde ese club y me dicen: Se termina tu contrato y te queremos renovar, ¿qué vas a hacer? Y ahí le digo a mi señora: O nos vamos a Uruguay que en Nacional están las puertas abiertas y nos quedamos ahí hasta que termine la carrera, o seguimos viajando”.

Al ser interrogado acerca de si le sorprendió las declaraciones de Gonzalo Bergessio en las que aclaró que no había participado de los hechos post clásico, respondió que ya habló con él, también con Luis Mejía y con la mayoría. “De mi parte, lo que se habló prefiero guardármelas conmigo. A la hora de hablar estamos expuestos a decir cosas que a una parte de la gente le parece una cosa y a otra, otra cosa, Yo estoy tratando de ser lo más sincero y correcto posible”, declaró.

Acerca del despido de los cuatro funcionarios que participaron de los hechos de conocimiento, lo señaló como algo “muy duro, porque para ellos también perder el trabajo es más difícil que para el jugador. Porque este quiera o no, puede buscar muchas alternativas en el país y afuera”.

“Es gente que llevaba muchos años en el club. Yo enseguida me pude comunicar con algunos de ellos, y les manifesté mi apoyo porque es una situación muy complicada para ellos”, dijo.

El Chory afirmó que “escuchar escuchás, no hay manera. Al tener redes sociales es muy difícil no estar con la información”.

Enzo Correa





SEGUINOS

Crear una cuenta



Ingrese a su cuenta