Por Rodrigo Goldaracena
8 Oct 2019
entrevista
Ariel
Martínez

En la previa al arranque en la Liga Uruguaya 2019/20, hablamos con Ariel Martínez, presidente del básquetbol de Nacional.

Este jueves el Bolso debuta en la Liga Uruguaya de Básquetbol (LUB) visitando a Capitol. En una interesante y distendida charla, el Cr. Ariel Martínez nos habló del trabajo que se ha hecho desde que asumió, de como ve al equipo para enfrentar las distintas competiciones, de la posibilidad de ser locales en el Polideportivo en un futuro cercano, entre otros temas.

¿Podrás hacernos un resumen de lo hecho desde que estás al frente del básquetbol?

Si bien no empezamos a competir, que es lo único que se ve, el trabajo que he tenido en estos meses es impresionante. Cuanto menos ve la gente, más trabajo he hecho. Esto es 24 horas, los 7 días de la semana. Es como cuando hacés una casa; la primera etapa de construir los cimientos es la más importante porque es lo que te va a definir la estructura y la solidez de esa mismaestructura. Lo más importante fue construir un equipo de gestión directiva, que eso no es solo elegir a las personas, sino elegir a las personas adecuadas en cada área y después hacerlas activas. Y el saber hacerlo en conjunto, que es algo diferente. Nosotros tuvimos un acto de firma hace pocos días con un campeón del mundo como Carlos Cabezas, en el cual participó el secretario y el presidente del club. Eso no es un hecho menor porque en primera instancia no tendrían por qué estar, porque la Comisión de Básquetbol tiene economía estatutaria para funcionar. Es importante que los dirigentes del fútbol estén involucrados en las primeras etapas de realización. A los jugadores nosotros los empezamos a ver en marzo; aún sin haber podido cerrar los temas presupuestales ya tenías que empezar a contratar jugadores. Armar un equipo nuevo, desde jugadores, técnico, ayudantes, fisioterapeuta, servicios médicos, etc. Lo mismo con los sponsor, porque se necesita financiar la actividad. A la Liga Sudamericana, por ejemplo, vamos a ir con los números en rojo porque es un destino muy lejano y genera muchos costos. Realmente es un trabajo brutal que no se ve.

Aún sin haber visto a los extranjeros en competencia oficial, el equipo parece ser más balanceado que el anterior. ¿Coincidís?

La construcción del equipo no solo fue tarea mía, más allá de que en la mayoría de los casos yo llevé adelante las contrataciones. La toma de decisiones fue trabajo de la Comisión Técnica Deportiva en la cual integré a dos compañeros de directiva y a un secretario técnico. El objetivo de la búsqueda era adecuarnos a lo que quería el entrenador. A Leo (Zylbersztein) lo fuimos a buscar para tener un juego más moderno, con más variantes; y eso nos condicionó el tipo de fichas que fuimos a buscar. El equipo hay que empezar a armarlo desde el base y ahí comenzar a crear sistemas para que la pelota les llegue a los demás. Y es por eso que tenemos dos fichas importantes en esa posición; porque Manuel Romero, un jugador joven y con trayectoria, tiene una preparación física excelente y nos va a dar mucho. Es un juego colectivo, y por eso las fichas tienen que tener habilidades diferentes. También vemos que Carlos (Cabezas) puede aportar mucho desde su experiencia y vamos a poder aprovechar su presencia para tener actividades con los chicos de la Sub 23. También buscamos mantener un jugador como Santiago Moglia, que ya lleva dos años en el club, que se desafía a ser cada vez mejor y es muy profesional. Después, la cuarta ficha nacional fue Marcel Souberbielle, que fue el último en llegar porque venía de un club donde había estado toda la vida y en el que ganó mucho. Después está el tema de los americanos; ahí hubo un cambio en la estructura. Optamos por jugadores de determinadas características y posiciones. Están en un buen nivel físico y atlético, distintos a los de la liga anterior.

¿Cuál es la expectativa para la Liga Uruguaya?

Nosotros apuntamos alto porque está en la genética de Nacional. Nosotros no salimos a jugar, salimos a ganar. El torneo es muy largo y hay que ir jugando etapa por etapa. Hoy en día estar entre los seis mejores es un buen resultado porque es lo que te hace pelear la definición del torneo. Vos tenés la posibilidad de cambiar hasta tres jugadores, que son los americanos, entonces hay clubes que hacen la apuesta de cambiar estos jugadores en la fase final. El entrenador, el plantel y la directiva apuntan a jugar las finales. Nuestro objetivo es mejorar lo que se había hecho, más allá de que haya menos recursos económicos.

¿Y para la Liga Sudamericana?

Ahí el panorama es complejo porque la realidad es que el básquetbol uruguayo ha bajado de nivel. Es muy difícil para nosotros enfrentar una liga frente a equipos argentinos, brasileños y colombianos. El refuerzo que vamos a llevar, que es Diego Tortajada, nos permite mejorar el relevo del 5. Además del problema de que se juega martes, miércoles y jueves, y jugás tres partidos consecutivos y en medio del torneo local. El reglamento te permite inscribir 18 jugadores, 15 uruguayos y 3 extranjeros; y vamos a tratar de llevar a los 15 uruguayos por un tema de cansancio y lesiones. Yo creo que tenemos chance, pero estoy hablando con lo que dicen los papeles porque aún no he estudiado a los rivales. Vamos a tratar de avanzar y llegar a semifinales, y si fuera posible, jugarlas en Montevideo. 

¿Cuál es tu opinión sobre el básquetbol femenino?

Estuve en la directiva cuando lo formamos en los últimos años y apoyé la propuesta. Es necesario, pero el tema es que la cantidad de jugadoras es baja y no nos da para formar todas las categorías. No es fácil constituir un equipo. Por este lado, creo que el proyecto del Club Social va a ayudar a que el día de mañana haya un básquet femenino sólido.

¿Ves en el Club Social, que se estaría lanzando en unos meses, la posibilidad de potenciar nuestro básquetbol?

Si. Lo apoyamos totalmente. Más allá de que he hablado con el responsable del proyecto y creo que no va ver canchas con tamaño de competición, ni posibilidades de tener actividades competitivas. Pero sí acerca deportistas al club y me parece mucho más sencillo que salir a buscarlos por ahí.

¿Qué resultados tuvo la campaña de recolección de fondos que invitó al hincha a que su nombre esté presente en la camiseta?

Fue muy buena. Hicimos una campaña que le llamamos “entrar a la cancha con Nacional”. La gente respondió muy bien. Es lo que nos permite cerrar los números para viajar a la Liga Sudamericana y es un sponsor muy importante en la camiseta de la Liga Uruguaya. Siempre cuento con la hinchada de Nacional y la verdad que no me defrauda porque siempre está presente. Es un orgullo que cualquier campaña que hagamos en torno al hincha tenga éxito.

¿Hay alguna posibilidad de auspiciar de local en el Polideportivo en un futuro cercano?

Fue uno de los primeros temas que hablamos en directiva. Es nuestro interés jugar en el Polideportivo y creo que sería mucho mejor para todo el club. Nosotros estamos yendo a la cancha que alquilamos solo en la noche por un tema de disponibilidad de horas, sino entrenaríamos siempre en el Parque. Lamentablemente, porque se comparte con el Futsal, no hay horas disponibles para que así sea. También hay un tema de infraestructura que implica adecuar los baños, baños para los jueces, baños femeninos, vestuarios, accesibilidad, etc. No son temas que no se puedan resolver, pero tampoco son tan sencillos. Es un proyecto que tenemos que hacer en conjunto con el club porque es institucional más que del básquet. El problema es que el club tiene varias situaciones de obra en proceso; el Parque Central sin terminar no deja de ser un problema para el emprendimiento de nuevas obras. Quizá lo mejor es esperar al año que viene y con más tiempo hacer un proyecto de obra adecuado.

¿Es viable llegar a ver un proyecto donde se consigan fondos a través de marcas o acciones?

En esto hay dos cosas. Una es las facciones que nosotros podemos hacer orientadas a empresas que colaboren. La Camiseta tiene una determinada capacidad de sponsorización y un determinado precio tope. Estas decisiones el problema que tienen es que están fuera de prepuesto. Vos necesitás construir un presupuesto sólido, generar un colchón.

¿Cual es tu visión personal sobre el tema de las apuestas y los partidos arreglados?

A mi eso me dejó muy triste porque una entidad como la nuestra, que el básquet vive de sus hinchas, afectar la deportividad a través de acuerdos sería nefasto. Todos nosotros hacemos un esfuerzo y que de repente te digan que arreglan un partido, te liquida. Nosotros estamos acá porque nos gusta competir. Es un club lleno de principios y de valores.

¿Un mensaje para los hinchas?

Que confíen en el grupo que va a estar en la cancha y que atrás de ellos hay mucha gente tanto de staff técnico, dirigentes, socios e hinchas, que están dando una ayuda enorme colaborando con la institución. Que todo este trabajo va a dar sus frutos. Este es el club de la gente, que se hace con el esfuerzo de muchísima gente. Nosotros nos fuimos al interior a jugar y recibimos apoyo en todos lados.

Rodrigo Goldaracena





SEGUINOS

Crear una cuenta



Ingrese a su cuenta