Por decano.com
20 Jun 2015
Colo

Es uno de los jugadores más queridos por el hincha de Nacional. Por su disposición, su entrega y su humildad. Para completar el año, convirtió el gol de la victoria final

Santiago “Colo” Romero llegó con puntualidad inglesa -esa del fútbol que tanto admira- a “El Mesón”, nuestro centro de reunión de 18 de Julio 1332. Con la disposición de siempre y su habitual buena onda, comenzamos la entrevista con el volante que le marcara su primer gol en Primera a los escindidos en la definición por penales de la Copa Bimbo 2012. Después llegarían el de la Copa Antel 2015 y este último, que valió un título y llevó a un estado de demencial alegría a más de medio país. Felicidad que aún perdura.

Recuerdo haberme encontrado contigo en una ocasión en el Mercado Agrícola, y estabas con tu familia, ¿sos familiero?

Muy familiero. Me gusta estar tranquilo, rodeado de mi familia y amigos y disfrutar con mi novia. Lo mío es la convivencia sana. No soy de salir, algún que otro festejo aislado, pero no me atrae la noche.

¿Siempre fuiste así?

No, tuve mi etapa de salir, siendo un chiquilín -cumpleaños de 15 y eso-, hasta los 17 o 18 años algún que otro baile, pero cuando la cosa se puso seria en el fútbol y me ennovié, tomé la decisión de dejar las salidas de lado.

Siempre cuento que hubo un momento en que opté por dejar el fútbol y comenzar a trabajar. Fue ahí cuando me di cuenta que el fútbol era mi pasión, que no podía vivir sin él y a partir de esa experiencia comencé a tomarlo seriamente.

¿Cómo llegás a Nacional?

Por intermedio de Nelson Ferro, mi representante, al que conocí a través de mi prima. Yo estaba trabajando como cadete en una empresa cuando le comuniqué a mi familia que no aguantaba más, que quería volver a jugar al fútbol y mi prima me hace el contacto con él, quien a su vez me consigue una prueba como aspirante en Nacional. Ahí arrancó mi historia con el club, si bien yo ya había jugado en Nacional AUFI.

¿Por qué dejaste en AUFI?

En ese entonces yo jugaba en Nacional y también estaba en la escuelita de Defensor Sporting. En un momento, me solicitan que tome una decisión, o continuaba en las formativas del club o me quedaba en Defensor. Como yo tenía amigos en la escuelita y en formativas no conocía a nadie, opté por Defensor. Estuve ahí un tiempo y por suerte luego tuve la oportunidad de volver a vivir mi pasión por Nacional.

¿Hacés alguna tarea de la casa?

Me gusta mucho cocinar y variado. Nada de limpiar o lavar, me insisten pero no hay con que darle, soy fiel a la cocina, jaja.

¿Debutás con Marcelo Gallardo en el 2011?

No, yo debuto en Primera con Eduardo Acevedo en el 2010, en un partido contra Cerrito por la última fecha del Clausura, que marcó el descenso de Cerrito. Después no volví a tener actividad en Primera hasta que asume Gallardo.

¿Recordás la bienvenida a Primera? La que seguramente recibiste por parte de tus compañeros.

Sí, obvio. Me sube Eduardo Acevedo en una pre temporada en Salto y fue la típica, un corte extraño y alguna que otra joda, pero debo reconocer que siempre me tocaron lindos grupos en Nacional.

¿Te has vengado con otros del aquel recibimiento?

No. Trato de no hacer a los demás las cosas que no me gusta que me hagan. Los encargados de los cortes de pelo ahora son "el Mama" Arismendi y Diego Polenta, que disfrutan esas cosas.

(Nota de decano.com: La sonrisa de picardía que tiene mientras cuenta esto, es impagable).

¿Quiénes son los más imbancables del grupo?

Hay unos cuantos. La verdad es que somos bastante jodones todos. Yo soy uno de los que me hago el callado, pero meto lo mío.

¿En tiempos de escuela que preferías, la hora del recreo o la de clase?

Ambas. Me gustaba estudiar hasta que terminé el liceo. Después se me empezaron a complicar los horarios con el fútbol. De todos modos aún tengo ganas de hacer algo terciario. Espero tener la oportunidad algún día.

¿Qué serías si no hubieras sido futbolista?

Me mataste, nunca lo pensé. Como vocación siempre tuve el fútbol. Me gustaban muchos los números pero nunca me planteé ser otra cosa que jugador de fútbol.

En un cuadro grande como Nacional, es habitual el cambio de técnicos. Si ganan porque son tentados por otros mercados y, si pierden, porque es inadmisible. ¿Para el jugador es muy difícil adaptarse constantemente a ideas diferentes?

Sin duda. El cambio de técnico te lleva un proceso bastante complicado. Sobre todo el tema de arrancar nuevamente desde cero, con otra base, ya que cada entrenador tiene su forma de juego, su táctica y el jugador debe amoldarse a sus requerimientos. A eso sumale el inicio de una nueva competencia individual para quedarse con el puesto. En lo personal, eso me ayuda mucho porque me obliga a seguir progresando. La sana competencia es un aliciente para la superación.

¿Qué te aportó el fútbol chileno?

Continuidad. Principalmente eso, confianza, el hecho de darme cuenta de que no era que estuviera haciendo las cosas mal, sino que no estaba teniendo la oportunidad. En Iquique empecé a sentirme jugador de fútbol y a valorar mi rendimiento.

¿El chileno es un fútbol de menos marca?

No. Es un fútbol más dinámico, que no te permite tanto acomodo. Es menos táctico que el uruguayo. Les gusta ir para adelante continuamente, pero son bastante aguerridos en la marca. 

Como volante tenés la posibilidad de llegar de frente al arco y poder patear, en cambio si te desempeñás en el lateral, la finalización de la jugada es otra, es llegar al fondo y levantar el centro. ¿Ofensivamente cuál preferís?

Inclusive como volante podés llegar con más sorpresa, en cambio como lateral, por lo general tenés que tirar el centro o efectuar alguna combinación con el punta. Es una posición que te dificulta mucho el llegar al gol,y a mí, como a cualquier futbolista, me gusta anotar. Otra ventaja que te otorga el jugar de volante es que tenés mucho más contacto con la pelota, en cambio la posición de lateral es más táctica y si no hay juego por tu lado, prácticamente no la tocás. A pesar de esto, me he acostumbrado tanto al puesto que me siento a gusto y valoro la ventaja de tener más espacio y más campo para pensar.

¿Practicás alguna de las dos cosas? El tiro al arco o el centro.

Con Álvaro (Gutiérrez) hacíamos una práctica de juego constante con el punta, que requería -entre otras cosas- de levantar centros . El disparo al arco lo hacemos al finalizar la práctica con los arqueros, recibir, parar y pegar por un buen rato.

Si el Maestro Tabárez te dice "te necesito de lateral" ni lo pensás ¿no?

Estás loco. Si me citan para la celeste salgo corriendo. Sería un sueño muy lindo y es algo que se está comentando. Se qué es muy difícil, que hay grandes jugadores con mucha trayectoria. Yo recién estoy comenzando, a pesar de que voy consiguiendo mis metas. Me tocó salir campeón uruguayo con Gallardo, luego la Copa Chile con Deportes Iquique y ahora esta nueva consagración y me siento satisfecho con lo que vengo haciendo.

Supongo que todo jugador tiene en mente el pase internacional, por una cuestión de superación económica. Si te hubieras ido al exterior, habrías perdido la oportunidad de ganarle a Peñarol una final por el Uruguayo. ¿Qué tiene más peso? ¿Lo económico o lo deportivo?

Lo he pensado muchas veces e incluso lo he hablado con mi familia y mis amigos. A veces no es tanto la plata sino el prestigio, los logros, el conseguir cosas. Sin duda que lo económico es importante, pero en este momento estoy pensando más en los logros deportivos, personales y colectivos.

Cuando pensás en tu familia, en la que proyectás a futuro junto a tu pareja, ¿dónde te gustaría que crecieran tus hijos?

Ya está hablado con mi novia -que espero que sea mi futura esposa- que nuestros hijos van a crecer acá en Uruguay. Posiblemente les toque conocer otros lugares eventualmente, pero la idea es que nazcan y se críen acá.

¿Eso que significa, que ella tendría que quedarse en Uruguay?

Es una disyuntiva que tenemos. Siempre le digo que ni loco la dejo sola en esa situación. Quiero estar presente en el nacimiento de mis hijos, pero el fútbol es bastante complicado en ese sentido. He compartido con compañeros que les tocó estar concentrados en momentos que la señora daba a luz. Espero que ese no sea mi caso.

¿Sos de mirar fútbol?

Todo el tiempo. Con mi padre y mi hermano miramos fútbol constantemente. En casa de mi viejo no se ve otra cosa.

En el 2015 convertiste tres goles. Dos de ellos a Peñarol, ¿es una cuestión personal?

Mucha gente me ha dicho que en los clásicos levanto mi rendimiento. Es un partido que me motiva mucho, son noventa minutos en los que tengo la adrenalina y la concentración al máximo y en los que sale a pleno el "Colo" Romero que todos quieren ver.

¿Qué pensaste cuando veías venir el centro del "Chino"?

Como conozco a Álvaro (Recoba) sabía que la pelota iba a venir cerrada al primer palo. Fui con esa intuición y la pelota fue ahí. Me quedó medio incómoda y la cabeceé como pude. Todavía me emociona el recordar lo que fue ver entrar esa pelota.

¿Qué sensaciones?

Una locura. Es inexplicable lo que sentís en el momento, en el festejo con mis compañeros me emocioné mucho.

Todavía no caíste...

Como te decía antes de empezar la nota, tengo amigos que me dicen que no tengo idea de la importancia que tuvo ese gol. Tal vez no, posiblemente no sea consciente de eso. Lo que hago es tratar de disfrutarlo con mi familia y mis amigos, el tiempo le dará la real dimensión.

Colo” en clásicos

Copa Bimbo 2012

Nacional 1 – Peñarol 1
Definición por penales: Nacional 5 – Peñarol 6
Santiago Romero convirtió el tercer penal de la serie

Copa Antel 2012

Nacional 1 – Peñarol 0
Tomó el lugar de Tabaré Viudez a los 65 minutos de juego

Apertura 2012

Nacional 0 – Peñarol 0

Estuvo en cancha hasta el minuto 88. Su lugar es ocupado por Matías Cabrera

Copa Bimbo 2013

Nacional 0 – Peñarol 1
Desde el vamos hasta el minuto 59 en que es suplantado por Vicente Sánchez.

Apertura 2014

Nacional 2 – Peñarol 1

Copa Bandes 2015

Nacional 1 – Peñarol 0

Copa Antel 2015

Nacional 3 – Peñarol 0
Anotó el tercer gol del partido

Clausura 2015

Nacional 1 – Peñarol 1

Final Campeonato Uruguayo 2015

Nacional 3 – Peñarol 2
Anotó el gol de la victoria.

Ernesto Flores
Fotos: Juan Pablo Flores

decano.com






SEGUINOS

Crear una cuenta



Ingrese a su cuenta