Por decano.com
6 Mar 2014
GustavoBueno

En determinado momento de la conversación, Gustavo exclama “¡Yo sigo hablando como si estuviera en el club y ya no estoy!” ¿Quién puede negar que Gustavo Bueno es parte activa de Nacional?

Esta charla tuvo lugar el día anterior al partido frente a Newell´s por Copa. Nacional venía de perder con Danubio, pero aún considerábamos que el comienzo de año había sido bastante auspicio. Había mucho para conversar, sobre su presente, Nacional, el fútbol en general y, por supuesto, su hijo Gonzalo. En una larga sobremesa luego del almuerzo en esta suerte de “hogar” de decano.com  que es El Mesón Español, Gustavo Bueno conversó con “el sitio del hincha”.

¿Qué estás haciendo ahora?

Viendo a Nacional. En todas las categorías. El sábado me fui a ver todas las juveniles contra Danubio antes de ir a la noche al Parque. En resumen,  mirando fútbol. Incluso partidos entre equipos menores, con la intención de estar al tanto de todo si me surge alguna propuesta de trabajo ahora que tomé la decisión de apuntar a dirigir en Primera División. El próximo sábado inicia el campeonato de la "B" y ahí estaremos también, observando a todos los equipos.

¿Dirigirías a Peñarol?

Jamás. Imposible.

¿Te llegó el momento de dirigir en Primera?

Creo que sí. Mientras estuve acompañando a Gonzalo en su adaptación, me hizo el "clic". Antes de irme me había comprometido con Eduardo Ache que en enero retomaba la Tercera, pero estando allá, con tiempo para pensar, me di cuenta que fueron muchos años en Formativas. Este año cumplí cincuenta de edad, me siento con la experiencia de tantos años dirigiendo, incluido un pasaje por la "B" en que dirigí a Sud América, El Tanque y La Luz, a lo que se suma el breve período por el Primero conjuntamente con Cacho Blanco. Todo esto me llevó a considerar que era el momento de empezar a trabajar con los mayores, porque me siento con la capacidad y las ganas de hacerlo.

¿Es cierto que te ofrecieron dirigir en Rusia?

Sí, había una posibilidad. Eduardo Ache y José Fuentes hablaron maravillas de mí como conductor de Formativas a la gente del club. Los directivos quedaron entusiasmados e hicieron algunos sondeos para conversar a mi regreso en enero, pero yo ya había tomado la decisión de esperar mi oportunidad en Primera División.

¿Por qué se juega tan mal al fútbol acá? Tomando como ejemplo a Nacional ¿por qué no hay control de balón y son necesarios dos, tres toques para controlar la pelota?

En el caso de Nacional recién son los primeros partidos del año, tanto en el campeonato local como en la Libertadores. Cuando el equipo empiece a rodar se va a ver el funcionamiento. Como te decía al comienzo, ahora estoy mirando mucho fútbol y veo varios equipos chicos con un muy buen desempeño. Para mí en este deporte no hay misterio, si colocás en cancha jugadores que dominen los fundamentos y que tengan buen pie, el equipo va a practicar buen fútbol. Con esto no quiero decir que Nacional no los tenga -todo lo contrario- simplemente es un tema de técnico nuevo, apenas van tres fechas del Clausura y un partido por Copa, tres si tomamos en cuenta los disputados ante Oriente Petrolero, es muy poco para pretender tener el equipo en rodaje y en funcionamiento.

Eso que escuchamos frecuentemente sobre la falta de rodaje, que "recién estamos saliendo de la pretemporada", a veces suenan como frases armadas ¿realmente es así? ¿demorás cuatro o cinco fechas para entrar a disputar el campeonato?

Sobre todo cuando el director técnico es nuevo, como es el caso en Nacional. Por supuesto que no es así si el entrenador viene de la temporada anterior donde ya tenés claro el funcionamiento y lo que pretende el técnico de cada jugador. Si bien Gerardo Pelusso es de la casa, hay muchos jugadores que no habían trabajado anteriormente con él. Para los técnicos es muy importante el conocimiento de los jugadores, el ver su desempeño en partidos importantes. Los entrenadores estamos evaluando permanentemente a los futbolistas y del otro lado ocurre algo similar, el jugador necesita un tiempo para entender la idea del técnico.

¿Dónde está el secreto de un mejor funcionamiento colectivo? ¿Mejores canchas? ¿Un estilo de juego que atraviese todas las Formativas?

En Nacional hemos luchado desde siempre -y se está mejorando año a año- con el tema de las canchas. Personalmente he visto una constante mejora en Los Céspedes en este rubro desde que estoy en el club. Esperemos que ahora se cristalice lo del césped sintético, ya que con eso se mejoraría notablemente a la hora de entrenar fundamentos con los jóvenes.

A menudo se ve una carencia en lo que son fundamentos tácticos en los futbolistas uruguayos ¿Se trabaja mucho sobre esto en Formativas o no hay tiempo porque es necesario atender otros aspectos?

Por supuesto que se enseña y se mejora. Los fundamentos del fútbol son: el pase, la recepción, el cabezazo...normalmente los jugadores ya cuentan con eso en las básicas. Los jugadores que tienen buena pegada o se destacan en el cabeceo ya vienen con eso al llegar al club. Lo que hacemos es intentar mejorarlo, ésa es nuestra apuesta. Por supuesto que un jugador no puede acceder a Primera sin saber parar una pelota o meter un pase largo. Lógicamente que cada uno tiene sus cualidades que lo destacan.

De los futbolistas que están actualmente jugando o alternando dirigiste a todos o casi todos ¿Hay alguno que te haya sorprendido o, por el contrario, alguno del que esperabas más de lo que demostró?

Los dirigí a todos. Desde Pablo Álvarez y  Gustavo Munúa en la Tercera en mi anterior pasaje por el club hasta al más jovencito, Gastón Pereiro. Ninguno me ha sorprendido porque los conozco muy bien y sé de su potencial. Gastón por ejemplo, tiene unas tremendas condiciones técnicas y físicas, es un jugador diferente, pero lógicamente, por su edad, tiene que ir quemando etapas. Debutó y mostró cualidades pero no es de extrañar que tenga partidos flojos -los ha tenido-, es normal a su edad. Para mí, Gastón Pereiro es un jugador que no tiene techo.

¿Los hinchas esperamos una respuesta muy rápida de los jugadores jóvenes?

Sí. Cuando hago las charlas en Nacional les remarco eso a mis dirigidos, que deben preparase porque el hincha de Nacional es muy exigente. A veces no miran si tienen dieciocho, treinta o veinticinco, la pretensión es que jueguen bien y el equipo gane. Eso demanda mucha preparación, como les digo "se están preparando para jugar en el Primero de Nacional, el equipo más importante de Uruguay y uno de los mejores del mundo. Los están mirando con una lupa". Por supuesto que no todos debutan con diecisiete, dieciocho y se quedan con el puesto. Los que tienen un debut explosivo, caso el Morro García, al que yo tenía jugando en Quinta y al año siguiente entró por el Viruta Vera en un partido decisivo e hizo el gol del campeonato, son los menos. Otro caso similar fue Nico López, al que lamentablemente no pudimos disfrutar, pero fue de esos jugadores que entran pisando "con el pie derecho" y reciben enseguida la aceptación de la gente.

¿Sentís como tuyos los logros de ellos?

Todos los que trabajamos en juveniles en Nacional lo sentimos así... ¡yo sigo hablando como si estuviera en el club y ya no estoy!

Sos parte…

Me siento parte sí. Cuando voy a Los Céspedes me junto con los compañeros, con los profes y me hacen sentir como uno más. Como te decía, todos sentimos como un logro personal cada vez que debuta un botija en el Primero. Es una alegría tanto o más grande que el obtener un campeonato en Formativas.

¿Cómo está Gonzalo?

Muy bien. Ya hace casi dos meses que volvió a Rusia, esta vez se fue solo -a pesar de que en estos días viaja la madre para acompañarlo un poco- para seguir el proceso de adaptación. Todo es muy diferente y está extrañando mucho: a Nacional, a los compañeros,  a los amigos, el barrio, pero es normal a su edad.

También tiene que adaptarse al fútbol ruso y al puesto que está ocupando, que es distinto al que desempeñaba acá. No está jugando como delantero sino como volante por afuera. El Kuban Krasnodar, al ser un equipo chico, juega con dos líneas de cuatro, un enganche y un nueve. Gonzalo es el volante externo en la línea de cuatro, por lo que no tiene tanta llegada como la que estaba acostumbrado, no pisa tanto el área pero cumple otra función que le hará bien aprender.

Sus actuales entrenadores ¿alguna vez te hablaron de las condiciones de Gonzalo? ¿Qué esperan de él?

Algo común en Europa es tener los relevos con anticipación. El jugador que juega como titular en el puesto de Gonzalo actualmente es un rumano de treinta y tres años al que se le vence el contrato en diciembre. La contratación de Gonzalo, un año y medio antes de esa fecha, fue con la intención de que se fuera puliendo para -teóricamente- ocupar esa plaza a partir del 2015. Eso dependerá del rendimiento de Gonzalo, pero la idea es esa, que él supla a Gheorghe Bucur -que es jugador de selección, acaba de disputar las Eliminatorias con Rumania- que vaya ingresando de a poco, alternando con Bucur, para luego de diciembre empezar a tener más continuidad.

Luego de conversar un rato con Gustavo, uno percibe que le es imposible abstraerse de su condición de hincha. Es un apasionado del fútbol, pero ante todo de Nacional. Es difícil imaginar el pesar que sintió aquella tarde en el Parque, cuando fueron convocados todos los aspirantes al centro de la cancha y él no figuraba en la lista de los que quedaban. La imagen de Gustavo, de vuelta a casa, con los zapatos atados al hombro mientras sentía que el mundo se desplomaba debe haber sido muy dolorosa. Pero la vida le dio revancha y hoy, su nombre está estampado en decenas de páginas de triunfo que ayudó a forjar. Se hizo justicia.

Ernesto Flores
decano.com






SEGUINOS

Crear una cuenta



Ingrese a su cuenta