Por Pablo Fascioli
17 Set 2016
Historia

Años de triunfos, de decisiones históricas y de fuga de un desaparecido rival clásico.

El año 1905 quedó marcado a fuego en la historia de Nacional, un año que había comenzado con la ilusión de ganar la primera Copa Uruguaya en propiedad se volvió una pesadilla en el mes de junio con la muerte de Bolívar y Carlos Céspedes las dos estrellas del Bi Campeón Uruguayo.

Sin tiempo para lamentos, el club debió afrontar nuevos desafíos y al igual que 95 años después cuando el destino se llevara al querido Diego "Oreja" Rodriguez, todo el pueblo tricolor cerró filas para conseguir nuevos títulos y así homenajear a quienes ya no estaban.

Volvamos a principios del Siglo XX, momento en el cual se comienzan a disputar los primeros títulos internacionales oficiales. El primero de ellos, la Copa Competencia Chevallier Boutell que se disputaba en rondas eliminatorias locales donde quedarían definidos los semifinalistas, dos de Buenos Aires, uno de Rosario y el restante de Montevideo. La final de esta Copa se disputó siempre en Argentina.

En 1905 surgió la Copa de Honor Cusenier con un formato similar de dos series con la final en Montevideo.

La serie local de la Copa de Honor comenzó para Nacional frente al CURCC el 23 de julio, a menos de un mes de la muerte de Carlitos Céspedes. La novedad fue que volvió a pararse bajo los tres palos Amílcar, el último sobreviviente de los hermanos. Esa tarde en el Paso Molino, Eduardo De Castro le dió el gol del triunfo al equipo de "Los Céspedes" y lo clasificó a la final de la serie local.

La final se disputó el 3 de setiembre frente a Wanderers con victoria tricolor por 5 a 3 con goles de Eduardo de Castro y Alejandro Cordero en dos ocasiones cada uno y el restante de Gonzalo Rincón.

La finalísima se jugó el 10 de setiembre en la cancha del Albion frente al poderoso Alumni de Buenos Aires, equipo que hizo historia en la República Argentina consiguiendo 10 títulos de campeón entre 1900 y 1911. Nacional formó esa tarde con Amílcar Céspedes, Carlos Carve Urioste y Boutón Reyes defensas, Miguel Nebel, Emilio Mongay, Arturo Rovegno, Carlos Cuadra y Gonzalo Rincón, Eduardo De Castro, Alejandro Cordero y John Diggs. A los 30 del primer tiempo, Eduardo De Castro convirtió el primer gol para Nacional; al comienzo del segundo tiempo Alumni empató el partido. Faltando pocos minutos para terminar el partido, Eduardo De Castro erró un penal pero se redimió marcando el 2 a 1 con un tiro desde afuera del área. El encuentro se hizo de ida y vuelta y Alumni volvió a empatar el partido. Faltando 10 minutos para terminar, Gonzalo Rincón le dio el primer título internacional a Nacional marcando el 3 a 2 definitivo.

La emoción de ese grupo de jugadores que hacia poco más de un mes había perdido a sus compañeros era indescriptible.

Luego de ese logro internacional, Nacional entró en un periodo de transformación que seria fundamental para cimentar las bases del club en los años venideros. Uno de los puntos altos de esos

años fue la obtención en 1906 de la personería jurídica por parte del gobierno de José Batlle y Ordoñez.

Nacional no escapaba a los patrones sociales imperantes a principios del siglo XX donde en el Uruguay y más precisamente en Montevideo, existía una alta aristocracia que dominaba los distintos estratos de la sociedad.

En 1910 ingresaron al primer equipo jugadores de condición humilde. Estos fueron Ángel Romano, Pedro Mazzullo, Antonio Benincasa y Juan Mazzullo, todos ellos albañiles. Esto comenzó a generar rispideces con algunos socios que no veían con buenos ojos esta apertura. Comenzaron entonces una serie de luchas dentro del club, las que en algún momento llegaron a hacer dudar de la capacidad de sobrevivencia del club de "los nacionales".

Llegamos así a la histórica asamblea del 3 de marzo de 1911 donde se debía elegir la nueva comisión directiva. Los "demócratas" que buscaban una institución abierta a toda la sociedad, triunfaron bajo el lema "Bolívar y Carlos Céspedes" promoviendo a la presidencia al Dr José María Delgado. También fue un bastión de esta candidatura y del triunfo, el "General" Manuel Rovira Urioste.

A partir de ese día, Nacional fue el club pionero que permitió el ingreso de personas de cualquier condición social. Como muestra de ello llegaron Abdón Porte, Manuel "Japonés" Varela, Alfredo Foglino (llamado el primer Mariscal) y Pascual Somma entre otros.

Esta "revolución" -como todas- no fue exenta de momentos dolorosos como la partida de socios, dirigentes y jugadores -que sostenían la otra posición- al club Bristol. Una muestra de este aire renovador ocurrió el 20 de agosto de 1911 cuando ante Bristol, jugó Antonio Ascunzi, primer jugador negro en la historia de Nacional. Recordemos que Isabelino Gradín, el primer jugador negro del Club Peñarol, llegó recién en 1916.

El año de 1911 también será recordado como el de la renovación del Gran Parque Central, el que fue reinaugurado el 2 de julio con victoria por 2 a 1 frente al CURCC.

Nacional no lograba el Campeonato Uruguayo desde la recordada final de 1904 -válida por el Uruguayo de 1903-, por lo que recuperar el titulo se había convertido en una obsesión. Para 1912 esta obsesión llega a su fin en base a un brillante equipo que ganó 12 partidos, empató y perdió tan solo uno. Ese equipo le ganó como local al CURCC por 2 a 0 y como visita, cuando el partido iba 3 a 0, el elenco de los empleados del ferrocarril se retiraron de la cancha a los 84 minutos.

Ese Campeonato Uruguayo fue el comienzo de una década plagada de triunfos locales e internacionales que sentaron las bases de los campeonatos de América, los Olímpicos y del Mundo obtenidos por la Selección Uruguaya en los siguientes 18 años.

Nacional supo transitar por aguas embravecidas durante estos años, sufriendo la perdida de dos de sus emblemas, llegando a una asamblea definitoria para su existencia como club y saliendo de ella mas fuerte que nunca gracias a la capacidad de sus dirigentes. Nacional abre las puertas de su casa a todo el pueblo oriental y desde todos los rincones de la República llegaran a vestir la camiseta blanca con un bolsillo en el corazón.

Pablo Fascioli

Bibliografia Consultada

"El Padre de la Gloria" Juan José Melos

"El Libro de Oro de Nacional-Los Cimientos de la Gloria" Diego Lucero

"100 años de fútbol-Historia del Club Nacional de Football" Davy

Foto: el-area.com (Nacional, primer campeón de la Copa de Honor uruguaya y rioplatense).


Pablo Fascioli

Ex Integrante de la Comisión de Historia y Estadística del Club Nacional de Football.





SEGUINOS

Crear una cuenta



Ingrese a su cuenta