Por decano.com
14 May 2016
cumpleaños
117
recibimos

Una expresión, un grito fuerte pero tranquilizador, que hoy cumple 117 años. Tradición nacional que en la mayoría de los casos se hereda, y en otros se absorbe en este país donde se respira Nacional.

En un día tan emotivo para todos los nacionalófilos, compartimos un mensaje que seguro tocará de cerca a todos los bolsilludos que hoy celebran los 117 años del Decano del Fútbol Uruguayo:

“Nacional sos el Decano, el primero y el más grande…el que escribiera la historia, del país campeón mundial”, cada vez que escucho la obra de J. Lavalle con la música de Puglia - Pedroza, se recrea en mi mente la imagen de mi viejo, es como que puedo verlo en el comedor de casa, cantando las estrofas del tango más lindo y sentido que alguien pudo escribir para un equipo de fútbol. Cuando niño esa era una escena que solía repetirse a los mediodías antes de que partiera rumbo a la escuela y que hoy seguramente a la distancia temporal, valoro aún más que en aquellos día. Porque Nacional es así, te lleva a eso: a amarlo cada día mucho más que el anterior, un sentimiento incomparable, una pasión que se incrementa con el tiempo y que en la adversidad se multiplica, porque el hincha de mi cuadro es así, acostumbrado a ganar por ser la institución más laureada, sin embargo, que en las malas se hace sentir en todo el país aún más. Eso nos diferencia, nos distingue y nos hace únicos. 

 Nuestro Nacional nació grande, desde sus inicios llevando con honor los colores de la Patria, ese azul, blanco y rojo que no todos pueden llevar y que con orgullo defendemos unidos, con amor, lealtad y coraje, sin dejar de lado la nobleza (porque no hay que confundirse, lo cortés no quita lo valiente) y eso nos caracteriza. La honestidad y transparencia de nuestros logros deportivos no acepta dualidad de criterio, ganamos lo que ganamos sin necesidad de otro equipo para sumar títulos, he ahí lo cortés, respetamos las reglas y normativa siempre y ello, no quita en lo más mínimo nuestra valentía para defender a la institución, no con agresividad, sino con lo que más duele a cualquier adversario que miente por querer parecerse: la verdad.

 Mi abuelo paterno Juan quien vivirá siempre en mi corazón, era oriundo de la ciudad de Mercedes, Soriano, mi viejo también es de allí pero se mudó a Montevideo en su época de estudiante. Era costumbre en mi hogar, cada vez que ganaba Nacional, sea cual fuere el partido, el contacto mío hacia Mercedes vía telefónica. Mi abuelo sabía que su nieto lo iba a llamar y yo que él estaría esperando el llamado. Casi de forma simultánea, los dos al escucharnos gritábamos, "¡Nacional nomaaaa!". Detrás de esa expresión había mucho, era un grito fuerte pero tranquilizador, me hacía sentir que el deber estaba cumplido porque como hincha del más grande, sabemos que nuestro deber es siempre ganar, ese espíritu tricolor me acompaña no solo en lo deportivo como hincha y socio, sino en la vida, salgo a ganar en todo lo que hago porque estoy acostumbrado a ello, soy hincha de Nacional. El triunfo luego es secundario, la actitud es lo que marca la diferencia y cuando se tiene esa mentalidad, es difícil que te veas derrotado ante un fracaso, tarde o temprano, siempre saldrás adelante. 

 Años después, ya con 33 en mi haber tengo un hijo que lleva el nombre Juan en honor a mi abuelo, ambos representados en el sector de los hinchas que aportamos para la creación de la bandera más grande del mundo como no podía ser de otra manera. Desde el primer día mi hijo es socio de Nacional y desde que sabe hablar dice Nacional nomaaaa! continuando con la tradición familiar. En breve Juan tendrá un hermano también varón, Joaquín, quien por supuesto seguirá los mismos pasos que él. Con el pecho inflado de orgullo, iré a la sede de 8 de octubre a hacerlo socio desde su primer día ¿saben por qué? Muchas cosas se aprenden siendo padre, lo más importante. A tu hijo le querés dar siempre lo mejor: valores, libertad, protección, educación, amor, ¿y qué más lindo en esta vida que ser hincha de Nacional? Ser bolso es parte del legado, desde la cuna hasta el cajón y en algún lugar en el cielo siempre se escuchará un "¡Nacional nomaaaa!".

Gracias a mi viejo por hacerme del primero y el más grande.   

Nicolás Russo Ambielle
Socio # 75762  


Taludistas

A decano.com, lo hacemos todos. Como parte de esta premisa -y ya desde hace varios años- decidimos darle categoría de nota a los mensajes que llegan a nuestro entrañable El Talud de decano.com y que nos parece que tienen el mérito suficiente para ser parte del sitio, más allá de El Talud. En este espacio replicaremos esos mensajes, una vez que abandonen el home de nuestra página.






SEGUINOS

Crear una cuenta



Ingrese a su cuenta