Por decano.com
5 Dic 2015
elecciones2015

Martín Sarthou, mayormente conocido por su rol de comunicador, se encuentra ahora en la carrera por un lugar en la Directiva de Nacional integrando la Lista 20.

Continuando con todo lo referido a las elecciones de nuestro club, a celebrarse el próximo doce de diciembre, continuamos con las entrevistas a los diferentes candidatos a la Directiva del decano. En esta oportunidad, hablamos con Martín Sarthou, integrante de la lista 20.

Sos una figura pública, ¿qué te llevó a volcarte a trabajar por la Lista 20 y por un lugar en la Directiva de Nacional?

El hecho de tener un trabajo con exposición y que por eso me transforme en una figura pública es accidental. Mi oficina tiene una cámara adelante y la gente puede ver mi trabajo desde su casa, pero no tengo dudas que la decisión la hubiera tomado de todas formas, independientemente de mi exposición pública. Soy un hincha y socio de toda la vida, provengo de una familia tricolor y desde chico he estado ligado a la vida participativa del club, ya que mi viejo era muy afecto a llevarme con él a las Asambleas. Pertenezco a aquella generación que entrelazó afectos en la tribuna Olímpica, donde muchos nos conocimos y forjamos amistades que aún perduran. Desde allí, siempre asistí a la vida política de Nacional con cierto distanciamiento, un poco de desdén y cierto enojo con algunas cosas que estaban pasando en el club en los últimos años. Estaba convencido de que era necesario un cambio pero no estaba cerca de ninguna de las posiciones. Conocía a Daniel Turcatti, Pablo Durán y Fito Sayago, y ellos me convocaron cuando comenzaron a armar el proyecto -quizás pesó el hecho de que fuera una figura pública, lo desconozco y aparte no tendría nada de malo-, me plantearon la idea y a su vez me pidieron que aportara, porque ellos sabían que había estado realizando unos cursos sobre temas deportivos en Holanda. Conversamos mucho, y más que la propuesta programática me entusiasmó la intención, que no es salir a conseguir algunos cargos ni buscar propuestas efectistas en estos días de campaña, sino explorar cambios verdaderos en Nacional, no específicamente la coyuntura, sino la forma de conducción. Eso me sedujo y acepté integrarme de corazón. En realidad no tengo mucho tiempo libre en este momento, es más, he reformulado mis tiempos de vida y de familia para que, en caso de que los socios elijan esta lista, poder cumplir con el compromiso asumido. Si no fuera así, no me hubiera embarcado en este proyecto.

Creo que hay una necesidad urgente de que Nacional vuelva a estar en la figuración que merece en el plano deportivo, pero sin una política adecuada es impensable lograrlo. Recordemos el plantel de 1980, que comenzó su campaña con aquellos goles de "Cascarilla" (Morales) ante Peñarol, un 4 de febrero. Ese no era un equipo que se había armado y consolidado pensando en ganar la Libertadores de ese año. En el '88 también hubo una cuota de fortuna en el modo en que se fue desarrollando el proyecto deportivo que nos permitió volver a ganar la Copa Libertadores. En los últimos tres años, Nacional tuvo un presupuesto récord, superando los cuarenta millones de dólares, y sin embargo no se consiguió absolutamente nada. Si no se apuesta a una política sana, ordenada, pensada, con objetivos, metas y plazos, quedás librado a los golpes de suerte. ¿La selección uruguaya es exitosa? Sí, ¿por qué? Porque se trabajó a mediano y largo plazo. En nuestro caso son tres años de mandato, no podés prometerle al hincha "el año que viene vamos a estar definiendo títulos internacionales", pero lo que sí podemos hacer a partir del 2016 es comenzar a ejecutar una política que nazca en la Comisión Directiva y que en la cancha tenga una misma línea de conducción. Es fundamental que las gerencias, en cada una de las áreas, estén profesionalizadas, respondan a políticas que son marcadas desde la Directiva, bajo supervisión profesional y respondiendo a la Directiva. Con objetivos puntuales y plazos para cumplirlos. Esa es la manera para armar una plantilla competitiva. En primer lugar, establecer una política de contratos, ¿qué contratamos? ¿para qué puestos? Obviamente que debe existir una sinergia importante entre el director deportivo, el entrenador y una comisión de contratos como para decir "vamos a contratar específicamente lo que necesitamos". Ahora bien, ¿cuál es el criterio a seguir? ¿Vamos a traer un jugador que está roto para recuperarlo en Nacional? ¿Vamos a renovar contrato por 2 o 3 años a jugadores mayores de 30? No. Debe haber política definidas. En casos de jugadores con cierta edad, el vínculo no puede exceder un año. No quiero poner ejemplos del resto del mundo porque no es comparable, pero es la tónica y es la lógica. Hay excepciones de futbolistas que están rindiendo a un nivel altísimo, pero no va más hacer experimentos. La intención es tener una plantilla joven, con un promedio de 25 años y mantener una columna vertebral. Esas serán las cosas que nos posibilitarán decir "Nacional contrata de esta manera, apunta a determinadas características y quiere jugar en función del proyecto que ha elegido". Los resultados se podrán dar o no, pero quienes conocemos la historia más larga y la más reciente de Nacional, nos vamos a dar cuenta si hay una intención y una política clara. Basta de probar con uno u otro y contratar a fulano porque anda en la vuelta y es necesario realizar un golpe de efecto para acallar los reclamos de la prensa y la tribuna, o contrarrestar la movida que haya efectuado en el mercado el tradicional adversario. No vas más, vamos a jugar el partido de Nacional.

¿Cuál va a ser el relacionamiento con la prensa? ¿Cómo se va dirigir Nacional a la prensa?

Nacional tiene que tener la mejor relación en todas las vías de comunicación, ya que es a partir de ellos que se llega al hincha y al socio. Uno puede ver en algunos sectores del periodismo deportivo algunos puntos de animosidad en algún momento, así como no acordar particularmente con una opinión -partiendo de la base de que el periodismo deportivo está más enfocado a la opinión-, pero esto no tiene que llevar al club a entrar en rencillas. Nacional debe tener la altura suficiente para manejarse con la cintura adecuada y saber ponerse firme ante quien sea cuando las circunstancias lo ameriten. Es preciso tener una política de comunicación hacia adentro y hacia afuera. Los medios de comunicación tienen que ser los aliados de Nacional a la hora de comunicar, porque esto no es para contarle qué está pasando a tal o cual periodista, sino para que los comunicadores le trasladen los sucesos a sus diferentes audiencias. Por otro lado, la comunicación hacia la interna, directamente al socio, al hincha, al allegado, la comunicación se hará por otros canales mucho más directos que con los que cuenta el club. Lo que sí es fundamental es tener una política de comunicación: quién habla, cuándo y de qué temas específicos. Porque sería bueno tener directivos designados para explayarse concretamente en temas que le son propios, sin que esto signifique limitar la opinión personal de cada uno de los dirigentes en relación a un tema. La misma conducta se debería observar en las áreas deportivas. Tener claro quien va a comunicar sobre ese aspecto, si el entrenador o el gerente deportivo, saber qué días se va a atender a la prensa, étc. Todo eso tiene que formar parte de una elaboración interna y una política de comunicación clara.


En lo que tiene que ver con la comunicación con el socio, te pongo el ejemplo de lo que me sucedía a mí. Siempre que quise acceder a alguna información de lo que estaba acontenciendo en Nacional, por más que llamara a quien llamara, no podía enterarme. Como socio tengo el derecho de saber cómo se contrata, cuánto dinero le ingresó al club por una venta, qué porcentaje nos corresponde de determinado jugador. Es cierto que no se puede comunicar todo para afuera, por aspectos éticos, legales y estratégicos, pero sí Nacional puede tener un canal de comunicación con el asociado, vía una reformulación de su página web, donde haya un resumen de las reuniones de Directiva. No escanear las actas y divulgarlas porque hay temas que pueden ser sensibles y delicados, pero que el socio tenga al alcance de la mano la información que puede manejar, incluso tener la información de quién votó que en los temas cruciales. Que el asociado tenga el conocimiento, en los aspectos que se puede y debe, de cuál es la conducta dirigencial. Quién asiste a las reuniones y quién trabaja. Este método le daría más responsabilidad a todos.

¿Tienen una idea de qué club van a recibir si les toca asumir la presidencia el próximo 13 de diciembre? Me refiero a qué en estado se encuentra.

Tenemos una idea. Sabemos que en el primer año de ejercicio no van a existir los ingresos que se tuvieron en el último. Se va a trabajar con un presupuesto mucho más acotado. El último ejercicio cuenta con los ingresos por transferencia de dos jugadores, Carlos De Pena y Gastón Pereiro, que son casos exepcionales. No en todos los trienios tenés ventas de ese tipo. Estos ingresos son los que terminan cerrando el balance como positivo. Un eventual gobierno de la Lista 20 no le teme al endeudamiento mientras sea ordenado. No más de un 20 o 30 por ciento. Hay vías de financiamiento, tenemos canales de crédito abiertos en caso de ser necesarios. Hay un punto que hemos discutido mucho y es una propuesta que nos gusta comunicarle al socio: queremos establecer un equis presupuesto, que se deberá mantener. Si un directivo quiere hacer una movida que exceda a ese presupuesto, deberá haber una responsibildad personal patrimonial respecto a cómo se endeuda al club. Si un dirigente quiere jugarse una aventura, deberá responder con su patrimonio ante una eventualidad, porque es muy fácil endeudarse con la plata del club. El endeudamiento de Nacional irá hasta cierto margen prefijado, de allí en más, el manejo será este que te estoy planteando.

¿Se van a rever algunos contratos o se va a respetar a rajatabla lo acordado?

En la Lista 20 contamos con Daniel Turcatti y Pablo Durán, que ambos son abogados laboralistas y de contratos saben, y mucho. Actualmente en Nacional hay acuerdos muy raros, con cláusulas muy disímeles, que dejan al jugador en situaciones, en algunos casos, incómodas. Nacional tiene que tener establecida una política de contratos. Un contrato tipo, igual para todos los contratistas que deberán saber de antemano cómo actúa y contrata Nacional. Por supuesto que hay que tener flexibilidad ante cada negociación, pero no locuras que involucren indemnizaciones por pagos fuera de fecha. Actualmente Nacional paga los aportes tributarios de sus jugadores. En nuestro gobierno vamos a obligar que todos los contratos cumplan las mismas funciones, tanto en el área deportiva como en la administrativa.

¿Se la va imponer este cambio a los que ya están?

En ese terreno prefiero que hablen los abogados laboralistas, porque obviamente hay claúsulas que plantean multas ante los incumplimientos y ellos verán cómo se puede proceder. Lo que sí podemos asegurar es que, en la eventualidad de un gobierno nuestro, los próximos contratos deberán ajustarse a la política de convenios que vamos a establecer. Es muy difícil cambiar un contrato ya firmado. Es un documento vinculante y es un compromiso asumido que tiene que ser respetado. Estos casos se tendrán que negociar. Si bien son una responsibilidad heredada, nos encargaremos de asumir y cumplir, pero a partir de el momento  de la gestión Turcatti - Durán, será diferente.



Recientemente iniciaron las obras en la tribuna Atilio García. ¿qué va a pasar con el Parque Central si asume la presidencia Daniel Turcatti?

Para nosotros el proyecto del Parque es defendible, amén de que está aprobado y hay compromisos asumido que hay que cumplir. En lo personal -y compartido por varios compañeros que integran la lista, principalmente su cabeza-, el hecho de constatar una división en una Asamblea del club, hace necesario escuchar el reclamo. Dentro de las muchas demandas que hubo ese día, hay que prestar especial atención a lo que refiere a la ubicación de palcos en la tribuna Abdón Porte. Hay que pensar y readecuar el proyecto atendiendo a ese punto. Ahora, ¿qué pasa con quienes compraron un palco en la Abdón si finalmente decidimos no construirlos? Habrá que indemnizarlos, haciéndoles una oferta adecuada. Será más o menos difícil, pero no podemos dejar de pensar en la necesidad de actuar en función de lo que es un reclamo de la masa social.

¿No es atendible también la voluntad de aquellos que optaron por comprar un palco en la Abdón Porte, porque tenían el firme deseo de contar con un palco en esa tribuna?

Quizás no se puedan cambiar las condiciones. Pero también puede ser que haya un solo palquista que se niegue ha ceder, argumentando su derecho adquirido. Lo importante es que no podemos dejar de escuchar a este importante sector de hinchas, así como a los adquirientes de palcos, para buscar entre todos una solución intermedia, el camino a tomar. El proyecto ofrece la posibilidad de realizar modificaciones. Razonando con los palquistas, creo que estos entenderán cuál es la intención que hay detrás de una alteración del proyecto.

El hincha de Nacional está clamando desde hace mucho posicionar al club en el mercado interno y en el mundo. Tenés una licenciatura en marketing deportivo, obtenida en Holanda, lo que te transforma en un referente sobre el tema. ¿Qué hay que hacer para instalar la marca Nacional en el mundo? ¿Es posible?

Sí, claro. Uno tiene que pensar primero en términos del mercado local y luego en el internacional. Nacional debe desarrollar aún más la áreas que tiene destinadas a estos efectos. Hace poco un amigo cordobés vistó Montevideo -él es socio de Nacional por mí, así como yo lo soy de Talleres por él-, y no pudo conocer el Parque Central ni comprar una camiseta en la sede porque era domingo y ambos estaban cerrados. Esa es una falla enorme en el marketing deportivo. La marca Nacional debe ser valorada a nivel internacional, para eso hay que tener una política estructurada, con objetivos marcados que será necesario cumplir. Nacional afronta giras en los mercados tradicionales: España, Italia y en la región. Pero hay otro mercado, que está siendo llevado adelante por gente con la que desarrollé la licenciatura, que ofrece una alternativa. Una de estas personas es el responsable de marketing de una nueva Liga, multimillonaria, que está interesada en posicionarse en el mundo y empezar a figurar. Una Liga que nunca ha tenido el más mínimo reconocimiento porque anteriormente no le había prestado atención al fútbol. Te estoy hablando de la Súper Liga India. En su momento quisieron llevarse a Álvaro Recoba. Es un mercado donde hay mucho dinero como te decía, y desde el que me han planteado llevar a Nacional a competir en una gira. Me han propuesto incluso, la posibilidad de ir con el Chino integrando la delegación. "Sería un gran golpe, porque acá en India aman a Recoba. Aunque no venga a jugar, simplemente acompañando. Sería una gira muy exitosa" me han dicho. La valoración económica que me hacían de esa gira era tremenda. Ni se compara con el cachet que Nacional puede percibir disputando amistosos en Argentina, Brasil o incluso en algunos países europeos. Lo mismo me pasó sondeando las posibilidades en los Emiratos Árabes. Sé que nos suena muy distante y son desconocidos en el ambiente futbolístico, pero hay mucho dinero y quieren ver a Nacional ahí.¿Por qué no llevarlo entonces? Son nuevos mercados que es necesario y provechoso abrirlos. Es una oportunidad de negocios que no se puede desatender. Se me ha acercado gente de Qatar, interesada en contar con la presencia de Nacional en su país y proponiendo intercambios estratégicos. Ofreciendo un intercambio de experiencias entre equipos y jugadores de su región y Nacional.

¿Es gente con la que tuviste contacto durante tus estudios en la Universidad Johan Cruyff?

Compañeros que hoy ocupan cargos en la Qatar Foundation o son responsables de marketing de la Super Liga India, que me han propuesto acuerdos estratégicos, ¿cómo no hacerlos? Son nuevos mercados que hay que incorporar, obviamente sin desatender otros. Tenemos que adecuarnos a los nuevos segmentos y desarrollar nuevas oportunidades de negocio. Para eso tiene que haber una política adecuada. Estudiar los calendarios, ya que los asiáticos no coinciden 100% con los sudamericanos, pero a su vez no te exigen que vayas con el plantel principal. A veces les basta con ver la camiseta y el escudo, esa es la marca que vale. Que no sea solo una gira, sino todo un hecho promocional.

Hablando del marketing hacia la interna, ¿por qué ir al Parque, para muchos, es simplemente asistir a un partido de fútbol? Tenemos que transformar eso en vivir la experiencia de ir a ver a Nacional. Si logramos recuperar patrimonialmente la sede, ¿cuántos interesados habría en asistir a un partido del club decano de Uruguay y con posterioridad -o con antelación-, poder recorrer la sede y realizar ese paseo por la gloria de Nacional, acompañanados por glorias del club?  Recuperemos la oportunidad de tener una experiencia de ver a Nacional. Una experiencia de negocio también. Detrás de ello habrá una ingeniería de marketing para que, quien concurra al partido, no limite su particpación a pagar una entrada para ver un espectáculo deportivo. ¿Por qué no llegar al Parque y encontrar en tu asiento una publicación en las que encuentres datos de interés? En definitiva, darle algo al espectador, más allá de ver a Nacional -que es el motor que lo lleva-, un aporte que le permita vivir la experiencia y que se retire  satisfecho. Dentro de todo este espectro, hay muchas oportunidades de negocio. Hay empresas que, en las copas internacionales, reparten entradas entre su personal. A esas compañías se les puede vender un palco entero para que inviten a sus clientes, y al finalizar el partido o en el entretiempo, darle la posibilidad de tener determinados accesos. Lo que en la música se conoce como "meet & greet", o sea "conocer y saludar". Son oportunidades de negocio que Nacional no puede desatender. Esos son algunos ejemplos, dentro del marketin de negocios existe una ingeniería para llevar adelante muchas otras. Las realizables y concretas serán las primeras.

Supongo que los jugadores que están actuando en el interior deben tener algunas condiciones que le impidan en sus contratos transformarse en embajadores de Nacional. ¿Será posible encontrar el modo que, sin perjudicarlos, difundan a Nacional?

Creo que sí. Luis Suárez lo hizo con la campaña del Tricosocio, promocionando a Nacional pero vistiendo la camiseta del Barcelona. Y es lógico porque es quien le paga el sueldo. En este mismo sentido, te digo que los jugadores del club deben tener sus claúsulas de promoción. Tienen que saber que parte de su trabajo es representar a Nacional, y no solamente en la cancha, sino en imagen.

Volviendo al punto inicial, se podría explorar que posibilidades hay. Quizás incluso en acciones que sean conjuntas con sus equipos. Sacando el ejemplo del Barcelona, de pronto hay jugadores que están en otras instituciones a las que el mercado sudamericano les resulte muy atractivo para promocionar su marca, tal como lo hace Suárez luciendo la indumentaria de su  equipo. Tal vez se pueda convencer al PSV en el caso de Pereiro o al Middlesbrough con De Pena, para que nos presten la imagen del jugador, haciéndoles notar que pueden obtener un beneficio.



¿Cómo viene siendo la experiencia de ustedes en el mano a mano con los socios?

Hay mucha gente que vota por primera vez y nos han demostrado, en el intercambio que estamos teniendo, que quieren saber absolutamente todo. Lo que reclaman es conocer. Lo mismo me que pasaba a mí y que me llevó a ingresar a esta propuesta y comprometerme. Estoy encantado de haberlo hecho. Es por eso que desarrollamos herramientas para transparentar la gestión. Para evitar que suceda como acontece en la política nacional, que ven a los candidatos cada cinco años, nosotros nos hemos comprometido a sesionar en el interior del país. Llevar periódicamente a Nacional en lo deportivo y en los institucional al interior. Hemos comprobado que hay dos exigencias claves: la gente clama por un cambio y por conocimientos, la gente quiere saber qué pasa institucionalmente con Nacional.

Ernesto Flores
decano.com


Elecciones 2015

En este espacio repasamos todas las notas previas y posteriores a las Elecciones 2015 del Club Nacional de Football





SEGUINOS

Crear una cuenta



Ingrese a su cuenta