Por Recibimos y publicamos
16 Abr 2015
Ruppel

Una de las primeras entregas a decano.com fue un artículo sobre el salteño Olivera. Una noche se comunicó agradeciéndome porque el hincha aún lo recuerda.

SERGIO “PITUFO” OLIVERA

Un ejemplo para vos botija.

Una de las primeras entregas a decano.com fue un artículo sobre el salteño Olivera. Una noche se comunicó agradeciéndome porque el hincha aún lo recuerda y emocionado también abrió su corazón. Vale la pena leerlo y, para aquellos pibes que están comenzado, que sepan que no todo es dinero.

 

“De a poco se formaba el equipo que ganaría la Copa Libertadores e Intercontinental (1988), antes la Supercopa se nos escapó por poco, tuve la posibilidad de hacerle goles a los cuadros brasileros (2 al Flamengo y 2 al Cruzeiro) y surge el interés firme del Flamengo ya se había hablado algo ya en el vestuario del Maracaná, después del partido revancha con el Flamengo. Los dirigentes brasileños fueron con un dinero y Nacional le pide 1 millón de dólares, los brasileños me querían pero ni loco pagaban esa plata y yo ni loco me iba en ese momento de Nacional. El tiempo me iba a dar la razón porque con ese equipo ganaríamos la Libertadores y la Intercontinental, hice la mejor elección,  entrar en la historia del mejor equipo del mundo no tiene precio,  el dinero va y viene pero la foto de la Libertadores esta en las vitrinas del club y yo estoy ahí eso no me lo saca nadie, pasaran los años pero en la historia quedan los ganadores. Quizás con ese dinero hoy estaría solucionada mi vida,  quizás abre un mundo de preguntas, era el mejor momento para irme y si con toda esa plata te imaginas no andaría en la motito vieja que me regalo mi amigo Mario por recomendarle un jugador, buscando la diaria en el almacén que tengo en mi casa,  luchándola día a día en silencio , porque lamentablemente hoy el que no te conoce y le dicen “este jugó en Nacional y salió Campeón del Mundo” y te ve en una moto destartalada dice “¡que va a jugar!  y ¿qué hizo con la plata? ¿Qué hace acá en Salto? Y si, si  ven a Cavani en terrible auto, ven por la tele a los jugadores de todo el mundo llegar en autos lujosos,  la plata que se maneja,  hoy en día metes dos partidos buenos y vales millones aunque nunca ganes nada, pero solucionan la vida y en un mundo consumista como el que vivimos hoy eso manda y si que te vas a calentar hoy se preparan para ganar plata los títulos los dejan de lado”.

“No tengo dinero no tengo jubilación, la peleo en la diaria, sigo en el futbol trabajando con juveniles, quizás para muchos incrédulos pase desapercibido o la mas fácil que te vean y digan “en donde jugó este?. ¡Mirá como anda!”  Lo bueno que encontré un montón de amigos del futbol y una cantidad de hinchas de Nacional que te lo hacen saber que fuiste importante para ellos,  que por un momento le diste la alegría de gritar un gol de festejar un titulo,  el hincha te reconoce y eso no tiene comparación,  que por lo menos lo poco que hice esta en el recuerdo de esa hinchada gloriosa, por eso digo pasaran los años pero mi nombre esta escrito a fuego en la historia de Nacional , si no tengo nada pero estoy tranquilo que por Nacional lo di todo y puedo decir con el máximo orgullo yo estuve ahí…me emocioné,  no se porque arranque para este lado, quería comentarlo “.

Raul Ruppel.-

Nota: en la foto Sergio Olivera es el que está abrazado con Daniel Carreño, ambos de campera.


Raúl Ruppel

Ruppel atesora y comparte una cantidad de recuerdos del glorioso Club Nacional de Football







SEGUINOS

Crear una cuenta



Ingrese a su cuenta