Por Analía Filosi
3 Ene 2014
Analía

Sé que Gerardo Pelusso no genera unanimidad entre los hinchas bolsos, pero es el hombre que Nacional necesita ahora.

No es un mago. No es el dueño de la verdad. No es perfecto… Pero el entusiasmo con el que llegó, la fuerza que trasmite, y sus declaraciones entre pícaras y directas ya para mí fueron importantes para empezar a creer de vuelta. Sé que Gerardo Pelusso no genera unanimidad entre los hinchas bolsos, pero es el hombre que Nacional necesita ahora.

Es el hombre que reúne las condiciones para devolverle al plantel la mística, la confianza y la mentalidad que faltó para ganar un último partido del Apertura que, solo con pensar que somos un equipo grande, nunca debimos haber perdido.

Por lo que me han contado y pude palpar, Rodolfo Arruabarrena es una gran persona y un gran profesional. Pero vaya a saber si por su condición de extranjero, de conocer poco el medio, de ser tan testarudo en algunos casos como para preferir morir con la suya antes que abrir los oídos y aceptar consejos, no fue el Director Técnico que Nacional necesita. 

Tampoco hay que ser tontos y pensar que el entrenador fue el único culpable de lo que ocurrió el año pasado. Hay muchas responsabilidades más, tanto entre los jugadores como entre los dirigentes. Como dijo Cecilia en su columna habitual de Decano, muchos nos quedamos con ganas de escuchar de bocas de varios reconocer esa culpa.

No sólo Arruabarrena tenía que hacerlo. Si bien nunca es tarde para asumir un error, ya pasó un tiempo y la mejor forma de hacerlo ahora es cambiar la actitud, no repetir errores y hacer por el equipo todo lo que no se hizo el año pasado. Sea por una posición equivocada, sea porque no se pudo. No importa, no se hizo.

No se trata de un borrón y cuenta nueva, y que Pelusso haga milagros. Se trata de mirar atrás, identificar lo que no se hizo bien, aprender de esa equivocación y tomarla como enseñanza para no caer en ella una vez más en este nuevo año. Se trata de mirar el presente, valorar los jugadores buenos que tenemos –que son varios- y tratar de sacarles el mejor jugo, además de procurar refuerzos para llegar al nivel esperado. Y se trata de mirar adelante, proyectar un trabajo distinto al que se hizo dado que se comprobó que no fue efectivo, e ir dando los pasos necesarios para avanzar. Sea en la Libertadores, sea en el Uruguayo o, simplemente, sea en un mejor juego, algo que el hincha de Nacional valora mucho.

Con apenas unos días de trabajo, cuando es imposible que se vean cambios o resultados, importa entonces que, al menos, los ánimos y las ideas se impongan y contagien optimismo para así alcanzar objetivos. Y en eso, Pelusso ha dado un gran paso, ha mostrado otra cara, ha habilitado sueños pero con pies sobre la tierra.

Es un gran primer paso, paso que Nacional necesitaba para empezar a creer una vez más.

El puntapié inicial que deseaba fue dado, ahora espero que el resto del partido y su resultado estén a la altura de la grandeza de Nacional.  

Analía Filosi

Foto: tenfield.com.uy


Analía Filosi

Licenciada en Ciencias de la Comunicación de la Universidad Católica. Periodista del diario El País desde 1994 a la fecha como integrante del staff de la revista Sábado Show, con colaboraciones en otras secciones en distintos momentos (Ciudades, Educación, Política, Economía, suplementos especiales). Trabajó en TV ("Deporte Total", Canal 10), radio ("Tercer tiempo", Radio Rural) y medios digitales (portal Terra, de Telefónica). Fue corresponsal de Uruguay para el mensuario estadounidense "De Norte a Sur".





SEGUINOS

Crear una cuenta



Ingrese a su cuenta